• En un texto publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, respondió que “se puede entender la posibilidad de bendecir a las parejas en situaciones irregulares” | Foto: EFE

El Vaticano ha aceptado la “posibilidad de bendecir” a parejas “en situación irregular” o del mismo sexo sin equipararlas al matrimonio, según un documento publicado hoy por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

En el texto, el prefecto de esa congregación, el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, respondió que “se puede entender la posibilidad de bendecir a las parejas en situaciones irregulares y a las parejas del mismo sexo, sin convalidar oficialmente su estatus ni alterar en modo alguno la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el Matrimonio”.

Esta posibilidad, que sigue la voluntad del papa Francisco, supone un cambio de postura respecto a la que la Congregación publicó en marzo de 2021, dirigida entonces por el español Luis Ladaria Ferrer, y que dijo que la Iglesia católica no podía impartir su bendición a las uniones de personas del mismo sexo.

La “Declaración” lleva por título Fiducia Supplicans: sobre el sentido pastoral de las bendiciones y es la primera que la Doctrina de la Fe, el antiguo Santo Oficio, publica en los últimos 23 años, desde Dominus Jesus (2000).

Leer más  Rusia entregó el cuerpo del líder opositor Alexéi Navalni a su madre: lo que se sabe

Se trata en primer lugar de un largo texto en el que se analiza el origen y sentido teológico del acto de la bendición, repasándolo desde el Antiguo Testamento y en las Escrituras.

“En su misterio de amor, a través de Cristo, Dios comunica a su Iglesia el poder de bendecir. Concedida por Dios al ser humano y otorgada por estos al prójimo, la bendición se transforma en inclusión, solidaridad y pacificación. Es un mensaje positivo de consuelo, atención y aliento”, se lee en el texto.

Sin embargo, pese a la apertura de la bendición de estas parejas, el Vaticano rechaza como “inadmisible” cualquier “rito u oración que puedan crear confusión entre lo que es constitutiva de matrimonio”, como por ejemplo los que lleva a cabo el clero alemán, que ofrece “actos de bendición” pese a la disconformidad de la Santa Sede.

“No se debe ni promover ni prever un ritual para las bendiciones de parejas en una situación irregular, pero no se debe tampoco impedir o prohibir la cercanía de la Iglesia a cada situación en la que se pida la ayuda de Dios a través de una simple bendición”, sentencia la Doctrina de la Fe en su “Declaración”.

La bendición a parejas homosexuales o “irregulares”, es decir, que no estén canónicamente casadas por la Iglesia, puede estar precedida por una “oración breve” en la que el cura puede pedir para los bendecidos “la paz, salud, un espíritu de paciencia, diálogo y ayuda mutua”.

Leer más  Premios Oscar 2024: ¿quiénes son los nominados a Mejor Actor Principal? 

Madres solteras pueden recibir la Comunión

El papa Francisco pidió una respuesta humanitaria para los migrantes que cruzan el Darién 
EFE

Recientemente, el Vaticano aclaró que el hecho de ser madre soltera no impide el acceso a la Eucaristía, en respuesta al obispo dominicano de San Francisco de Macorís, Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, que expresó su preocupación debido a que algunas chicas solteras “se abstienen de comulgar por miedo”.

Ante el miedo de las jóvenes a “comulgar por temor al rigorismo del clero y de los dirigentes comunitarios”, como señalaba el obispo dominicano, el prefecto del dicasterio para la Doctrina de la Fe, el argentino Víctor Fernández, publicó hoy una respuesta con algunas aclaraciones, con la aprobación del papa Francisco.

El cardenal argentino explica que el papa ha recibido “varias cartas de laicos” sobre el mismo tema en las que “se constata que, en algunos países, tanto sacerdotes como algunos laicos impiden de hecho a las madres que han tenido un hijo fuera del matrimonio acceder a los sacramentos e incluso bautizar a sus hijos”.

Y recuerda las palabras de Jorge Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires: “Hay presbíteros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio. Estos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación”.

Leer más  Terapia canina para calmar la ansiedad en niños hospitalizados: ¿de qué se trata?

“En este sentido, se debe trabajar pastoralmente en la iglesia local para hacer comprender que el hecho de ser madre soltera no impide el acceso a la Eucaristía”, dijo el prefecto, pues recordó que “como el resto de los cristianos, la confesión sacramental de los pecados cometidos les permite acercarse a comulgar”.

Al respecto, Fernández pone el ejemplo de “algunas de estas madres, dada la fragilidad de su situación, recurran a veces a vender su cuerpo para mantener a la familia” y que “la comunidad cristiana está llamada a hacer todo lo posible para ayudarlas a evitar este riesgo tan grave, en lugar de juzgarlas duramente”.

Y agrega que “por el contrario, “la comunidad eclesial debe apreciar también el hecho de que se trata de mujeres que han aceptado y defendido el don de la vida que llevaban en su seno y que luchan, cada día, por criar a sus hijos”.

Se puede conservar parte de las cenizas en “un lugar significativo”

El Vaticano aclaró que las cenizas de los difuntos se pueden conservar en lugares comunes similares a los osarios y también la familia puede colocar una pequeña parte de estas en “un lugar significativo” para el fallecido, según el dicasterio para la Doctrina de la Fe.

Leer más  Violencia familiar: cuáles son las primeras señales que pueden ayudar a identificar a un agresor

Ante las dudas sobre la conservación de las cenizas que planteó el presidente de la Conferencia Episcopal italiana, el cardenal Matteo Zuppi, el prefecto de Doctrina de fe, el argentino Víctor Fernández publicó una respuesta con algunas aclaraciones, con la aprobación del papa Francisco.

En es documento se precisa que, como indica el documento aprobado por Francisco Instrucción Ad resurgendum en 2016, está prohibido “dispersar las cenizas de un difunto” y por tanto “se deben conservar en un lugar sagrado, como el cementerio, o también en un lugar específicamente dedicado a tal fin”.

De manera que no se pueda “sustraer al difunto de la memoria y de las oraciones de los familiares y de la comunidad cristiana”, así como ser motivo de “olvidos y faltas de respeto”, así como “prácticas indecorosas o supersticiosas”.

Ante por ejemplo problemas económicos, “es posible preparar un lugar sagrado, definido y permanente para la acumulación y conservación de las cenizas de los difuntos bautizados, indicando los datos personales de cada uno para no dispersar la memoria nominal”.

La Iglesia admite, por tanto, “la posibilidad de verter las cenizas en un único lugar común, como ocurre con los osarios, pero preservando la memoria con el nombre de cada uno de los difuntos”.

Con información de EFE

Noticias relacionadas