• La persona que desee volar un dron en el país debe acudir al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) para registrar su equipo y gestionar una licencia. Las normas incluyen no ser operados cerca de aeropuertos ni deben contener explosivos

En Venezuela el uso de drones no está prohibido, pero sí está regulado. Un mal uso de las aeronaves pilotadas a distancia, como se les conoce en el país, puede llevar a la detención por parte de funcionarios de seguridad. Según las autoridades, la normativa está dirigida principalmente para evitar accidentes. 

En noviembre, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvo arbitrariamente en la Península de Paraguaná (Falcón) al fotógrafo Carlos Germán Debíais mientras volaba un dron que pasó cerca de la Refinería de Amuay y el Destacamento 131 de la GNB. Los efectivos allanaron su residencia sin orden judicial en la urbanización Judibana y se llevaron parte de sus equipos.

De acuerdo con su familia y vecinos de la zona, el joven utilizó el dron desde su casa y fue visto por funcionarios militares mientras lo piloteaba. Fue detenido el 12 de noviembre y trasladado a Caracas, donde luego de una audiencia preliminar un tribunal antiterrorismo le imputó tres cargos, incluyendo terrorismo.

La familia denunció los hechos y aseguran que Debíais es inocente y cuenta con una trayectoria como fotógrafo dentro y fuera de Venezuela que lo ratifican. Jhosmara Almera, su esposa, pidió en un video difundido en su cuenta en Instagram no politizar el hecho y destacar el trabajo del paraguanero en redes sociales hasta que quede en libertad.

Detención por uso de drones en Venezuela

No es la primera vez que funcionarios afectos al régimen de Nicolás Maduro detienen a personas por volar drones en el país.

En 2016 fue detenido en Caracas Alejandro Puglia por intentar volar un dron durante una convocatoria de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

También, en el año 2018 capturaron a un grupo de seis personas por planificar un presunto atentado con drones contra Maduro durante un desfile militar.

La normativa para volar drones en Venezuela

Hasta hace algunos años no existía normativa legal para regular el uso de aeronaves pilotadas a distancia, pero desde 2016 se empezó a legislar al respecto. En un principio, toda persona que tenga un dron debe registrarlo en el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC).

También, es necesario gestionar un seguro médico, una licencia y certificado aeronáuticos, emitidos normalmente por el INAC, para verificar que la persona está capacitada para volar un dron. Además, el instituto suele pedir otro tipo de evaluaciones prácticas y cursos. Dependiendo del tamaño y peso del dron, el ciudadano debe ser mayor de 13 (para los más livianos) y 18 años de edad (para los más pesados).

Los permisos iniciales pueden solicitarse en el portal web del INAC, donde igualmente está presente la normativa que regula el uso de los aparatos. Las personas deben especificar para qué se utilizará el dron, ya sea para un fin recreativo, privado o comercial.

Foto: Getty Images.

De acuerdo con la legislación venezolana en materia de Aeronaves Pilotadas a Distancia (RPAS) emitida por el Ministerio del Transporte, existen limitaciones para el uso de las naves sobre el espacio aéreo venezolano, que son aplicadas tanto a personas como empresas con drones. Entre ellas destacan:

-No ser operados de modo que se pueda crear un riesgo para las personas o propiedades. Sobre todo, cuando hay ráfagas de viento fuerte o cualquier interferencia relacionada con el clima.

-No ser operadas cerca de aeródromos o aeropuertos en un diámetro de 9 kilómetros.

-El piloto no debe perder de vista el dron y debe ser operado durante la salida y la puesta del sol.

-No se pueden volar drones sobre aglomeraciones de personas al aire libre.

-Está prohibido volar un dron cerca del presidente y otras autoridades nacionales e internacionales en el país. Tampoco cerca de instalaciones de energía eléctrica, siderúrgica y petroquímica, centros de policía, militares y cárceles. Solo se puede volar a una distancia de 1.8 kilómetros de estos.

-No deben contener material explosivo ni luces brillantes.

-No superar una altura promedio de 120 metros de alto y 450 metros en horizontal.

La normativa en Latinoamérica

En Latinoamérica no existe un órgano regulador del uso de drones que integre a todos los países del continente. No obstante, en la región, las normas suelen ser similares. El Convenio de Aviación Civil Internacional de Chicago, Estados Unidos (1944), establece una de las principales normas es no sobrevolar territorio de un Estado a menos que se tenga autorización.

Por lo tanto, las autoridades de cada territorio son las que deben promover leyes para regular y procurar el buen uso de las aeronaves pilotadas a distancia. La norma compartida en Latinoamérica es tener un registro previo antes de hacer un vuelo. México, Estados Unidos, Colombia y Argentina regulan, al igual que Venezuela, vigila el uso de drones mediante los organismos aeronáuticos.

De momento, el fotógrafo Carlos Germán Debíais continúa detenido por volar un dron cerca de una refinería en Falcón. Los familiares y allegados no han revelado mayores detalles del hecho, ni han aclarado si la aeronave estaba en el diámetro permitido por la norma o estaba al día con la documentación correspondiente. Mientras eso se aclara, estará bajo investigación durante 45 días en Caracas.

Noticias relacionadas