• El artista principal de este año será el cantante estadounidense conocido como The Weeknd

El show de medio tiempo en el Super Bowl de la National Football League (NFL) es uno de los eventos más reconocidos en el mundo del deporte. Año tras años las grandes estrellas de la música, tanto estadounidense como del mundo, son invitados a participar en el entretenimiento de uno de los deportes principales de Estados Unidos. El invitado en la edición LV principal será el cantante conocido como The Weekend quien, según lo expuesto por el manager Wassim Sal Slaiby, ha gastado más de 7 millones para asegurarse de cumplir con todo lo “imaginó” para este evento. 

The Weeknd estará acompañado por la cantante de R&B Jazmine Sullivan y por el artista Country Eric Church para cantar el Himno de Estados Unidos. Previamente, la ganadora del Grammy H.E.R cantará “America the Beautiful”. Además, este año se realizará por primera vez un formato llamado TikTok Tailgate para homenajear a los invitados especiales de este año: el personal de salud encargado de proteger y salvar a los infectados por covid-19. Este segmento estará dirigido por la reconocida cantante Miley Cyrus y será una muestra de reconocimiento por el esfuerzo titánico de cada médico, enfermero, obrero y voluntario.

En el Super Bowl LV se enfrentarán en el Raymond James Stadium de Tampa Bay, Estados Unidos, los Tampa Bay Buccaneers y los Kansas City Chiefs —los campeones defensores—. La pandemia por covid-19 modificó el proceso acostumbrado para la presentación de este evento deportivo y solo podrán estar presentes 22.000 aficionados de los 74.500 que podrían ingresar al estadio en un contexto de normalidad.

Foto: cortesía

Ahora, de los 22.000 asientos abiertos para el público, 7.500 serán reservados para el personal de salud por su inagotable labor en el último año. La selección del personal de salud estará en manos de cada equipo de la NFL, quienes harán un listado de médicos, enfermeras, obreros y voluntarios ya vacunados contra el covid-19 para ser parte de los invitados al Super Bowl LV.

“Me eligieron porque había conseguido que aproximadamente 200 personas se inscribieran para participar en los ensayos de la vacuna covid-19 que demostraron que las vacunas funcionaban”, explica un neurorradiólogo de Los Ángeles, California, para The Washington Post.

Para el resto de los fanáticos el precio de las entradas tendrá un costo entre 5.000 y 22.000 dólares, según el sitio oficial de la NFL. Las ansías de presenciar este evento deportivo, reconocido en todo el mundo, será costoso para la mayoría y tendrá un protocolo de bioseguridad que consiste en el uso obligatorio de la mascarilla, ventas sin efectivo, secciones de asientos acordonadas y una evaluación previa que verifica que todos los asistentes estén libres de síntomas. 

El mediotiempo del Super Bowl LIV: Shakira y Jennifer López como imagen principal

En 2020 más de 100.000.000 de personas fueron testigos de este evento por televisión y más de 150.000 visitaron la ciudad del juego. La pandemia por covid-19 cambió la forma de relación entre los seres humanos y prohibió, para evitar mayores contagios, la aglomeración de las personas. Por eso mismo, la cantidad de asistentes y visitantes será menor este año y la cantidad de televidentes aumentará. Este último factor será importante para la industria musical, televisiva y publicitaria de esta edición. 

El año pasado estuvo marcado por la influencia latina en Estados Unidos. Las cantantes principales fueron Shakira y Jennifer López, con la participación de Bad Bunny. Este fue el último evento deportivo que se realizó en 2020 con la presencia de público a gran escala y, además, representó un momento importante para la asimilación de lo latinoamericano en la cultura estadounidense. 

Shakira marcó el ritmo del evento con una coreografía marcada en la champeta, género musical representativo de la costa colombiana. “Quiero agradecer a mi Colombia por darme el mapalé, la champeta, la salsa y los ritmos afro caribeños que me han permitido realizar el Super Bowl que desde hace más de una década soñé”, comentó en ese momento la cantante barranquillera.

Foto: Getty Images

Jennifer López cantó Born in the USA con su hija mientras estaba con una bufanda que primero llevaba la bandera de Puerto Rico, pero al voltearla el entramado de lentejuelas se convertía en la bandera de Estados Unidos. 

El Super Bowl a través de los años 

El evento que significó un antes y un después en este deporte fue realizado por Michael Jackson en 1993. Ocurrió en el Rose Bowl de Pasadena, California, y el rey del pop, junto a una cantidad inigualable de fuegos artificiales, cantó sus grandes éxitos como “Billie Jean”, “We are the World”, “Black or White”, entre otros. La presentación de este año representó el comienzo de este evento como un aspecto primordial para el deporte estadounidense. 

Fue la primera vez que el entretiempo fue más visto que el partido. Millones de televidentes en todo el mundo esperaban el concierto de Michael Jackson, sin necesidad de conocer el juego, de tener afinidad por alguno de los equipos, sino, simplemente, por la emoción de un evento inolvidable. 

Tres años después, en 1996, Diana Ross sería la encargada de realizar un evento a la altura de Michael Jackson. La exintegrante de las Supremes cantó sus grandes éxitos, realizó cuatro cambios de vestimenta en 12 segundos y protagonizó una de las salidas más impactantes en la historia del Super Bowl: en un helicóptero mientras cantaba “Take me Higher”. 

En 2001 se presentaron los artistas más representativos del pop mundial: Britney Spears, Nsync y Mary J. Blige, junto a la banda de rock Aerosmith y el rapero Nelly. Fue uno de los más importante porque representó la interacción de los artistas más reconocidos de ese año en un mismo evento.

En 2004 Janet Jackson y Justin Timberlake protagonizaron uno de los momentos más recordados en la historia del show de entretiempo del Super Bowl. Ambos estaban cantando el tema “Rock your Body”. En ese momento, Timberlake acercó su mano al cuerpo de Janet Jackson y, sin alevosía, rompió su traje y quedó expuesto su seno. 

Después de ese momento se estableció un retraso de algunos segundos entre el evento y la transmisión televisiva para evitar ese tipo de incidentes.

En 2007 se presentó uno de los artistas más importantes de la música estadounidense: Prince. Para algunos es considerado como el mejor show de mediotiempo del Super Bowl, desde su homenaje a Queen con la presentación de “We Will Rock You”, hasta el final con el coro de “Purple Rain” entonado bajo un torrencial de lluvia. 

Lady Gaga es una de las cantantes con mayor presencia en la última década por su estética extravagante y sonido innovador. En 2017 ella fue la única responsable de realizar el evento de mediotiempo. Su llegada representó algo impresionante para los espectadores: saltó (con el protocolo de seguridad necesario) desde el techo del estadio, Su salida, por otra parte, fue un acto de magia que la hizo desaparecer tras las escaleras del escenario. 

El show de mediotiempo es uno de los eventos musicales más vistos en todo el mundo. Este año, aunque con la dificultad del contexto pandémico, no será la excepción y todos los espectadores estarán frente a sus televisores para ver la edición número LV del Super Bowl de la NFL. 

Noticias relacionadas