• La alimentación y la actividad física son factores que influyen directamente en la salud de las personas. Dos personal trainers certificadas explicaron para El Diario cómo una persona que sufre de obesidad puede generar cambios paulatinos en su mente y cuerpo

La obesidad es uno de los problemas sociales y de salud más importantes en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que esta enfermedad ha alcanzado proporciones epidémicas y estimó que desde 1975 el número de personas obesas se ha triplicado. Para el año 2016, al menos 1,9 millardos de adultos padecieron obesidad, al igual que 340 millones de niños y adolescentes.

En vista del crecimiento de la población obesa, desde el año 2020 se celebra cada 4 de marzo el Día Mundial de la Obesidad para concientizar a la población sobre los riesgos de esta patología y fomentar soluciones prácticas para ayudar a las personas a lograr mantener un peso saludable con un tratamiento adecuado.

La OMS destaca en su página web que la obesidad puede prevenirse, y la actividad física puede ser un factor esencial. En este sentido, dos personal trainers explicaron a El Diario cuáles ejercicios se pueden realizar para comenzar a tener una vida saludable.

¿Qué es la obesidad y cómo se determina?

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) detalla que la obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

En su página web, el organismo explica que la forma simple de medir la obesidad es mediante el índice de masa corporal (IMC). Este se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por el cuadrado de la talla en metros. “En el caso de los adultos, una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso”, señala.

La OPS indica que la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, patologías cardiovasculares, hipertensión y los accidentes cerebrovasculares, así como varios tipos de cáncer.

¿Cuáles son los primeros pasos para iniciar una vida saludable luego de ser diagnosticado con obesidad?

Generar hábitos

Nubia Silva, personal trainer certificada por la Federación Española de Actividades Dirigidas y Fitness (FEDA), detalló que el primer paso para generar un cambio importante es cuando la persona concientiza que sufre de obesidad y que debe buscar mejorar, debido a que es una patología incluye factores como la ansiedad, el estrés y el autoestima.

Leer más  El teatro como experiencia de inserción laboral para personas con síndrome de Down en Venezuela 

La entrenadora destacó que una vez la persona es consciente de que sufre de esa enfermedad, debe comenzar a generar o mejorar hábitos alimenticios y deportivos. Sostuvo, que aunque hay quienes les cuesta el tema de los ejercicios, estos pueden iniciar manejando mejor los alimentos que consumen.

Sobre la alimentación, indicó que comer bien no es sinónimo de hacer dieta y que para realizar comidas saludables se debe poner en juego la creatividad y buscar los alimentos con los que vayan notando cambios. 

En este sentido, Silva señaló que las personas que sufren de obesidad podrían sustituir algunas comidas por otras, cambiar los alimentos procesados por frutas y vegetales frescos. Para quienes no les gustan los vegetales, recomendó que podrían comenzar agregándolos a la masa de la arepa o tortillas.

blank
Todos los grupos alimenticios son necesarios, las frutas, los vegetales, las proteínas y carbohidratos, solo hay que dosificar lo que el cuerpo necesita y no darle demás porque ese extra que se le da al cuerpo se va a convertir en grasa. Es importante consumir las porciones que corresponden”, agregó.
¿Cuáles son los primeros pasos para iniciar una vida saludable luego de ser diagnosticado con obesidad?

Reducir el consumo de azúcar 

Ashly Prieto, personal trainer y especialista en nutrición fitness certificada por la Asociación Internacional de Ciencias del Deporte (ISSA, por sus siglas en inglés), señaló que un factor importante es reducir el consumo de azúcar al máximo.

blank
Una de las cosas que más nos hacen daño es el consumo de azúcar, por lo que una vez se comiencen cambios en el estilo de vida se debe restringir la ingesta de azúcar, porque además esta crea como una adicción que hace que quieras siempre seguir comiendo”, agregó.

Aunque existen sustitutos del azúcar para endulzar, la entrenadora puntualizó que lo principal será siempre elegir lo natural, como el consumo de frutas. A su juicio, si una persona cambia el azúcar y de una vez empieza a consumir edulcorantes, esta continuará adicta a la sensación de dulce, por lo que se recomienda que se disminuya la cantidad de su consumo.

Leer más  Daniela Rivera, la velerista de Lechería que sueña con participar en los Juegos Olímpicos París 2024

Dentro de los edulcorantes, los más recomendables son la estevia y el Monk Fruit. “Al igual que todo, no se puede abusar de ellos, porque al final pueden dejar la misma sensación de querer consumir más alimentos”, enfatizó. 

Ayuda psicológica

Prieto destacó que las personas que sufren de obesidad también podrían manejar su situación de la mano con un psicólogo. Esto podría ayudar a manejar la ansiedad que sufren algunas de ellas que les da por comer de más.

“Si la persona va de la mano con profesionales médicos como el psicólogo y nutricionista, le será mucho más fácil el camino”, aseveró.

En este sentido, mencionó que las dietas restrictivas no deberían de realizarse y que las personas solo deben ir adaptando su alimentación progresivamente. “No se debe pasar hambre, y si no se pasa hambre no se debería sentir ansiedad de querer estar comiendo constantemente. Es un plan integral para sentirse completo y bien”, subrayó.

