• El Organismo Internacional de la Energía Atómica de la ONU dio a conocer pruebas que demuestran que el régimen de Kim Jong Un retomó las actividades en el reactor de Yongbyon

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) de las Naciones Unidas (ONU) reveló el 30 de agosto, a través de un informe, que Corea del Norte volvió a poner en funcionamiento sus instalaciones que sirven para elaborar bombas atómicas. 

Arsenal nuclear. Corea del Norte tiene actualmente entre 20 – 60 ojivas nucleares, de acuerdo con estimaciones del OIEA.

El OIEA enumeró indicios de que desde febrero de 2021 el régimen norcoreano retomó las actividades de peso en el Centro de Investigación Nuclear de Yongbyon (a 100 kilómetros de Pyongyang). Al reactivar primero su sistema para reprocesar combustible nuclear. Y, a partir de julio, su reactor experimental Magnox de 5 megavatios eléctricos para bombas atómicas.

Desde diciembre de 2018 el reactor estuvo inactivo. El líder norcoreano, Kim Jong Un, durante su segunda cumbre en 2019 con el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso desmantelar parte del complejo de Yongbyon. La principal instalación nuclear del país. Esto como iniciativa para una reducción de las sanciones internacionales, pero la oferta fue rechazada.

Foto cortesía

Documentar la actividad nuclear en el exterior

Los inspectores del organismo de la ONU fueron expulsados de Corea del Norte en 2009. Desde entonces vigilan la actividad nuclear en ese país desde el exterior.

El informe publicado el 30 de agosto indica que la planta térmica que provee vapor al laboratorio radioquímico de Yongbyon (encargado de reprocesar el combustible usado en el reactor Magnox para obtener plutonio para bombas atómicas) ha estado operativa desde mediados de febrero de este año hasta principios de julio.

Centros de estudios atómicos de Corea del Sur, a través de fotos satelitales, habían alertado que el laboratorio mostraba movimiento por primera vez desde 2019. Es decir, existe la posibilidad de que la actividad iniciara mucho antes. 

En el documento el organismo estima que el laboratorio de Yongbyon pudo haber tratado una carga de unas 50 toneladas de combustible que habría estado almacenada.

Corea del Norte
Foto archivo referencial

Reinicio de las actividades viola las resoluciones

El organismo aseguró que las actividades registradas son motivo de “profunda preocupación”. Constituyen una “clara violación” de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU promulgadas contra Pyonyang por su desarrollo de armas. 

Además un alto cargo de la diplomacia estadounidense, que se mantuvo en el anonimato, indicó, para la agencia AFP, que Washington está coordinando acciones con otros países asociados. La finalidad es lograr un diálogo que ayude con la “desnuclearización completa” en ese territorio. 

Desde enero de 2020, el régimen norcoreano ha realizado algunos lanzamientos de misiles de corto alcance. Sin embargo, no ha llevado a cabo un ensayo nuclear desde 2017.

Noticias relacionadas