• Los atletas venezolanos siguen demostrando su talento desde el extranjero. Esta vez los patinadores se subieron al podio en un campeonato nacional en Perú y ahora son una de las grandes promesas deportivas en el patinaje

Ainoha Espinoza, Alexa Espinoza, Gabriel Paz y Santiago Sequera son algunos de los patinadores venezolanos que resultaron ganadores en el primer Campeonato Nacional de Patinaje de Velocidad en Perú. Ellos son adolescentes y jóvenes migrantes que con su talento deportivo están dejando huellas positivas en el país al que migraron junto a sus familias.

Estos venezolanos, pese a conocer y tener experiencias en otros deportes, han encontrado en el patinaje esa adrenalina que, según cuentan, no existe en otra disciplina deportiva. Ellos confesaron que cuando el patinaje se convierte en pasión, entrenar hasta siete días a la semana, tener todos los días ocupados, postergar planes con los amigos y familiares, no son sacrificios; es parte de la vida de todo el que quiere llegar a la élite deportiva.

Patinaje de velocidad Perú
Foto: Legado Lima 2019

Desde el patinódromo del Complejo Panamericano Costa Verde en Lima, el único certificado en Perú para competencias, los migrantes venezolanos destacaron en las pruebas de 200 metros meta contra meta, 500 metros + distancia y en la carrera de fondo 5000 metros puntos.

Estos atletas venezolanos estudian, entrenan, compiten e incluso dan clases de patinaje. Como es el caso de las hermanas Espinoza Ceballos (de 15 y 17 años de edad), quienes desde que llegaron a Perú en el año 2017 han visto sus nombres entre la lista de ganadores en todas las competencias en las que han participado en Lima y en otras ciudades de Perú.

Por ahora nuestros objetivos son seguir superando nuestro récord personal, optar por becas deportivas y obtener la nacionalidad peruana para ser parte de la selección nacional y representar a Perú en campeonatos mundiales”, expresó Alexa Espinoza para El Diario.

Ainoha Espinoza manifestó que no hay una edad para iniciarse en este deporte. Todo aquel que lo desee puede lograrlo y registrar marcas que pueden convertirse en récord históricos. 

Ahora estos patinadores esperan que, así como su compañero Ronaldo Camacho, venezolano que se nacionalizó por ser hijo de peruano y ahora forma parte de la selección nacional, su desempeño y nivel deportivo les permitan demostrar que también son capaces de representar y sumar medallas a Perú.

Venezolanos en patinaje de velocidad en Perú
Foto: Legado Lima 2019

El apoyo de sus padres es fundamental en los entrenamientos y las competencias; al igual que el de los entrenadores, quienes no solo son preparadores físicos. Ellos contaron que les inculcan valores para poner en práctica dentro y fuera de la pista, incluso algunos se han convertido en familia.

El patinaje: una oportunidad para ser feliz

Gabriel Paz tiene 13 años de edad y quedó campeón absoluto en la categoría pre-juvenil. Ganó la competencia de los 500 metros + distancia, 200 metros meta contra meta y en la carrera de fondo 5000 metros puntos.

Su llegada a esta disciplina deportiva se dio desde muy pequeño, cuando no había cupos para entrenar en el equipo de fútbol en el que quería. Por ello empezó a practicar el patinaje; ahora está a punto de cumplir siete años en este deporte que se ha convertido en un estilo de vida.

Venezolanos en Perú
Foto cortesía

Llegó a Lima en el año 2018 y desde ese momento buscó seguir con la práctica del deporte. Gabriel contó que el respaldo de sus padres ha sido clave para triunfar y lograr el éxito en cada una de las competencias en las que participa.

Estar en el patinaje me hace feliz y es una pasión con la que quiero seguir por muchos años, pero también pienso estudiar una carrera universitaria y ser un gran profesional”, contó Gabriel para El Diario.

Luchar por los sueños a pesar de los obstáculos

Santiago Sequera tiene 14 años de edad y compitió en la categoría juvenil y quedó campeón en todas las pruebas en las que participó. Tiene una destacada trayectoria deportiva y registra uno de los mejores tiempos en esta disciplina. 

Él reveló en exclusiva para El Diario que, junto a sus padres, migró nuevamente de Lima hacia Ecuador. La esperanza de obtener la nacionalidad peruana, ser parte de la selección nacional y representar a Perú en competencias internacionales, se la arrebataron.

Legado Lima 2019
Foto: Legado Lima 2019

Esto sucedió por motivos que no quiso detallar completamente, pero que según explicó, estarían relacionados a su nacionalidad venezolana. Es por ello que se mudó con  su familia a Ecuador, país en el que seguirá preparándose y en el que siente que su talento será reconocido como se merece.

Cuando salimos de nuestro país lo hacemos con un objetivo y si en el camino la situación se pone dura, debemos ser fuertes y seguir. En el deporte tú mismo eres tu competencia y todos los días me esfuerzo por ser mejor a pesar de los obstáculos”, comentó Santiago para El Diario.

Esta situación preocupa a algunos padres. Temen que a sus hijos tampoco se les dé la oportunidad de representar a Perú por motivos salpicados de xenofobia. Esto a pesar del nivel deportivo que tienen y los logros y medallas que podrían darle al país. Sin embargo, expresaron que seguirán apoyando a sus hijos a pesar de las dificultades y superarán todos los obstáculos. 

Noticias relacionadas