• Autoridades del Departamento de Salud realizarán labores de fumigación en las áreas identificadas luego de que se reportaron 5 personas contagiadas

Autoridades sanitarias de Estados Unidos (EE UU) emitieron una alerta tras la confirmación en los últimos dos meses de cinco casos de transmisión local de malaria en los estados de Florida y Texas.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron al personal médico, autoridades sanitarias y público en general sobre estos cinco casos. Sin embargo, aclararon que el riesgo de transmisión local de malaria en EE UU es “extremadamente bajo” y pidieron mantenerse vigilantes en determinadas zonas del país.

Los CDC señalaron que cuatro de esos casos han sido identificados en Florida, estado en donde se registró el último incidente de transmisión local de malaria en EE UU, cuando en 2003 se registraron ocho casos en el condado de Palm Beach.

Leer más  Cómo usar la función de usuarios extra en Netflix: una opción para invitar a personas a la plataforma

Las autoridades del sur de Florida confirmaron que los últimos casos fueron identificados en el condado de Sarasota y se trata de cuatro personas que no viajaron al extranjero y ya han sido tratadas y curadas.

Con miras a mitigar el riesgo de transmisión, las autoridades sanitarias informaron que realizan labores de fumigaciones aéreas y terrestres en las áreas identificadas.

¿Qué es la malaria?

La malaria es una enfermedad que se transmite a las personas a través de picaduras de mosquito. De no tratarse a tiempo, es potencialmente mortal, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las zonas con mayor índice de casos son en África y en la India.

Otro caso de malaria

El 23 de junio, el Departamento de Salud de Texas confirmó el registro en el condado de Cameron, al sur de Texas, de un caso de transmisión local de malaria.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Lunes 19 de febrero

Los CDC descartaron que los cuatro casos de Florida y el de Texas estén relacionados entre sí, pero informaron que permanecen en monitoreo constante en busca de casos adicionales, además de tomar medidas de control, de acuerdo con la agencia de noticias EFE.

No obstante, los CDC piden a la población protegerse, en especial los residentes de áreas donde las condiciones climáticas permiten que el mosquito anofeles sobreviva durante la mayor parte del año, además de lugares donde se concentran viajeros de áreas donde esta enfermedad es endémica.

En 2012 se reportaron 65 casos de malaria importada en Florida, es decir, asociada con viajes fuera del país o inmigración, de acuerdo al Departamento de Salud de ese estado.

Leer más  INTT: ¿cuáles son las licencias para menores de edad que se pueden tramitar para conducir en Venezuela?

Las autoridades sanitarias recomiendan a la población tomar medidas de protección (como cubrirse y drenar el agua estancada) para evitar estar expuestos a la picadura de los mosquitos y una posible infección.

Sería la primera vez en 20 años que se reportan casos de malaria de transmisión local en EE UU, señalaron los CDC, principales autoridades sanitarias de ese país a través de un comunicado.

Foto: Getty Images

Tratamientos recomendados por la OMS

Artemisinina combinada con terapia a base de medicamentos (ACT): es un tratamiento de primera línea para la malaria que combina artemisinina con otro medicamento antimalárico de acción prolongada. Los ACT son altamente efectivos y contribuyen a la reducción de la carga parasitaria.

Quinina: es un medicamento antimalárico utilizado para tratar la malaria en etapa grave o de mayor complicación en el paciente, incluida la causada por Plasmodium falciparum resistente a los ACT. Se administra por vía intravenosa en entornos hospitalarios bajo estricta supervisión médica.

Leer más  Miss Mundo: ¿dónde y cuándo se realizará la edición 71 del concurso de belleza? 

Cloroquina y sulfadoxina-pirimetamina: son utilizados en áreas donde la malaria es sensible a ellos. La cloroquina es efectiva contra Plasmodium vivax, Plasmodium ovale y algunas cepas de Plasmodium malariae. La sulfadoxina-pirimetamina también se utiliza para prevenir y tratar la malaria en embarazadas.

Primaquina: se utiliza para tratar la malaria vivax y ovale, ayuda a eliminar las formas del parásito que permanecen en el hígado y pueden causar recaídas. Su uso está limitado debido a posibles reacciones adversas en personas con deficiencia de la enzima glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD).

Cualquiera de estos tratamientos existentes para combatir la malaria debe ser estrictamente supervisado por médicos especialistas.

Noticias relacionadas