• Juan Carrillo, miembro del Instituto de Neurología Cognitiva de España, aseguró que la actividad intelectualmente estimulante puede proteger contra el deterioro cognitivo | Foto: Enciclopedia de humanidades

El Departamento de Neuropsicología del Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco) de España compartió recientemente cuatro ejercicios que contribuyen con la agilidad mental y estimulan el cerebro.

El especialista Juan Carrillo, miembro del Ineco, aseguró que la incorporación de estas actividades en la vida cotidiana puede ayudar a la construcción de redes neurológicas.

“La expresión ´lo que no se usa se pierde´ es un hecho, y aplica no solo para los músculos de nuestro cuerpo, sino también para las redes neuronales en las que se apoya el funcionamiento de nuestro cerebro”, afirmó Carrillo al portal de noticias Infobae.

De acuerdo con el representante del Departamento de Neuropsicología de Ineco, existe evidencia científica entre la salud cognitiva y una vida intelectualmente estimulada.

Carrillo explicó que las actividades que se hacen de forma pasiva, como leer, pensar, razonar, planificar y memorizar, ayudan a que el cerebro desarrolle funciones para adaptarse a diferentes situaciones.

Leer más  Detuvieron a un hombre acusado de matar a un comerciante por una deuda en Falcón

“Múltiples estudios han llegado a la conclusión de que una actividad intelectualmente estimulante puede llegar a actuar como un factor de protección para algunos tipos de deterioro cognitivo”, señaló el especialista.

A continuación, las actividades que pueden estimular el cerebro

Escuchar música de forma activa

Llevar a cabo actividades que resulten desafiantes como aprender a tocar un instrumento musical puede ayudar al cerebro, debido a que mejora la coordinación motora, regula emociones, estimula la creatividad, desarrolla constancia, y afina atención y la memoria.

Leer más  Firmaron propuestas para el calendario de las elecciones presidenciales

Escuchar música de manera activa, prestando atención a cada uno de los instrumentos que suenan y reconocer los cambios de ritmo, ayuda a que se retrase el deterioro auditivo.

Nunca es demasiado tarde para hacer ejercicio y mejorar la salud de tu cerebro
Foto: The Washington Post.

Hacer bitácora de películas y series

El Departamento de Neuropsicología del Ineco recomendó llevar un registro o bitácora de las series o películas que se vean, en la que debe incluir: año de lanzamiento, actores protagónicos, el director y la casa productora.

Todo esto con el propósito de fijar de manera más efectiva el material en la mente, lo que ayudará a desarrollar funciones cognitivas.

Lectura activa

Leer de manera cotidiana ayuda a mantener la agilidad mental; pero leer de forma activa contribuye a la atención, comprensión, empatía, razonamiento y a la memoria.

Leer más  Activistas protestan cerca de El Helicoide para exigir la liberación de Rocío San Miguel

“No es necesario leer textos complejos, se puede comenzar con material que sea del interés del lector y, de forma progresiva, cambiar la lectura a temas que no sean familiares”, explicó Carrillo.

Además, compartir o debatir con otras personas sobre lo leído ayuda a fijar los conocimientos y a crear otros campos de pensamiento.

Nunca es demasiado tarde para hacer ejercicio y mejorar la salud de tu cerebro
Foto: The Washington Post

Actividades sociales recreativas

Participar en situaciones sociales recreativas podría representar una tarea compleja para el cerebro, por lo que aplica el funcionamiento cognitivo.

Una de las recomendaciones del Ineco son los juegos de mesas, debido a que estimula la percepción sensorial y promueve un incremento en el nivel de atención, planificación y en la capacidad para inhibir respuestas no dirigidas a alcanzar la meta del juego.

Leer más  La grasa abdominal en los hombres podría aumentar el riesgo de alzhéimer

Además, mejora las habilidades sociales y desarrolla la comunicación no verbal.

Hacer ejercicio ayuda a mejorar la salud del cerebro

El ejercicio físico también contribuye a mantener el cerebro saludable y agilizar la capacidad de pensar, según un estudio que se realizó entre personas de 70 y 80 años de edad que se publicó en el diario The Washington Post.

El ejercicio parece ser clave para mantener e incluso mejorar nuestra capacidad de pensar a medida que envejecemos”, explicó J. Carson Smith, profesor de cinelogía en la Universidad de Maryland en College Park.

Las personas de la tercera edad que hacen actividad física presentan una disminución en el riesgo de padecer enfermedades neuronales como Alzheimer.

Noticias relacionadas