• Una cantidad exagerada de sal en la dieta de una persona guarda relación con el desarrollo de enfermedades autoinmunes

Un equipo internacional de investigadores descubrió que el consumo excesivo de sal puede deteriorar el sistema inmunitario de una persona y favorecer el desarrollo de enfermedades, como por ejemplo la esclerosis múltiple. Además de que eleva los niveles de presión arterial y aumenta el riesgo cardiovascular.

Los científicos revelaron que el sodio influye en el metabolismo energético de las células T reguladoras y altera los reguladores encargados de mantener la respuesta inmunitaria del organismo. 

Los resultados de este trabajo, coordinado por científicos del Centro para la Investigación de la Inflamación y la Universidad Hasselt de Bélgica y del Centro Max Delbrück de Medicina Molecular de Alemania, se publicaron en la revista científica Cell Metabolism y sirven de base para estudiar más a fondo cómo se originan y se desarrollan las enfermedades cardiovasculares y autoinmunes.

Leer más  #TeExplicamos | ¿Qué es el supermartes y cuál es su importancia en las elecciones de EE UU?

La cantidad de consumo de sal que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de máximo cinco gramos al día. 

Estudio reveló que el consumo excesivo de sal puede afectar el sistema inmunitario
Pixabay

Células inmunitarias

En un trabajo anterior de equipos de científicos dirigidos por el profesor Dominik Müller en el Centro Max Delbrück y el Centro de Investigación Clínica y Experimental (ECRC) en Berlín, encontró que consumir demasiada sal influye negativamente sobre el metabolismo. También interviene en el balance energético de algunos tipos de células inmunitarias innatas denominadas monocitos y macrófagos e impide que funcionen correctamente, refirió el portal Web Consultas.

Desarrollo de enfermedades 

Los científicos del estudio creen que la desregulación de las células Tregs están relacionadas con el desarrollo de enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple. 

Leer más  Ignacio Fernandes enlaza con el teatro una historia sin fin 

“Considerando nuestros hallazgos anteriores de que la sal afecta la función mitocondrial de monocitos y macrófagos, así como las nuevas observaciones sobre las mitocondrias en Tregs de pacientes autoinmunes, nos preguntábamos si el sodio podría provocar problemas similares en Tregs de voluntarios sanos”, señaló Müller, director del Laboratorio de Daño de Órgano Terminal Mediado por Hipertensión en el Centro Max Delbrück.

Los resultados de investigaciones previas habían demostrado también que el exceso de sal podría alterar la función Treg al inducir un fenotipo similar al autoinmune; es decir, que demasiada sal hace que las células Treg se asemejen a las implicadas en afecciones autoinmunes, pero todavía no se había descubierto exactamente cómo afectaba el sodio a la función Treg.

Leer más  Premios Oscar 2024: ¿quiénes son los nominados a Mejor Director? 
Estudio reveló que el consumo excesivo de sal puede afectar el sistema inmunitario
Pixabay

El nuevo estudio reveló que el sodio interrumpe la función Treg porque altera el metabolismo celular a través de la interferencia con la generación de energía mitocondrial. 

Este problema mitocondrial parece ser el primer paso en la forma en que la sal modifica la función Treg, lo que conduce a cambios en la expresión génica que tienen similitudes con los de las Treg disfuncionales en condiciones autoinmunes.

Leer más  La obesidad y los peligros de romantizar este padecimiento

“La mejor comprensión de los factores y los mecanismos moleculares subyacentes que contribuyen a la disfunción Treg en la autoinmunidad es una cuestión importante en este campo. Dado que las Treg también juegan un papel en enfermedades como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, la exploración adicional de tales efectos provocados por el sodio pueden ofrecer estrategias novedosas para alterar la función Treg en diferentes tipos de enfermedades”, manifestó en el estudio Markus Kleinewietfeld, director del Laboratorio para Inmunomodulación Traslacional de Bélgica.

Sin embargo, aseguró que se necesitan estudios futuros para comprender los mecanismos moleculares con más detalle y aclarar su posible relación con algunas enfermedades autoinmunes.

Noticias relacionadas