• Investigadores de la Universidad Goethe de Fráncfort evaluaron las consecuencias de los cierres de escuelas relacionados al covid-19

La pandemia por covid-19 ocasionó que los gobiernos tomarán múltiples medidas para la contención del virus. El cierre de las escuelas y las clases a distancia formaron parte de las decisiones empleadas en la mayoría de los países.

Aunque se considera como una de las decisiones más eficientes para frenar la propagación del virus, educadores e investigadores han demostrado su preocupación sobre las consecuencias de esta medida en los estudiantes.

Un estudio efectuado por la Universidad Goethe de Fráncfort, Alemania, reveló que esta modalidad produjo un efecto educativo similar al de las vacaciones de verano, en el que se ha visto un declive en el aprendizaje de los alumnos.

“Los hallazgos indican un efecto considerablemente negativo de los cierres de escuelas en el rendimiento de los estudiantes, específicamente en los estudiantes más jóvenes y en los estudiantes de familias con un nivel socioeconómico bajo”, señalan los investigadores.

Agregan que para el estudio se realizó la revisión de bases de datos científicas de todo el mundo para así identificar la evolución de los estudiantes durante el cierre de las escuelas por la pandemia en muchos países.

Además, mencionan que la investigación se efectuó en el contexto de las posibles consecuencias para las futuras políticas educativas al enfrentar próximos cierres de escuelas.

Clases a distancia
Foto: cortesía.

Menor adquisición de habilidades

En el estudio se indica que a pesar de los diversos esfuerzos para mantener la escuela funcionando a través de la enseñanza a distancia, han surgido grandes déficits de rendimiento entre muchos estudiantes.

“El desarrollo promedio de habilidades durante el cierre de las escuelas en la primavera de 2020 puede describirse como un estancamiento con una tendencia a la disminución de las habilidades”, explicó el profesor Andreas Frey, quien enseña psicología educativa en la Universidad Goethe.

Brechas diferenciales

El informe señala que en la investigación pudieron determinar varios efectos diferenciales de los cierres de escuelas relacionados con el covid-19 sobre el rendimiento de diferentes grupos de estudiantes.

El catedrático sostuvo que la pérdida de habilidades en niños y adolescentes de padres socialmente desfavorecidos se pudo observar con especial intensidad; lo que confirma las suposiciones que se habían realizado anteriormente sobre la afectación de esta modalidad de acuerdo con los estatus sociales.

La brecha entre ricos y pobres se amplió aún más durante los primeros cierres de escuelas relacionados con el covid-19”, indicó Frey.

Por otra parte, la investigación sostiene que los niños más pequeños parecían verse más afectados negativamente en su aprendizaje

“Los estudiantes de bajo rendimiento se vieron más afectados por los cierres de escuelas en Matemáticas, mientras que los estudiantes de alto rendimiento se vieron más afectados en lectura”, indica la investigación.

Foto: cortesía.

Finalidad de la investigación

La revisión sistemática escrita por Svenja Hammerstein, Christoph König, Thomas Dreisörner y Andreas Frey se realizó en torno al proyecto de “reconocer y reducir las desventajas educativas relacionadas con el covid-19”.

La investigación es financiada por la Fundación Beisheim y el Fondo Goethe Corona. Además, se está desarrollando una herramienta de detección en línea para identificar a los estudiantes de secundaria que estén con bajas académicas para que reciban el apoyo del centro de asesoramiento MainKind de la Universidad de Goethe.

Efectos positivos

En la investigación se precisa que al observar más de cerca los estudios que informaron efectos positivos del cierre de escuelas en el rendimiento de los estudiantes, tres utilizaron algún tipo de software de aprendizaje en línea para evaluar a los estudiantes. 

“Los estudiantes en los estudios de Meeter (2021) y Spitzer y Musslick (2020) trabajaron con software de aprendizaje en línea para Matemáticas, y los estudiantes en el estudio de van der Velde (2021) trabajaron en software de aprendizaje en línea para idiomas”, detalla.

Los estudiantes de bajo rendimiento se beneficiaron incluso más que los estudiantes de alto rendimiento, con respecto a su desempeño durante el cierre de escuelas relacionadas con el covid-19 al usar el software de aprendizaje, de acuerdo con el estudio de Spitzer y Musslick.

Clases a distancia
Foto: cortesía.

Clases a distancia en Venezuela

En Venezuela, el cierre de las escuelas y el inicio de las clases a distancia desde marzo de 2020, representa un desafío más para los profesores, padres y estudiantes debido a la crisis socioeconómica en el país.

Los bajos salarios y las fallas en los servicios esenciales como la luz e Internet afectan la calidad de educación que deben recibir los alumnos en sus hogares. 

Debido a estas dificultades, las instituciones han desarrollado diferentes modalidades para que los estudiantes puedan cumplir con las asignaciones, entre las que se destacan el envío de trabajos a través de WhatsApp, correo electrónico o la entrega de portafolios presenciales.

Carlos Cedeño, miembro de la red de madres, padres y representantes, señaló en una entrevista previa para El Diario que el impacto en el nivel académico de los jóvenes “es terrible”. 

Comentó que el aprendizaje de los estudiantes ha decaído drásticamente. “Si en condiciones normales a las escuelas les cuestan estos procesos de enseñanza, imagínate ahora no teniendo esa relación profesor estudiante”, agregó. 

Advirtió que esta modalidad va a tener una consecuencia inmediata en los alumnos y también en la sociedad a mediano y largo plazo.

Posible regreso a clases presenciales

El ministro de Educación del régimen de Nicolás Maduro, Eduardo Piñate, informó que los estudiantes podrían volver a las clases presenciales el próximo mes de octubre.

“Se está haciendo la preparación del año escolar 2021-2022, y si se cumple el plan de vacunación, el regreso a clases presenciales será el mes de octubre”, indicó Piñate durante una reunión con los jefes de las zonas educativas del país.

Sin embargo, en al menos tres oportunidades el régimen mencionó un posible regreso a clases presenciales, lo cuales fueron pospuestos por aumentos de contagios por covid-19.

Venezuela es uno de los pocos países de la región que aún sigue sin permitir el regreso a clases presenciales.

En más de un año de estudios a distancia, en el país se han registrado múltiples protestas y denuncias por las fallas de esta modalidad. Maestros, padres y estudiantes insisten en que es necesario volver a las aulas para reanudar los procesos educativos tradicionales.

Noticias relacionadas