• El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó de “monstruosidad” el hecho en el que un hombre de 25 años de edad atacó a los niños y luego se entregó a las autoridades | Foto: EFE

Al menos cuatro niños murieron y tres resultaron heridos en un ataque a una guardería en la ciudad de Blumenau, en el sur de Brasil.

Un hombre de 25 años de edad invadió la guardería Cantinho Bom Pastor con un arma blanca, atacó a los niños y después se entregó a las autoridades, de acuerdo con la Policía Militar, citada por medios locales.

Este ataque se produce diez días después de otro que tuvo lugar en un colegio de Sao Paulo, donde un adolescente de 13 años mató a cuchilladas a una profesora e hirió a otras cuatro personas.

EFE

Varias unidades de los bomberos y la Policía han acudido al lugar de los hechos para atender la emergencia.

“Fueron confirmados cuatro menores fallecidos y tres fueron trasladados al hospital”, indicó el Cuerpo de Bomberos, que informó de que “otros órganos de seguridad pública” también están actuando en la zona para investigar el episodio.

Por el momento, se desconoce el estado de salud de los heridos, aunque la prensa local señala que hay al menos un niño con un cuadro clínico grave.

Lula califica de “monstruosidad” el asesinato de cuatro niños en guardería

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó de “monstruosidad” el asesinato de cuatro niños en una guardería de la ciudad de Blumenau.

“No hay dolor mayor que el de una familia que pierde a sus hijos o nietos, aún más en un acto de violencia contra niños inocentes e indefensos”, escribió el mandatario en sus redes sociales.

EFE

Según Lula, “para cualquier ser humano que tenga un sentimiento cristiano, una tragedia como esta es inaceptable” y un “acto absurdo de odio y cobardía”.

El presidente brasileño transmitió sus “sentimientos y oraciones” a las familias de las víctimas y a “la comunidad de Blumenau.

Otros ataque similares

En los últimos meses se han venido repitiendo agresiones similares en otros centros educativos de Brasil, un país que hasta hace poco no estaba acostumbrado a estos actos violentos.

Además del ataque de hace diez días, el 25 de noviembre de 2022 un adolescente de 16 años mató a tiros a cuatro personas en dos ataques sucesivos a dos escuelas cercanas en Aracruz, en el estado de Espíritu Santo (sureste).

Dos meses antes, un hombre armado con un revólver y dos cuchillos invadió una escuela cívico-militar y mató a una estudiante con discapacidad, en el estado de Bahía (noreste).

Asimismo, el 13 de marzo de 2019, dos antiguos alumnos entraron en una escuela de la ciudad de Suzano, a unos 60 kilómetros de Sao Paulo, asesinaron a cinco estudiantes y a dos trabajadoras, y dejaron una decena de heridos, antes de que ambos se quitaran la vida.

Con información de EFE

Noticias relacionadas