• El cumanés Gabriel Ochoa, a través de la disciplina, el esfuerzo, y las ganas de continuar aprendiendo, es el nuevo prospecto que formará parte de los Azulejos de Toronto

El venezolano Gabriel Ochoa comenzó su carrera como pelotero con tan solo cuatro años de edad en el Estadio Bolivariano de Cumaná (estado Sucre), lugar en el que descubrió su pasión y pasó la mayor parte de su infancia. Para él y su familia, el deporte era un medio para desarrollar su máximo potencial y asegurar su futuro en el campo de juego. 

“Me apasiona desde siempre, pero más por el apoyo de mis padres que me inscribieron en Criollitos de Venezuela, que es una Liga de Beisbol Menor donde se juegan campeonatos; desde allí comenzó este sueño”, comentó Ochoa para El Diario.

En febrero de 2021, a sus 18 años de edad, firmó por primera vez un contrato con los Azulejos de Toronto (Toronto Blue Jays). Un equipo profesional de beisbol de Canadá que compite en la División Este de la Liga Americana de la Major League Baseball (MLB).

“Sin dejar a un lado la educación”

Gabriel se crió en un hogar de recursos limitados, específicamente en un terreno en el que creció junto a sus padres, sus abuelas y su hermana menor en la ciudad de Cumaná. De creencias cristianas, el beisbolista expresó que con mucho trabajo duro, enfoque, sacrificios y sobre todo con la fe puesta en Dios, pudo llegar hasta donde está ahora.

Foto: Gabriel Ochoa
Venezuela y los contratos. De acuerdo con la MLB, Venezuela es el segundo país, después de República Dominicana, que más beisbolistas envía a Estados Unidos.

Los padres de Gabriel, Humberto y Yolmarys siempre lo mantuvieron enfocado en sus estudios de primaria y bachillerato; para que pudiera ocuparse de lleno a su carrera. “Siempre fue el beisbol, pero sin dejar a un lado la educación”, agregó.

Entre prácticas en el campo de juego y tardes de entrenamiento en el gimnasio logró destacarse como lanzador. Pasó por tres equipos nacionales: Hot Music, Municipalitos y Hermanos Martínez y Montañez.

Preparación en la academia

Desde hace tres años, Gabriel se ha estado preparando en Cachorros de Guanta Baseball Academy, una academia de beisbol avalada por la Asociación Venezolana de Agentes de Beisbol (AVAB), ubicada en Guanta, estado Anzoátegui. 

Con una recta de 92 millas por hora (mph) y un cambio de velocidad que oscila entre los 83 y 84 mph, el cumanés logró atraer con el dominio de sus lanzamientos al equipo canadiense. El joven venezolano se desenvuelve como pitcher derecho y mantiene un repertorio de recta, curva, cambio y sinker.

Sinker. En el béisbol, es un tipo de lanzamiento en el que la pelota desciende al suelo justo cuando se acerca al bateador.

Detrás de la malla del terreno, los instructores de la academia lo preparan física y mentalmente: “Nos fortalecen hasta estar formados como atletas para presentarnos a distintas organizaciones de beisbol, donde el equipo interesado habla con nuestro representante de academia y ofrece los beneficios para nosotros los peloteros”, detalló.

Foto: Cachorros de Guanta Baseball Academy

Los entrenamientos pueden durar más de cinco horas dependiendo de las rutinas. Ochoa comenta que diariamente entrena de 8:00 am a 12:00 pm, mantiene un descanso, y luego en la tarde entrena nuevamente técnicas de lanzamiento.

Situación del beisbol en la pandemia

El 2 julio de 2020 fue la fecha en la que comenzarían las pruebas de las organizaciones para reclutar beisbolistas. Sin embargo, la cita se canceló debido al covid-19, lo cual afectó a diversos jóvenes peloteros que aspiraban a firmar un contrato con un equipo de las Grandes Ligas.

Carlos Azocar, directivo de la AVAB, afirmó que no podían acceder a ningún campo hasta que el Ministerio de Juventud y Deportes diera la orden.

En Venezuela existen 183 academias inscritas en la asociación venezolana. No obstante, la institución de formación Criollitos de Venezuela señala que existen más de 1.000 escuelas de beisbol en todo el país, las cuales (en algunos casos) se han visto afectadas por la pandemia y la crisis económica venezolana.

Un venezolano que sueña con llegar a la MLB

El joven prospecto de 1.80 de estatura comenta que su sueño es jugar en los estadios del Rogers Centre de Canadá y en el Yankee Stadium de Nueva York (Estados Unidos). Para llegar a su objetivo tiene en mente continuar aprendiendo y mejorando sus lanzamientos.

Foto: Gabriel Ochoa

Por ahora, Ochoa afirma que ser beisbolista es la profesión a la que se quiere dedicar por un largo tiempo; pero asegura que si no fuera pelotero, estudiaría para convertirse en periodista deportivo.

Azulejos de Toronto. Desde 1980 hasta 2011, este equipo ha reclutado alrededor de 18 jugadores venezolanos. Estos han participado en las Grandes Ligas en Estados Unidos y Canadá.

Cuando no está en el estadio, lo pueden encontrar compartiendo junto a su familia y amigos más cercanos. Es amante de los perros, y se considera una persona inteligente, leal y sentimental. Igualmente, confiesa que aunque le emociona salir de Venezuela para tener una mejor calidad de vida y explorar nuevos lugares, siempre tiene presente regresar a su país.

Asimismo, Gabriel quiso darle un mensaje a aquellos niños y jóvenes beisbolistas que aspiran a rangos mayores en el mundo de este deporte: “En altas y bajas siempre manténganse adelante. Sean responsables, puntuales, trabajen duro, tengan disciplina y sobre todo con amor. Coloquen a Dios en primer lugar antes de trazarse cualquier objetivo”, concluyó.

Noticias relacionadas