• A través de un autoexamen se pueden identificar signos de un tumor en los senos, sin embargo, los especialistas sugieren darle prioridad a la realización de la mamografía

El cáncer de mama es la condición oncológica más común en mujeres en todo el mundo, por lo que es considerada como un problema de salud pública que se debe atender desde la prevención. Se estima que 1 de cada 8 mujeres en el mundo será diagnosticada con cáncer. Además, el 25 % de esos casos de cáncer en mujeres serán de mama.

Esto implica que las evaluaciones y el conocimiento sobre la enfermedad debe ser fundamental para las mujeres. Una forma de anticiparse a un diagnóstico es el autoexamen, en el que se pueden identificar varias señales de alarma.

Rafael Delgado, cirujano oncólogo, detalló en entrevista para El Diario cuáles son los pasos para realizar el autoexamen y cuáles son los indicios que deben causar sospecha de un posible cáncer en los senos. 

El especialista indicó que el primer paso para la realización de esta evaluación es la inspección, que consiste en mirarse al espejo y observar signos o cambios anormales en alguna de las mamas. Posteriormente se hace la palpación, que implica tocar todas las zonas del seno en busca de anomalías. 

Señales de alarma 

Una de las señales de alarma que se puede observar en la inspección con ayuda de un espejo es si hay un crecimiento anormal de alguno de los senos en comparación con el otro y que antes no estaba.

Alguna irregularidad de la piel que anteriormente no tenía, también lo que llamamos piel de naranja: que es un engrosamiento local o difuso de la piel en el que se brotan un poco los poros son otras de las señales de alarma”, explicó Delgado.

El especialista agregó que las retracciones en la piel pueden ser un indicador de que hay un tumor en la parte interna del seno. Asimismo, si se observa alguna vena dilatada por encima de lo normal se puede tomar en consideración como un posible signo de alerta. 

Leer más  #TeExplicamosElDía | Lunes 30 de enero

En la zona entre la areola y el pezón se pueden descartar los siguientes indicadores: enrojecimiento, descamación y secreción.

¿Cuáles son las señales de alarma ante un posible cáncer de mama?
Foto: Pixabay

En la palpación, que debe ser nodular, se pueden sentir como pequeños granos dentro de la piel, pero estos no representan un riesgo. Sin embargo, cuando hay un nódulo más grande o alguna masa parecida a un quiste o tumor sí se debe acudir inmediatamente a un especialista y proceder a realizarse más exámenes médicos. 

Otra señal de alerta es el dolor fuerte en algún seno, este solo debe tomarse en cuenta como un indicador si no está asociado con el periodo menstrual, momento en el que es común el dolor en las mamas. 

Indicaciones para la realización del autoexamen

Delgado indicó que antes de realizar el autoexamen se debe recibir la orientación de un médico, preferiblemente un mastólogo que es el especialista en el área. 

Asimismo, explicó que la evaluación se debe hacer de 7 a 10 días después del inicio del ciclo menstrual o del primer día de sangrado, porque en ese momento no debería haber inflamación ni dolor asociados con la menstruación. 

Agregó que las mujeres que dan lactancia materna también deben hacerse el autoexamen. Sin embargo, deben tener en cuenta que pueden notar cambios en los senos relacionados con la lactancia y no con un tumor. 

El cáncer de mama no debería sentirse 

El oncólogo Rafael Delgado explicó que, aunque es importante saber hacer el autoexamen, el primer indicio de un cáncer de mama debe aparecer en una mamografía. 

Leer más  El serbio Novak Djokovic ganó la final del Abierto de Australia

“En la prevención del cáncer de mama hay tres pilares fundamentales: la realización de una mamografía anual que puede ir acompañada de un eco mamario, la consulta una vez al año con un especialista y el autoexamen que debe ir de la mano con la cita médica”, expresó. 

¿Cuáles son las señales de alarma ante un posible cáncer de mama?
Foto: EFE

El especialista alegó que lo ideal es que el cáncer de mama no se sienta ni sea visible, sino que se detecte en una mamografía cuando el tumor mide menos de tres centímetros, lo que significa que será diagnosticado en un estadio bajo. 

En los países donde hay sistemas de salud muy organizados, el 50 % de los cáncer de mama son con lesiones no palpables que se ven en la mamografía y en el eco. En la palpación generalmente se consiguen lesiones de más de dos centímetros”, detalló. 

Vencer el miedo

El especialista sostuvo que es importante vencer el miedo que viene con una sospecha o diagnóstico de cáncer de mama. Alegó que esta enfermedad no representa un alto riesgo de muerte si se detecta a tiempo. 

Si la lesión es pequeña hay una posibilidad de curación mayor a 90 %, es decir, que es mucho más peligroso el covid-19 que un tumor en un estadio bajo. Si la paciente se hace la mamografía y acude al médico a tiempo se va a curar de la forma más rápida y menos traumática”, añadió.

Delgado insistió en que es un mito que un diagnóstico de cáncer de mama deba significar una sentencia de muerte para las mujeres, por lo que considera importante evitar sentir temor a la hora de hacerse estudios o ir a la consulta anual, pero que este sentimiento podría evitar que las mujeres cumplan con ese control. 

Leer más  10 formas de prevenir las estafas virtuales

Indicó que cuando ya se confirma la existencia de un tumor maligno en la mama, es recomendable buscar orientación y acompañamiento para poder informarse sobre los procesos a seguir y las alternativas disponibles para los tratamientos.

Combinar la atención pública con la privada 

El especialista afirmó que en el país existen graves deficiencias en el sistema de salud pública, por lo que recomienda que la mejor alternativa es combinar la atención de los hospitales con la de las clínicas privadas. 

¿Cuáles son las señales de alarma ante un posible cáncer de mama?
Foto Radio Fe y Alegría

“La prestación de servicio en la salud pública no es continua ni 100 % eficiente. La realización de estudios mamográficos a gran escala en los hospitales no existe,  la radioterapia generalmente no está presente como una opción a nivel público e igualmente el número de cirugías que se hacen no es suficiente para cubrir a todas las pacientes que necesitan operarse”, comentó. 

Delgado agregó que las pacientes deben analizar cuáles opciones pueden tomar de cada sector, por ejemplo, operarse en una clínica privada, pero recibir las quimioterapias en un hospital público. 

Creo que actualmente cualquier paciente diagnosticada con cáncer de mama puede tratarse en el país. Ahora que lo haga completamente en el sector público y en los tiempos adecuados no es posible, es preferible que combine la atención pública con la privada”, reiteró.

Otra alternativa que sugirió es apoyarse en organizaciones no gubernamentales que ofrecen servicios a los pacientes. Mencionó que la Clínica de Prevención del Cáncer de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) ofrece estudios y consultas a bajo costo en la ciudad de Caracas. 

Asimismo, explicó que fundaciones como SenosAyuda, SenoSalud, FundaMama y otras instituciones regionales tienen programas que pueden ayudar a que la lucha contra el cáncer de mama no sea tan cuesta arriba en Venezuela.

Noticias relacionadas