• Algunos animales pueden traspasar bacterias, virus, parásitos y agentes externos a las personas

El coronavirus, la gripe aviar y la toxoplasmosis, son solo algunas de las enfermedades que transmiten los animales a los humanos, sin embargo, existen otras que afectan a muchas personas en el mundo. Aunque no son muy comunes, pueden ser graves y en algunos casos, mortales. A estas afecciones se les conoce como enfermedades zoonóticas.

Estos padecimientos pueden ser causados por bacterias, virus, parásitos u otros agentes patógenos que se encuentran en los animales y pueden contagiar a las personas directamente o a través de insectos o alimentos contaminados.

En los últimos años, han aparecido brotes de enfermedades zoonóticas que han tenido un impacto global, como el virus del zika, el dengue, la gripe aviar, más recientemente, la pandemia de covid-19. Estos eventos resaltan la importancia de mantener la vigilancia, el control y la prevención.

La OMS confirmó la primera muerte por gripe aviar H3N8 en China: los detalles 
EFE/Laurent Gillieron

¿Cómo se transmiten?

La transmisión de estas enfermedades puede ocurrir de varias formas: una de las más comunes es a través del contacto directo con animales infectados, ya sea a través de mordeduras, arañazos, o al tocar superficies contaminadas con fluidos corporales.

Leer más  CNP se declaró en “alerta máxima” tras la aprobación del proyecto de ley contra el fascismo

Otro mecanismo es a través del consumo de alimentos o agua contaminados con patógenos presentes en las heces de animales enfermos.

Además, también pueden traspasarse con las picadas de mosquitos, garrapatas o pulgas, que actúan como portadores de los patógenos. Incluso, con la inhalación de partículas en el aire contaminadas con microorganismos pueden desarrollarse algunas enfermedades respiratorias.

Enfermedades zoonóticas más comunes

Una de las enfermedades zoonóticas más comunes es la rabia. Esta es transmitida a través de la saliva de animales infectados, que puede ser mortal si no se trata rápidamente.

La rabia es causada por un virus que afecta principalmente a mamíferos, incluyendo perros, gatos, murciélagos y otros animales salvajes.

La transmisión de la rabia ocurre a través del contacto con la saliva infectada de un animal que ya está infectado. Esto puede ocurrir por una mordedura o arañazo de un animal infectado, pero también puede ocurrir si la saliva entra en contacto con una herida abierta o mucosas, como los ojos o la boca.

Una vez que el virus de la rabia ingresa al cuerpo humano, puede causar una variedad de síntomas que incluyen fiebre, dolor de cabeza, malestar general y debilidad. A medida que la enfermedad progresa, los síntomas se vuelven más graves y pueden incluir confusión, agitación, espasmos musculares y, finalmente, insuficiencia respiratoria y muerte.

Cuatro perros salvaron a una mujer de morir en una avalancha en Colombia 
EFE/ Ernesto Guzmán

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las mascotas se deben vacunar y evitar el contacto con animales salvajes, especialmente si muestran signos de estar enfermos o comportamientos inusuales.

Leer más  Concierto de Natalia Jiménez en Caracas: ¿cuándo será y dónde comprar las entradas?

La toxoplasmosis es otra enfermedad transmitida de animales a humanos. Es causada por un parásito llamado Toxoplasma gondii, que puede encontrarse en el suelo contaminado, las heces de gatos infectados o la carne cruda.

Los gatos son los que más tienen este tipo de parásitos, aunque la mayoría de las personas no se infectan directamente a través del contacto con el animal, sino por consumir alimentos contaminados con el parásito.

Sin embargo, las embarazadas y personas con sistemas inmunológicos debilitados tienen un mayor riesgo de complicaciones por esta enfermedad, según la Clínica Mayo de Estados Unidos.

Para reducir el riesgo, recomiendan lavarse las manos con agua y jabón después de manipular arena para gatos, cocinar la carne a temperaturas seguras y evitar consumir alimentos crudos o mal cocidos.

Yo adopto jornada de adopción de perros y gatos en Caracas Refugio El Valle parque mascotas Vizcaya El Diario Jose Daniel Ramos
Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

Otros padecimientos transmitidos por animales

La leptospirosis es una enfermedad bacteriana que se transmite a los humanos tanto por roedores como por animales de granja. Es causada por la bacteria Leptospira y puede afectar de varias formas.

Leer más  Casi 120 mil migrantes han cruzado la selva del Darién en lo que va de año

Los roedores, como las ratas y los ratones, son los principales portadores de la bacteria y pueden transmitirla a los humanos a través de su orina. Las personas pueden contraer la enfermedad al entrar en contacto con agua o suelo contaminados. Animales de granja como vacas, cerdos y caballos también pueden ser portadores de la bacteria.

Los síntomas de la leptospirosis pueden variar desde leves hasta graves. Algunas personas pueden no presentar síntomas, mientras que otras pueden experimentar fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

En casos más graves, la leptospirosis puede causar daño renal, insuficiencia hepática y complicaciones pulmonares.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública de México, algunas medidas que se pueden tomar incluyen evitar el contacto directo con roedores y animales de granja, no nadar en aguas contaminadas, utilizar equipo de protección al tocar sitios donde hayan pasado ratones y mantener una buena higiene personal.

Enfermedades zoonóticas: ¿qué son y cómo se transmiten a los seres humanos?
iStock

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que se transmite a través de las garrapatas, que son pequeños parásitos que se encuentran en áreas boscosas o con vegetación densa, donde pueden esperar en la hierba alta o en los arbustos para saltar sobre sus hospedadores, incluidos las mascotas y humanos.

Leer más  Imputaron al traductor de Ohtani por robar 16 millones de dólares al pelotero

Cuando una garrapata infectada se adhiere a la piel y se alimenta de la sangre, puede transmitir la bacteria Borrelia burgdorferi, que es la responsable de este padecimiento.

Los síntomas de la enfermedad de Lyme pueden incluir fiebre, fatiga, dolores musculares y articulares, rigidez en el cuello y erupción cutánea en forma de una mancha roja circular llamada eritema migratorio. Si no se trata adecuadamente, la enfermedad de Lyme puede afectar el sistema nervioso, las articulaciones y el corazón.

Control de las enfermedades zoonóticas

La OPS estima que para prevenir y controlar las enfermedades zoonóticas, es fundamental tomar medidas adecuadas que permitan proteger tanto a los animales como a los seres humanos:

Noticias relacionadas