• Las elecciones en Estados Unidos están previstas para el 3 de noviembre. En El Diario recopilamos datos importantes sobre el proceso de votación 

A poco menos de un mes para las elecciones presidenciales en Estados Unidos, fijadas para el 3 de noviembre, existen dos candidatos clave: el republicano Donald Trump, actual presidente y aspirante a la reelección; y Joe Biden, candidato demócrata y exvicepresidente.

La norma que establece la fecha de las elecciones federales en EE UU se fijó en 1845.

Sin embargo, el complejo proceso de votación siempre genera dudas, incluso entre electores experimentados, sobre todo en el contexto actual de la pandemia por coronavirus.

Cada cuatro años se realizan los comicios para elegir al nuevo inquilino de la Casa Blanca. Según la norma, las elecciones se realizan el primer martes de noviembre.

¿Cómo es el proceso para elegir a candidatos?

Primero se realizan las elecciones primarias y los caucus (o asambleas de partidos), que son los dos métodos que los estados de la unión utilizan para seleccionar a un potencial candidato presidencial, según reseña el gobierno de Estados Unidos en su página web.

En las elecciones primarias se usa el voto secreto y en los caucus se realizan asambleas locales de electores que votan al final de la reunión por un candidato en particular. 

El funcionamiento de los caucus es similar al de una asamblea ciudadana. Los adeptos de cada partido registrados para votar se reúnen en cualquier recinto para elegir al que ellos consideran como el mejor candidato, según detalló Millie Herrera, activista demócrata y exasistente de la Secretaría de Trabajos de EE UU bajo la Administración de Obama, en una entrevista para El Diario.

Después de ese proceso se pasa a las convenciones nacionales, durante las cuales los partidos políticos eligen a un candidato para apoyar su candidatura.

En estas convenciones cada aspirante presidencial anuncia quién será su vicepresidente y realiza su campaña por todo el país para explicar su proyecto de gobierno a los votantes previo a las elecciones generales. Durante ese tiempo los candidatos pueden participar en debates con otros contrincantes.

Convenciones nacionales y delegados

En la Convención Nacional se ratifica la elección final de un partido político y de sus candidatos a presidente y vicepresidente. Para ser nominado como candidato a presidente el aspirante debe, en primer lugar, ganar la mayoría de los delegados. Este proceso se da durante las elecciones primarias de los partidos políticos y los caucus.

Un ejemplo de este proceso es la nominación de Joe Biden por el Partido Demócrata, quien resultó electo luego de cuatro jornadas de la Convención Nacional Demócrata, que se realizaron en forma virtual debido a la pandemia por covid-19.

Posteriormente, la elección se confirma a través del voto de los delegados durante la convención nacional.

Existen dos tipos principales de delegados:

-Los delegados comprometidos, que deben apoyar al candidato que se les asigna durante el proceso de las primarias o la asamblea del partido (caucus).

-Los delegados no comprometidos o superdelegados, que pueden apoyar al candidato presidencial de su preferencia.

Verdades y mitos del sistema electoral estadounidense

Durante las elecciones generales, los ciudadanos de Estados Unidos votan por el presidente en los centros electorales. Sin embargo, la suma del total del voto popular no determina quién es el ganador. 

En las elecciones presidenciales, al ganador no lo eligen los estadounidenses directamente, sino un grupo de representantes (electores) que se conocen como el colegio electoral, así lo establece la Constitución de ese país.

Para ganar las elecciones, un candidato debe recibir la mayoría de los votos electorales.  270 de los 538 votos del colegio electoral determinarán al nuevo presidente de los Estados Unidos.

blank
Colegios electorales por estado

¿Cómo funciona el colegio electoral?

El colegio electoral no es un lugar, es un proceso. Este sistema de elección indirecta fue creado en 1787 por los autores de la Constitución de Estados Unidos.

Consiste en la selección de los electores, la reunión de los mismos para votar por el presidente y vicepresidente y el conteo de los votos electorales por el Congreso.

La distribución de electores en cada estado iguala el número de miembros de la delegación congresional: uno por cada miembro de la Cámara de Representantes, más dos por los senadores.

En caso de que ningún candidato reciba la mayoría de los votos, la Cámara de Representantes elige al presidente y el Senado elige al vicepresidente, así lo explica el gobierno de EE UU en su página web.

Debido a ese tipo de proceso, algunos estados son muy importantes para los candidatos, ya que los más poblados tienen mayor cantidad de votos electorales.

El candidato a la presidencia de Estados Unidos puede ganar el voto popular, pero perder el electoral.

Así fue el caso del demócrata Al Gore, quien fue candidato a la elección presidencial de 2000 y aunque ganó el voto popular perdió en el colegio electoral frente al republicano George W. Bush. 

Lo mismo se repitió en 2016, cuando Hillary Clinton perdió ante Donald Trump a pesar de que había ganado el voto popular.

¿Cuándo tienen que votar los electores?

Aunque las elecciones generales están pautadas para el 3 de noviembre, en algunos estados se ofrece una votación temprana para permitir a los electores registrados sufragar antes del día previsto.

Dato: Voto anticipado. 4.000.000 de estadounidenses ya han ejercido el voto para las elecciones presidenciales de este año.

Para los electores que no pueden trasladarse a un centro de votación por enfermedad, discapacidad u otras razones, existe el voto por correo, práctica que ha sido parte de las elecciones estadounidenses durante más de un siglo, según reseñó The New York Times.

76% de los votantes estadounidenses serán elegibles para recibir una boleta por correo para las elecciones de 2020.

Verdades y mitos del sistema electoral estadounidense

¿Existe riesgo de fraude en las elecciones por correo? Mito

El presidente Donald Trumo ha mencionado en varias oportunidades que existen irregularidades en el sistema electoral. Sin embargo, un artículo de The New York Times señala que el fraude electoral, en los lugares de votación o en el correo, es muy poco común.

“Los estudios han encontrado pocas acusaciones creíbles de fraude en elecciones pasadas, y una comisión a la que Trump había encargado de investigar la corrupción electoral no encontró evidencia real de fraude antes de que él la disolviera”, indica el medio.

Los expertos detallan que cualquier fraude lo suficientemente grande como para definir una elección importante sería muy difícil de ocultar a nivel distrital, estatal o nacional.

Las personas que votarán el mismo día de las elecciones deben asistir en persona a un centro electoral.

Luego de los comicios cada estado realiza su propio conteo. El ganador se anuncia normalmente la misma noche de las elecciones.

¿Cuántos latinos podrán votar?

Hispanos elegibles para votar. 32.000.000 de personas de 60.600.000 latinos que viven en EE UU podrán votar.

En las elecciones presidenciales de este 2020 los hispanos representan el 13% del total de ciudadanos elegibles como votantes. Eso supera a la comunidad afroamericana como el grupo étnico más grande del electorado.

El crecimiento de la participación hispana ha ido creciendo gradualmente en los últimos años, según las estimaciones de Pew Research, en el año 2008 hubo una representación del 9% en las elecciones presidenciales y un 7% en las elecciones de 2000.

Voto venezolano

En Estados Unidos se encuentran al menos 480.000 venezolanos y al menos 120.000 son elegibles para votar en noviembre. De esos más de la mitad se encuentran residenciados en Florida, estado donde su voto podría convertirse en un factor determinante.

Según una encuesta divulgada por la Universidad del Norte de Florida, el 51% de votantes en ese estado piensa votar por el demócrata Biden en las elecciones de noviembre próximo mientras el 45 % apoya en reelegir al presidente DonaldTrump.

Noticias relacionadas