¿Cuáles son los primeros pasos para iniciar una vida saludable luego de ser diagnosticado con obesidad?

Caminar, un factor esencial

Nubia Silva explicó que lo primero que le recomienda a una persona con obesidad es caminar. Esta actividad física incrementa el gasto calórico y ayuda a perder peso de forma progresiva.

“Las personas pueden hacerlo donde sea, en un parque, en la casa, en un gimnasio. También pueden combinarlo con otros ejercicios que les llame la atención, como bailar o manejar bicicleta. El objetivo es hacer cualquier actividad que les permita moverse”, 

Sostuvo que luego de que una persona está bajando de peso, puede realizar otros ejercicios con el acompañamiento de un personal trainer, el cual sirve de guía y motivación.

Silva mencionó que el entrenador debe ir evaluando cómo la persona con obesidad está ejecutando los ejercicios, de forma que pueda intervenir en aquellos donde se presente dificultad, para mejorarlos progresivamente.

blank
Muchas veces una persona con sobrepeso ve resultados más rápido que una que tiene que perder poco peso. Cuando comienzan a complementar la comida con el ejercicio, la pérdida de peso es mayor, a eso se le suma la motivación y el seguimiento por parte del entrenador”, indicó.
blank

Proponerse metas cortas y pequeñas

La entrenadora Ashly Prieto indicó que las personas que sufren de obesidad deben proponerse metas cortas y pequeñas, debido a que cambios abruptos en todos los hábitos podría abrumarlas y hacer que desistan al poco tiempo.

Leer más  Daniela Rivera, la velerista de Lechería que sueña con participar en los Juegos Olímpicos París 2024

Coincide en que caminar es una de las mejores opciones para comenzar a cambiar la rutina. “Probablemente una persona que sufre de sobrepeso no realiza ninguna actividad física, por lo que realizar esa actividad la puede ayudar a cuidar la parte cardiovascular que quizás no la tenga tan desarrollada”, puntualizó.

A su juicio, no hay forma de llevar una vida sana sin una buena nutrición. En este sentido, recomienda que se debe ir de la mano con un nutricionista que ayude a formular las cantidades y los tipo de alimentos que se deben consumir 

Prieto señaló que es importante el consumo de agua, debido a que en algunas ocasiones las personas confunden la sed con el hambre. “Muchas veces que no tomamos suficiente agua, sentimos que tenemos hambre cuando realmente tenemos sed”, agregó.

Ejercicios con peso

Nubia Silva destacó que cuando se complementan los ejercicios cardiovasculares con los de musculación, la pérdida de grasa corporal es mayor. No obstante, sostuvo que se debe tener cuidado con la ejecución de los ejercicios de peso y las máquinas que se usen. 

“Hay que tener cuidado con las máquinas y el peso que se van a indicar a una persona con obesidad, porque hay que resguardar sus articulaciones que seguramente por el sobrepeso no puedan tener una buena flexión o hiperextensión de caderas o rodillas. El entrenador debe evaluar el rango de movimiento de la persona para ir guiándola”, explicó.

Leer más  El teatro como experiencia de inserción laboral para personas con síndrome de Down en Venezuela 

Entre los ejercicios que pueden realizar, mencionó las sentadillas, ejercicios en máquinas de extensión de rodilla, de femoral sentado, de jalones de espalda, de remo, entre otros. “Estas actividades van a ayudar y la persona sentirá que su cuerpo está mejorando y cambiando”, añadió.

blank

Por su parte, Prieto señaló que hay una falsa creencia de que si se tiene sobrepeso no se pueden hacer pesas. A su juicio, se debe comenzar a desarrollar músculo desde el primer día, debido a que mientras mayor sea la cantidad de músculo que se tenga, mayor consumo de calorías tiene el cuerpo. 

“Tanto los ejercicios de cardio o de peso ayudan a quemar calorías, que al final se traduce en quema de grasa. Estos tienen que ir de la mano para que ese objetivo de reducir el índice de grasa se logre correctamente”, afirmó. 

Agregó que no hay excusas para comenzar a realizar ejercicios, debido a que los que no puedan costear un gimnasio, pueden conseguir información detallada de rutinas en canales como Youtube y en otras plataformas. Aunque siempre asesorados por un especialista.

En este sentido, Silva precisó que las personas también cuentan con las máquinas en los diferentes parques de Venezuela. La entrenadora considera que estos espacios funcionan para que las personas vayan adaptando su cuerpo al ejercicio. De igual forma, en la casa también se puede realizar actividades físicas con la ayuda de herramientas como las mancuernas y ligas. 

blank
El objetivo es activar la vida saludable, por lo que se debe buscar todos los mecanismos o facilidades que se tengan en el entorno para lograrlo. Cuando la gente entiende que es un tema de salud, comenzar es un gran paso”, aseveró.

Las entrenadoras coinciden en que se debe tener paciencia, ser constante y tener disciplina para lograr los objetivos. Silva sostuvo que las personas ”deben estar conscientes que pueden ir a su ritmo pero sin desistir”. 

Noticias relacionadas