• La mayoría de las pruebas disponibles no miden los anticuerpos que se producen después de la vacunación. Pero sí los que se adquieren luego de la infección

Las pruebas de laboratorio que miden anticuerpos ganaron popularidad luego de que inició la vacunación contra el covid-19 en el mundo. 

En Estados Unidos, donde el plan de vacunación nacional es altamente eficiente, se hicieron cotidianas las visitas de personas recién vacunadas a laboratorios clínicos para hacerse pruebas de anticuerpos. Esto produjo fuertes críticas por parte de los profesionales de salud, quienes señalan que estos estudios no dan un resultado totalmente confiable. 

Uno de los principales detractores de esta práctica es la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE UU (FDA, por sus siglas en inglés). El organismo desaconsejó el uso de estas pruebas, porque no serían capaces de medir un nivel fiable de inmunidad. 

¿Qué dice la FDA sobre las pruebas? 

La FDA señala en un comunicado que los resultados de estas pruebas no deben usarse para evaluar el nivel de protección o inmunidad de una persona contra el covid-19. El organismo indica que el resultado de estos estudios puede ser más útil para determinar si alguien se contagió previamente con el virus. 

Si los resultados de la prueba de anticuerpos se interpretan como una indicación de un nivel específico de inmunidad o protección contra la infección por SARS-CoV-2, existe un riesgo potencial de que las personas tomen menos precauciones contra la exposición al SARS-CoV-2”, explicó la FDA en el comunicado.

La institución considera que un resultado positivo daría una falsa sensación de seguridad. Eso motivaría a las personas a dejar de tomar medidas preventivas contra el covid-19 y exponerlas a un contagio. 

Añadió que las vacunas contra el covid-19 pueden dar un resultado positivo en algunas pruebas y en otras no. Por lo que insta a buscar ayuda profesional para interpretar el estudio. 

Visiones de expertos 

Akiko Iwasaki, inmunóloga de la Universidad de Yale, dijo al New York Times recientemente que las personas que se vacunaron contra el covid-19 no deberían preocuparse por el nivel de inmunidad que alcanzaron. 

La especialista indicó que las personas que decidan someterse a estos estudios deben conocer lo que hacen realmente. La nota explica que la mayoría de las pruebas de anticuerpos que se ofrecen detectan anticuerpos contra una proteína del coronavirus llamada nucleocápside. 

Estos anticuerpos abundan en la sangre luego de superar la infección. Sin embargo, este no es el tipo de anticuerpos que desarrolla el cuerpo luego de vacunarse. Las vacunas contra el covid-19 generan anticuerpos que atacan a una proteína llamada espiga o spike que se encuentra en la parte externa del virus.

Pruebas de anticuerpos
Foto: Revista Hospital

Es decir, una persona que no se haya contagiado con covid-19 y se vacunó podría tener un resultado negativo para anticuerpos contra la nucleocápside y generar la sensación de que la vacuna no funcionó. 

Paola González, maestra en gestión directiva en salud y gerente de un laboratorio clínico en México, dijo al medio Notipress que desconocer el tipo de prueba de anticuerpos podría causar un resultado inesperado para la persona que lo haga. 

Resaltó que si alguién se somete a una prueba de anticuerpos contra la proteína de la espiga o spike debe tener en cuenta que el resultado puede variar dependiendo de su edad y condición de salud. Especialmente si la persona tiene alguna enfermedad autoinmune o un sistema inmune debilitado. 

Pruebas de anticuerpos contra la proteína spike

Algunos laboratorios farmacológicos han desarrollado este tipo de pruebas que realmente pueden medir los anticuerpos desarrollados en la vacunación. Sin embargo, su disponibilidad no es tan alta como otras pruebas.

El laboratorio Roche, por ejemplo, diseñó en el segundo semestre de 2020 la prueba Elecsys Anti-SARS-Cov-2 que mide cuantitativamente estos anticuerpos.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Europa desarrolló en febrero un test de anticuerpos “ultrasensible” que detecta estos anticuerpos con mayor eficacia.

¿Cuándo se recomienda el uso de pruebas de anticuerpos?

La revista especializada Mayo Clinic indica que este tipo de estudios deben ser solicitados por profesionales de la salud. Además, solo serán recomendados en cuatro escenarios. 

En primer lugar, un médico puede solicitar una prueba si el paciente tuvo síntomas de covid-19 en el pasado, pero nunca se hizo una PCR. Los hospitales y clínicas pueden pedir una prueba de anticuerpos a quien vaya a someterse a una intervención quirúrgica. 

El tercer escenario en el que se pide una prueba de anticuerpos es cuando la persona desea convertirse en donante de plasma para tratamientos contra el covid-19. 

Finalmente, el médico puede solicitar una prueba de anticuerpos para un niño con síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico para determinar si fue provocado por una infección previa de covid-19. 

Qué se sabe sobre la inmunidad que producen las vacunas contra el covid-19

Expertos indican que la vacuna Pfizer/BioNTech es 100% efectiva a la hora de evitar la enfermedad grave y un 95,5% en proteger contra el virus.

En el caso de la vacuna Astrazeneca, la última valoración de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que la primera dosis de la vacuna ofrece una inmunidad de 80% durante un periodo de cuatro meses. 

Las dosis de laboratorio Moderna tienen una efectividad del 94,5% impidiendo la enfermedad por covid-19.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC, por sus siglas en inglés) indican que la vacuna Johnson & Johnson tuvo una efectividad del 66,3% para prevenir el covid-19 en pruebas clínicas actuales.

domingo johnson

El desarrollador de la vacuna Sinopharm indicó que la vacuna tiene una efectividad del 79,34% para prevenir que las personas desarrollen la enfermedad. Esto según reseñó la agencia de noticias Reuters.

La vacuna Sinovac previene la enfermedad sintomática en 51% de los vacunados y el covid-19 grave y la hospitalización en 100% de la población estudiada.

Según un análisis provisional de los datos del ensayo en fase 3, publicado en la revista médica The Lancet, la vacuna Sputnik V tiene una efectividad del 91,6% para prevenir el covid-19 sintomático y del 100% para enfermedades graves con el uso de las dos dosis.

La vacuna de una sola dosis Sputnik Light, aprobada por el gobierno de Rusia en mayo de 2021, cuenta con una eficacia de 79,4% según los datos de sus desarrolladores. 

Noticias relacionadas