• La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la organización internacional sugirió que se habiliten espacios verdes y refugios para las olas de calor extremas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los gobiernos europeos comenzar a elaborar “mapas urbanos de calor” en los que se muestren las zonas más peligrosas durante los periodos de altas temperaturas, con el fin de reducir las víctimas de esas olas.

María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, explicó el 9 de agosto que esos mapas y otras medidas de planificación podrían también informar de lugares donde se pueda evitar la mayor exposición al calor.

En la rueda de prensa semanal de la agencia, la experta también recomendó otro tipo de medidas de planificación, como la creación de espacios verdes y de refugios para las olas de calor extremas.

Leer más  Ideas saludables y sencillas para meriendas escolares

Atención pública y sistemas sanitarios

En su alocución, Neira mencionó que los sistemas sanitarios y de atención pública deben estar mejor preparados para el cambio climático, por ejemplo a la hora de afrontar enfermedades antes consideradas como tropicales pero que están llegando a países europeos, como el dengue.

En el ámbito individual, las formas de combatir olas de calor como la que actualmente afecta a la península Ibérica son “recomendaciones de sentido común” ya conocidas por muchos, como una buena hidratación o el evitar zonas soleadas en las horas más calurosas del día, precisó Neira.

Añadió que las recomendaciones deben estar especialmente dirigidas a las personas que trabajan al aire libre, quienes en la actual coyuntura de calentamiento global están sufriendo un aumento de los índices de mortalidad.

Leer más  La grasa abdominal en los hombres podría aumentar el riesgo de alzhéimer

Neira también sugirió a la población general que se informe y conozca los síntomas de los golpes de calor, que pueden llegar a ser mortales.

Llegada del dengue a Europa tras el calor

En julio, la OMS recomendó que los países europeos se preparen para posibles brotes de dengue una vez que pasen los episodios de olas de calor que se están viviendo en distintas partes del continente.

La OMS alertó que el dengue en América puede aumentar en el segundo semestre de 2023: a qué se debe el incremento de casos

El máximo organismo de salud detalló que al pasar la temporada de calor, pueden surgir las condiciones ideales para la propagación del mosquito transmisor de esta enfermedad.

Raman Velayudhan, jefe del Programa de Control de Enfermedades Tropicales de la OMS, comentó que el salto del dengue a zonas donde antes esta enfermedad era inexistente tiene relación con el cambio climático y tanto los episodios de lluvia como de sequía son favorables para su expansión.

Leer más  Dejaron sin efecto resolución que impondría impuesto al servicio de delivery: lo que se sabe 

En ese sentido, la organización reiteró a los gobiernos la importancia de desarrollar planes de acción para una rápida detección y monitoreo de síntomas entre la población.

Preocupación de las organización por olas de calor

Tanto la OMS como otras organizaciones internacionales han expresado su preocupación por las intensas olas de calor que han enfrentado distintas regiones del mundo durante los últimos meses. 

La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) advirtió el 20 de julio que la ola de calor que se está registrando en distintos países del mundo “no es ninguna sorpresa” y advirtió que el fenómeno continuará a menos que cese el envío de gases con efecto invernadero a la atmósfera.

Leer más  Tribunal ejecutó sentencia de 25 años de cárcel contra hermanos Améstica por homicidio de Canserbero
La NASA prepara misión para el "lado más oscuro de la Luna": lo que se sabe

Por su parte, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que julio ha sido el mes más caluroso en todo el mundo desde que se tienen registros, con una temperatura promedio de 16,95 grados centígrados.

En ese sentido, indicó que el 6 de julio fue el día más caluroso nunca antes registrado, con una temperatura media de 17,08 grados. Pero no solo esa jornada, sino todas las transcurridas entre el 3 y el 23 de julio batieron el récord anterior, que era de 16,8 grados, medido el 13 de agosto de 2016.

La media mensual de 16,95 grados, elaborada con los datos de los 23 primeros días de julio, supera al anterior récord, que hasta ahora eran 16,63 grados en julio de 2019.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas