• La banda criminal detrás del secuestro pide 1 millón de dólares por persona a cambio de su liberación. No obstante, Estados Unidos ratifica su posición de no negociar con secuestradores. Foto: EFE / Referencial

Cinco hombres, siete mujeres y cinco niños, pertenecientes a un grupo de misioneros cristianos llamado Christian Aid Ministries, regresaban de una visita a un orfanato cuando fueron secuestrados por una banda criminal en Puerto Príncipe, Haití.

Entre los secuestrados se encuentran 16 ciudadanos estadounidenses y un canadiense. “¡Por favor, oren por nosotros! Nos están tomando como rehenes, secuestraron a nuestro conductor. Oren, oren, oren. No sabemos a dónde nos llevan”, dijo uno de los misioneros en un mensaje enviado por WhatsApp al que tuvo acceso el diario estadounidense The Washington Post

De acuerdo con las autoridades haitianas y varios expertos en seguridad, el secuestro lo realizó por una pandilla llamada 400 Mawozo, la cual también estuvo detrás del secuestro de miembros del clero católico en abril de 2021.

El orfanato que visitó el grupo de misioneros de Ohio, Estados Unidos, el sábado 16 de octubre, está ubicado en la ciudad de Croix-des-Bouquets, un área controlada por la pandilla.

Lo que se conoce del secuestro de 17 misioneros cristianos en Haití
Foto: EFE.

Secuestradores piden 1 millón de dólares por persona

La pandilla que secuestró a los misioneros pidió 1 millón de dólares por persona a cambio de su liberación, según informaron autoridades locales el 19 de octubre.

La ministra de Justicia del país caribeño, Liszt Quitel, reveló que los secuestradores exigieron un total de 17 millones de dólares. Además, indicó que, al parecer, los rehenes se encuentran en un lugar seguro fuera del suburbio.

Sin embargo, Estados Unidos reiteró que su política es no negociar con quienes secuestran a sus ciudadanos. 

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, reiteró que el objetivo continúa siendo “traerlos a casa”, aunque rechazó entrar en detalles para salvaguardar la seguridad de los rehenes, de acuerdo a lo reseñado por la agencia de noticias EFE.

Lo que se conoce del secuestro de 17 misioneros cristianos en Haití
Foto: EFE.

En declaraciones al diario The Wall Street Journal, el ministro haitiano de Justicia, Liszt Quitel, explicó este martes que el FBI y la Policía haitiana están en contacto con la banda 400 Mawozo.

Quitel señaló para la cadena de televisión CNN que los secuestradores se pusieron por primera vez en contacto con Christian Aid Ministries en horas de la tarde del sábado para comunicarles su petición de rescate. Luego de esta llamada, se han realizado varias más.

El ministro también informó que el FBI envió a agentes para el terreno, y que negociadores de la policía haitiana están asesorando al grupo religioso sobre cómo proceder.

Aunque se encuentran en Haití, el FBI no lidera las negociaciones con los raptores ni se ha puesto en contacto directo con ellos. No obstante, advirtieron a los secuestradores sobre cuáles pueden ser las consecuencias de dañar a los rehenes.

Historia y trabajo de Christian Aid Ministries

El grupo cristiano se fundó en 1981 como una organización sin fines de lucro y exenta de impuestos. Según reseñan en su página web, su principal propósito es “glorificar a Dios y ayudar a ampliar su reino”.

Christian Aid Ministries trabaja para ser un canal confiable y eficiente para que los amish, menonitas y otros grupos e individuos anabautistas conservadores atiendan las necesidades físicas y espirituales de todo el mundo.

En Haití, la ONG apoya a los ciudadanos principalmente a través de donaciones y proporciona refugio, comida y ropa a los niños, además de ayudarlos con su educación.

Manifestantes exigen liberación de los misioneros

El martes 19 de octubre, residentes de Titanyen, una aldea al norte de la capital haitiana, salieron a las calles para exigir la liberación de los 17 misioneros secuestrados. Sostenían carteles mientras marchaban por la carretera principal de la zona. 

“Sin estos misioneros, muchos de los que están aquí no hubieran podido enviar a sus hijos a la escuela. Sin estos misioneros, muchas de estas personas habrían perdido sus hogares por las inundaciones. Sin estos misioneros, nuestras casas nunca hubieran sido reparadas”, dijo un manifestante al medio Voz de América (VOA). 

Otro aseveró que los misioneros asfaltaron las carreteras y ayudaron a proteger las casas de deslizamientos de tierra e inundaciones. “Estamos pidiendo su libertad de inmediato. Y estamos pidiendo a los secuestradores que nos dejen vivir en paz”, indicó.

Las personas dijeron que iban a permanecer en las calles hasta que liberaran a los misioneros.

Foto: EFE.

La banda detrás del secuestro

Gedeon Jean, director del Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos con sede en Puerto Príncipe, señala que la mayoría de los secuestros que han ocurrido en Haití en los últimos años fueron perpetrados por esta banda.

Jean indicó al medio estadounidense Miami Herald que en abril de 2021 también pidieron 1 millón de dólares para el regreso seguro de las 10 personas, entre religiosos católicos y cercanos, secuestradas el 11 de abril de este año.

El grupo criminal, cuyo nombre en español significa “los 400 hombres inexpertos”, opera en el este de la capital del país. En el lugar realizan con frecuencia secuestros, robos de vehículos y extorsiones a empresarios.

Según las autoridades del país, la banda delictiva es una de las más de 150 que azotan el distrito de Puerto Príncipe, las cuales ganaron más terreno debido a la crisis política por la que atraviesa el país. 

Se presume que el líder de los 400 Mawozo es un hombre llamado Wilson Joseph, quien tiene una orden de captura por la policía haitiana desde hace un año aproximadamente, por homicidio, intento de asesinato, secuestro, robo de autos y rapto de camiones con mercancías.

Secuestros en Haití

De acuerdo con el Centro de Análisis e Investigación de los Derechos Humanos (Cardh), Haití es uno de los países con mayores tasas de secuestro del mundo, situación que empeoró este año.

Desde enero hasta septiembre de 2021, se registraron al menos 628 secuestros, de los cuales 29 eran extranjeros. En el mismo periodo pero del año anterior, la cifra fue de 231 casos.

La nación también enfrenta una gran crisis económica, sanitaria, humanitaria y política, y el asesinato del presidente Jovenel Moise por hombres armados acrecentó la inestabilidad en el país. 

Noticias relacionadas