• El sistema consta de varios pasos que una persona puede aplicar diariamente en sus actividades escolares, laborales o del hogar

Algunas personas suelen tener problemas para encontrar motivación o energía antes de realizar las tareas escolares, profesionales o incluso del hogar. Las causas de esta falta de concentración pueden ser variadas, sin embargo, el escritor Oliver Burkeman diseñó un método para aumentar la productividad: la técnica 3-3-3.

En el libro Cuatro mil semanas: Gestión del tiempo para mortales, Burkeman explica en qué consiste este sistema que puede ahuyentar a la desmotivación y conseguir jornadas más productivas en la cotidianidad. 

De acuerdo con el creador de la técnica 3-3-3, esta consiste en dividir el día en tres bloques de tres horas, asignando tres tareas a cada uno. 

Leer más  ¿La banda de rock alemana Rammstein se presentará en Caracas en diciembre de 2024?

Durante el primer bloque de las primeras tres horas, se deben realizar las tareas más complicadas y exigentes, para lograrlo se deben eliminar todos los distractores externos, como el celular, televisión, música, redes sociales o hacer otra tarea a la vez. 

En el segundo bloque, se abordan los pendientes que han sido aplazados, pero que no son tan urgentes ni complejos. 

En las últimas tres horas reservadas para el resto de labores, se deben realizar las relacionadas con asuntos menores, como responder correos, planificar el día siguiente o cualquier otro asunto que no requiere de inmediatez.

Leer más  La FDA ordenó el retiro de dispositivos cardíacos por riesgo de obstrucción
¿Cómo es la técnica 3-3-3 que mejora la concentración y aumenta la productividad?
Foto: Pixabay

Eficacia de la técnica

Burkeman destaca en su libro que la eficacia de esta técnica se basa en trabajar de manera concentrada y sin distracciones durante bloques de tres horas. Al enfocar la atención en una sola tarea, se logra alcanzar la máxima productividad.

Además, el autor enfatizó que este sistema puede adaptarse a las necesidades y preferencias de cada persona, siempre y cuando se mantenga la premisa de hacer las tareas establecidas para cada horario.

También indicó que los asuntos más demandantes deben fijarse para las primeras horas del día mientras que el resto pueden dividirse a lo largo de la jornada, incluso en horas de la noche. 

Leer más  Blancorexia: ventajas y riesgos del blanqueamiento dental

La regla de Burkeman para clasificar las labores del día es denominada “trabajo profundo”, en la que la clave está en enfocar la atención en una sola tarea a la vez durante tres horas. 

Causas de la falta de concentración

La concentración es un factor determinante para realizar tareas diarias de manera productiva, sin embargo, a muchas personas les cuesta alcanzar y mantener el enfoque necesario.

¿Cómo es la técnica 3-3-3 que mejora la concentración y aumenta la productividad?
Foto: Freepik

Entre las causas más comunes de la pérdida de concentración se encuentran: 

– La falta de descanso: el insomnio o sueño de mala calidad disminuye las facultades mentales y físicas para desarrollar las tareas.

Leer más  ¿Comenzarán a aplicar multas de tránsito de hasta $12 mil en Venezuela desde abril de 2024?

– El estrés: afecta las capacidades cognitivas como, por ejemplo, la concentración. Para esto se puede calmar la ansiedad con ejercicios de respiración y poner la atención en lo que se debe hacer.

– La sobrecarga de trabajo: intentar abarcar demasiadas cosas al mismo tiempo puede acarrear un agotamiento mental que origina un desempeño inferior al esperado

– El aburrimiento: la falta de estimulación por la tarea que se debe realizar, también influye en su desarrollo debido a que se genera un rechazo a completar la labor. 

Noticias relacionadas