• Con los niveles más bajos de humedad y la calefacción de los hogares, la piel puede resecarse, picar e irritarse | Foto: Elizabeth von Oehsen / The Washington Post; iStock

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota How to soothe and protect your skin as the weather turns colder, original de The Washington Post.

A medida que se acerca el invierno, es necesario prestarle mayor atención a nuestra piel para protegerla de los efectos adversos del clima frío y seco, así como de la exposición al sol.

Con los niveles más bajos de humedad y la calefacción de los hogares, la piel puede resecarse, picar e irritarse durante el invierno. Aunque algunas personas mantienen las mismas rutinas de cuidado de la piel durante todo el año, los dermatólogos y expertos en cuidado de la piel recomiendan hacer algunos ajustes menores.

“En su mayor parte, la piel de las personas es similar día a día, según su entorno, pero en invierno, y durante el otoño, hay (cambios) que deberían reflejarse en el cuidado de tu piel”, explicó Muneeb Shah, un dermatólogo certificado con consulta en la ciudad de Nueva York.

Sí, en invierno el sol también puede dañar tu piel

Muchas personas reducen el uso de protectores solares o eligen lociones con SPF (factor de protección solar) más bajos en invierno, y no debería ser así. La luz solar directa de invierno sigue representando una amenaza significativa para la salud de la piel y puede ser capaz de causar quemaduras solares y envejecimiento prematuro. Por lo tanto, el uso constante de protector solar con un SPF suficiente es vital.

Leer más  Ideas saludables y sencillas para meriendas escolares

La Academia Estadounidense de Dermatología recomienda usar protector solar con un SPF de 30 o más durante todo el año para proteger la piel de los rayos ultravioleta (UV) en todos los tipos de piel.

La gente no se preocupa tanto en aplicarse protector solar en las áreas expuestas al sol, así que, a menudo, debemos recordarles a nuestros pacientes que sigan la protección recomendada”, comentó April Armstrong, jefa de dermatología en UCLA Health y la David Geffen School of Medicine en UCLA. Quienes participan en deportes de invierno al aire libre, como el esquí, “realmente están obteniendo el doble de cantidad de radiación UV (debido a) la exposición directa al sol y también… al que se refleja en la nieve”.

Ácido hialurónico

Varios expertos recomendaron agregar productos con ácido hialurónico, que hidrata tus ojos y articulaciones, y ahora es un ingrediente popular en muchos productos para el cuidado de la piel. Agregar esta sustancia a tu rutina, según los expertos, puede ayudar a minimizar la sequedad a medida que desciende la temperatura porque ayuda a retener la humedad.

Leer más  Cerró el registro del plan Borrón y Cuenta Nueva: ¿habrá otra prórroga?

El ácido hialurónico es lo que “mantiene tu piel bonita y jugosa y hace que los fluidos fluyan”, aseguró Sophia Seligmann, una esteticista principal con base en Washington DC.

Seligmann recomienda usar ácido hialurónico durante todo el año y hacerlo parte consistente de cualquier rutina de cuidado de la piel. Debería usarse dos veces al día: por la mañana y por la noche.

Lo siento, pero las duchas calientes resecan la piel

A pesar de lo reconfortantes que puedan ser, las altas temperaturas del agua pueden contribuir significativamente a la sequedad de la piel, como informa este estudio reciente. Los expertos afirman que es una de las principales causas de irritación cutánea en invierno, ya que el agua caliente puede despojar a la piel de sus aceites naturales; por eso, la Academia Estadounidense de Dermatología recomienda hidratar la piel mientras aún está húmeda para ayudar a retener la humedad.

“Si lo piensas en términos de lavar tus platos con agua fría, no elimina los aceites tan bien como (el agua caliente)… que elimina los aceites de la piel y la reseca”, dijo Shah. “El agua caliente puede desempeñar un papel importante en contribuir a la resequedad de la piel”.

Leer más  Alertan sobre el envío de correos electrónicos falsos de Bank of América

Armstrong también advierte a los pacientes que tengan precaución al comenzar procedimientos químicos o al usar productos tópicos, incluido el retinol, en clima frío debido a posibles efectos secundarios como la sequedad e irritación.

“Sé prudente al respecto porque con la atmósfera ya reseca, a veces (hace) que la piel sea más sensible”, dijo Armstrong. “Es posible que necesites un hidratante adicional”.

Come bien

La dieta juega un papel crucial en mantener el cuerpo saludable durante todo el año. Pero durante el invierno y cerca de las fiestas decembrinas, las personas tienden a consumir más alimentos con un índice glucémico más alto, lo que puede irritar la piel. Los alimentos con alto índice glucémico incluyen dulces ricos en carbohidratos refinados y azúcar, así como pan blanco y arroz blanco.

“En invierno, realmente no debería haber nada en tu dieta que provoque que tu piel esté más seca o que se brote de alguna manera”, recomendó Shah. “Probablemente lo único que diría que evites en general sería una dieta alta en índice glucémico”.

Los investigadores también han encontrado una asociación entre una dieta alta en índice glucémico y el acné severo, otra razón por la cual los expertos recomiendan mantener una dieta saludable de frutas, verduras, proteínas y fibra durante todo el año.

Otros consejos para el invierno

Es posible que también necesites ajustar tu rutina de cuidado del cabello en el clima frío. El uso de capas protectoras, como gorros y bufandas, y limitar el uso de herramientas de peinado con calor puede minimizar el daño. Acondicionadores profundos y aceites para proteger la cutícula del cabello también pueden ser útiles.

Leer más  CPI rechaza la apelación del gobierno de Maduro y continúa su investigación en Venezuela 

El uso diario de cremas o humectantes más espesos puede minimizar los efectos severos del aire frío y seco, que absorbe la humedad de la piel y puede provocar descamación. Los humectantes más ricos pueden crear una barrera protectora que ayuda a retener la humedad y protege la piel del viento frío y seco.

Mantén una rutina sencilla pero constante. “Especialmente para el invierno, asegúrate de tener un buen limpiador, ácido hialurónico, vitamina C e hidratante, y nunca, bajo ninguna circunstancia, te saltes el protector solar”, advirtió Seligmann. La vitamina C es un ingrediente popular en muchos productos que puede promover la firmeza de la piel, reducir la apariencia de manchas oscuras, iluminar la piel y ayudar a proteger contra la contaminación y la radiación UV.

Para labios secos y agrietados, utiliza primero una loción o crema facial y luego aplica vaselina para minimizar la descamación e irritación.

Exfoliáte una o dos veces por semana para potenciar la absorción de cremas o sueros al eliminar las células muertas de la piel.

Traducido por José Silva

Noticias relacionadas