• La decisión sobre los jóvenes de entre 20 y 24 años de edad se podría conocer entre 10 y 30 días debido a la complejidad del caso. En la justicia argentina residen una serie de pruebas audiovisuales, testimonios y la denuncia de la joven abusada sexualmente, que aseguró que luego del hecho, no puede dormir y sufre ataques de pánico

La investigación sobre el hecho que conmocionó a Argentina avanza sin definir aún una pena para los seis implicados por la violación grupal en un auto a una joven de 20 años de edad en Palermo, que ocurrió el 28 de febrero. De momento, se les acusa de abuso sexual agravado, pero el juzgado espera más hallazgos que permitan establecer las decisiones individuales.

A la fecha declaró la víctima y testigos clave, también se posee material audiovisual. No obstante, los acusados decidieron no hablar sobre lo ocurrido. De ser encontrados culpables, los jóvenes, que permanecen en prisión preventiva, podrían cumplir hasta 20 años de cárcel.

Los implicados fueron identificados como: Tomás Domínguez (21), Alexis Cuzzoni (20), Franco Lykan (24), Ángel Ramos (23), Laurato Ciongo Pasotti (24) e Ignacio Retondo (22). A este último se le suma una denuncia que aguarda en un juzgado de menores, también por abuso sexual.

Distintas mujeres en el mundo continúan su lucha en la búsqueda de justicia. Foto: Getty Images.

La declaración y las pruebas de la víctima

A la joven se le aplicaron estudios toxicológicos y otros que incluyen material biológico para verificar el ADN presente en las prendas que usaba el día en que fue violada. El juez a cargo de la investigación ordenó extraer el perfil genético de los acusados, que posteriormente será cotejado con el encontrado en la ropa de la mujer.

Leer más  CICPC capturó a un falso farmacéutico en Valencia: los detalles

El diario La Nación reseñó el 3 de marzo que la mujer fue a declarar ante la justicia sobre lo ocurrido. Su abogado aseguró en ese momento que realizarían una acción penal contra los acusados. La joven ratificó la violación, en una declaración que fue tomada por el fiscal para reconstruir los hechos junto a las pruebas existentes, públicas y ofrecidas por testigos.

Posteriormente, el juez Fernández tomó la de los acusados, quienes no declararon directamente sino, a través de sus abogados, cinco juristas públicos y uno privado. De acuerdo con el Código de Procedimiento, el juez tiene hasta 10 días para decidir, con una prórroga de hasta 30 días, tomando en cuenta la complejidad del caso.

Entre las novedades del hecho, destacan unos videos y testimonios que describen momentos previos al abuso, en los que, la mujer y los hombres estuvieron en un bar. De acuerdo con el dueño del lugar, ella estaba afectada física y psicológicamente, aparentemente por los efectos de algún estupefaciente. “La chica no estaba para nada bien. Hablé con ella porque me pidió pasar al baño. Tenía dificultades para hablar y se tambaleaba. Ellos estaban en perfectas condiciones”, indicó.

investigación del caso
Los implicados durante su detención.

Algunos de los testigos han sido amenazados por colaborar con las autoridades. La justicia tiene al menos 10 grabaciones del hecho y una serie de declaraciones de comerciantes de la zona de Palermo donde ocurrió el hecho. Algunas de las sesiones se han hecho por videoconferencia pues los acusados se encuentran en distintas zonas. Por ahora, las autoridades del caso continúan recaudando información.

En la declaración, la joven aseguró haber consumido marihuana y haber salido con su amigo Tomás la noche anterior, pero no se trata del imputado, sino de otra persona. En un bar conversó con los ahora acusados, y agregó a otras tres personas más. Continuaron compartiendo en una plaza y desde ese momento la mujer no recuerda lo ocurrido, sino hasta que fue internada en el hospital.

En ese momento sentí miedo por mi vida, en todos los sentidos. Me informaron cómo había sido el hecho; yo no tenía idea”, declaró la argentina, que también aseguró sentir dolores en todo el cuerpo y dificultad para dormir, así como ataques de pánico y náuseas.

Cinco silencios y una declaración inconsistente

Este domingo 6 de marzo, la defensa de Tomás Domínguez solicitó excarcelación bajo caución juratoria a cambio de libertad mientras se establecen las culpas. Es la primera solicitud de los seis imputados, reseña el diario Clarín. Además, pidió que se desestimen algunas pruebas, como las grabaciones, por considerarlas “inconsistentes” y señalar que pudieron ser editadas.

Leer más  ¿En qué países de América Latina se ha despenalizado el aborto?
Investigación sobre los implicados

Marcos Fernández, juez nacional, y el fiscal Eduardo Rosende, buscarán determinar las responsabilidades para definir las penas, que, de momento, pudieran resultar en al menos 20 años de cárcel por abuso sexual. A pesar de la petición, existen inconsistencias entre la declaración, lo expresado por los testigos y las pruebas.

El diario argentino reseña que: “La defensa de Tomás, imputado que tendría una estrecha amistad de muchos años con Steven, lo ubica fuera del Volkswagen Gol blanco, ajeno a lo que sucedía puertas adentro y, como uno de los participantes en la pelea con uno de los testigos tras recriminarle su actitud de grabar lo que ocurría en el auto. Según pudo saber este diario, los otros dos habrían sido Ignacio y Steven”.

En una declaración ampliada el viernes 4 de marzo por dos testigos del hecho, se contradijo lo que los imputados comentaron en la cárcel a sus familiares. Orlando, uno de ellos, aseguró haber visto el hecho, a cuatro hombres con pantalones cortos y una mujer dentro del carro, desde una panadería, a 10 metros del lugar. La descripción corresponde con la apariencia física de los implicados.

El testigo comentó que en el puesto del conductor estaba un hombre con rastas (Laurato) obligando a la mujer a practicarle sexo oral. En el puesto del copiloto estaba Ángel, con el torso sin ropa y la víctima sobre él. “Tuve la ocasión de ver la penetración porque el auto se movía para todos lados. Las personas sentadas atrás manoseaban a la chica. No pude ver más que eso”, señaló el hombre, que asegura que los que estaban afuera del vehículo sabían lo que ocurría.

Leer más  Diego Matheuz: el venezolano que nombraron director principal de una orquesta en Japón
Tras la violación grupal a la joven en Palermo, distintos grupos feministas convocaron a manifestaciones este 8 de marzo, Día de la Mujer.

También se pudo conocer que un hombre paraguayo de 52 años de edad fue agredido por el grupo; pues los jóvenes pensaron que los estaban grabando y lo golpearon. La defensa aseguró que existen “inconsistencias” en la declaración de la víctima, los testigos y el hombre paraguayo.

El abuso sexual a la joven de 20 años fue perpetrado por un grupo de hombres el 28 de febrero en horas de la tarde. Comerciantes de la zona se dieron cuenta de lo ocurrido y llamaron al 911. A la llegada, la policía detuvo a los jóvenes, incautó marihuana, dosis de LSD, así como siete teléfonos celulares. La víctima fue trasladada al hospital Rivadavia, donde se le aplicó el procedimiento previsto para casos de violación. Desde entonces, miembros de gobierno y personas de distintos ámbitos han clamado justicia para un hecho que representa, a sus juicios, la realidad de muchas mujeres en Argentina y Latinoamérica.

Noticias relacionadas