• La misión fue calificada como un “éxito”

El Starship de SpaceX, considerada la nave espacial más grande y poderosa fabricada hasta la fecha, realizó con éxito su reingreso a la Tierra durante su tercera prueba de vuelo pautada para el jueves 14 de marzo.

Dos intentos anteriores terminaron en explosiones, aunque supusieron ciertos avances. Tras el segundo intento, SpaceX propuso al regulador, la Administración Federal de Aviación (FAA, por su traducción del inglés), 17 medidas correctivas que fueron aplicadas para obtener una nueva licencia de vuelo, ya concedida.

En esta oportunidad, el cohete logró separarse en dos partes sin inconvenientes. La primera estructura está hecha con acero inoxidable y se conoce como Starship y la segunda es un propulsor de primera etapa que lleva por nombre Super Heavy.

Este nuevo vuelo de prueba incluyó varios objetivos, entre ellos un primer regreso controlado a la Tierra.

Leer más  Rescataron a cuatro migrantes, entre ellos una venezolana, deshidratados en un desierto al norte de México

La compañía del multimillonario Elon Musk confía en que Starship se convierta en un sistema de transporte reutilizable diseñado para transportar tripulación y carga a la órbita de la Tierra, la Luna y Marte.

El método SpaceX

Para estas pruebas, los prototipos utilizados no llevan carga alguna.

El método de desarrollo de SpaceX es diferente al de las empresas tradicionales y las agencias espaciales nacionales. A diferencia de estos últimos que operan con dinero de los contribuyentes, esta empresa utiliza sus propios fondos, lo que le permite asumir más riesgos.

¿Cómo han sido las pruebas de SpaceX?

Las pruebas de los cohetes, que comenzaron en abril de 2023, se han llevado a cabo en medio de la posibilidad de una eventual falla. Sin embargo, sus objetivos siempre han estado centrados en la recopilación de información.

Leer más  Cómo transcurre el último día del Registro Electoral en el exterior
SpaceX lanzará el cohete Starship en su tercer intento de llegar a órbita
Foto: SpaceX

SpaceX ha indicado que los ingenieros de los equipos “continuarán revisando los datos y trabajando” para nuestra próxima prueba de vuelo. Sin embargo, por el momento, no se dispone de información precisa sobre las causas de la explosión del cohete, que ocurrió de manera inesperada.

En el primer intento, en abril de 2023, aunque en los primeros momentos del despegue todo parecía ir según lo previsto, el cohete comenzó a girar sobre su eje y la nave finalmente explotó. Musk había dejado claro anteriormente que la prueba tenía un 50 % de probabilidades de fracaso. A pesar de que no todo salió como estaba programado y el cohete explotó, los comentaristas de SpaceX mostraban entusiasmo durante la transmisión en vivo.

Leer más  Nicolás Maduro ordenó el cierre de la Embajada y consulados de Venezuela en Ecuador 

El 18 de noviembre, desde Texas en Estados Unidos, se llevó a cabo la segunda prueba del Starship. Esta vez, el despegue y la separación del propulsor y la cápsula fueron exitosos, pero minutos más tarde la nave volvió a explotar.

Noticias relacionadas