• El directivo de 61 años se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de un centro médico, luego de presentar síntomas de insuficiencia respiratoria baja, dijo una fuente del organismo a El Diario

Jesús Berardinelli, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), se encuentra en terapia intensiva, luego de presentar complicaciones de salud este miércoles 22 de julio mientras estaba detenido en Caracas.

Berardinelli fue ingresado al centro médico Clínicas Caracas luego de sufrir un desmayo y presentar síntomas de insuficiencia respiratoria baja. Hasta los momentos los médicos no han emitido su diagnóstico, dijo una fuente de la FVF a El Diario.

A Berardinelli se le aplicó la prueba rápida y la de PCR para descartar covid-19, en vista de que presentó un cuadro de fiebre y tos, según informó Javier Peralta, médico de la FVF, al periodista Alfredo Coronis.

El directivo de 61 años de edad es un paciente diabético, hipertenso y con problemas renales; fue operado del corazón recientemente, de acuerdo con Peralta.

Posteriormente, el consejo directivo de la FVF emitió un comunicado en el que confirmó que Berardinelli fue entubado y lo pasaron a la sala de cuidados intensivos del centro médico, después de presentar un síncope.

Exigimos a las autoridades respetar su legítimo derecho a la defensa, e igualmente invocamos la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a los fines de cumplir con los procedimientos constitucionales y legales pertinentes de manera que sus derechos al buen nombre y reputación sean respetados.

Además, reiteramos la firme intención de preservar, sin ningún tipo de alteraciones, las actividades deportivas que tutela la FVF y, asimismo, poder mantener el ciclo correspondiente de torneos competencias que por su naturaleza y Estatutos le corresponde promover y desarrollar a nuestra institución como ente rector del fútbol”, anunció el consejo directivo del organismo.

Detención de Berardinelli

Jesús Berardinelli se encontraba en el Departamento de Investigaciones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), luego de ser arrestado en la ciudad de San Felipe, Yaracuy, debido a presunto desvío de los fondos que otorgó el Estado venezolano a la FVF.

Elvis Amoroso, contralor del régimen de Nicolás Maduro, solicitó el pasado 17 de julio a la Superintendencia de la Sudeban suspender las transacciones bancarias relacionadas con Berardinelli, con el propósito de proteger los recursos entregados por el Estado al ente federativo.

La medida es de carácter preventivo e impide al directivo gestionar sus recursos en cualquiera de sus cuentas bancarias en territorio nacional. Según Amoroso, este procedimiento legal no es en contra de la FVF, sino en particular contra Berardinelli. 

El presidente de la FVF había sido trasladado de Yaracuy a Caracas el 20 de julio, luego de una orden de captura que emitió el Ministerio Público. Sin embargo, no se pudo presentar a los tribunales debido a complicaciones de salud.

Noticias relacionadas