• Muchas personas sienten estrés antes de la consulta porque no saben cómo será la comunicación con su médico. Aquí te dejamos algunos consejos cortesía de doctores que ven pacientes todos los días

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota How to stress less about going to the doctor, original de The Washington Post.

Si sientes ansiedad cuando vas al consultorio médico, no eres el único. Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer descubrió que algunos pacientes evitan acudir al médico debido a preocupaciones sobre la comunicación que tendrán con su doctor.

Si eres una de estas personas, tener una idea de lo que abordarán en la consulta puede ayudarte a aliviar tus preocupaciones y ansiedad. Aquí te ofrecemos unos consejos cortesía de médicos que ven pacientes casi todos los días.

La visita al médico puede desencadenar factores estresantes que se sienten fuera de control. Por ejemplo, la rutina de tener que subirse a la báscula al inicio de cada consulta genera ansiedad en muchas personas.

Los médicos dicen que los pacientes pueden pedir que no los pesen o que pospongan que los midan. No hay problema en decir: “Me gustaría que no me pesaran antes de ver a mi médico y me gustaría poder hablar con ellos para ver si necesito saber mi peso actual”, detalló Tracy Richmond, doctora de medicina adolescente y directora del Programa de Trastornos de la Alimentación del Boston Children’s Hospital.

Cuando el médico ingresa a la sala de consultas, a veces parece que tanto él como el paciente tienen agendas diferentes. Tal vez estés pensando en esa tos que no se te quita, pero el médico te está haciendo un millón de preguntas sobre un lunar que tienes en el brazo.

Leer más  El posible cierre de las ONG en Venezuela pone en riesgo a los sectores más vulnerables de la ciudadanía

Entonces, ¿qué hacer en esos casos? Richmond dijo que es útil comentarle por adelantado al doctor cuáles son tus objetivos y prioridades. Asimismo, agregó que los pacientes pueden decir: “Estas son las cosas que están de primero en mi lista de prioridades (para esta consulta). …¿Hay algo que creas que deba estar en mi lista de prioridades?”. Eso le permite al médico tener una lista de ítems que sabes que estarán cubiertos.

Maja Artandi, profesora de atención primaria y salud en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, sugirió ir más allá y tener una lista breve y organizada de las principales preocupaciones que te gustaría cubrir en la consulta. “Como médica de atención primaria, realmente quiero entender qué es lo más importante para el paciente antes de comenzar a decirles lo que creo que es importante. Considero que si el paciente tiene una lista y está preparado para la visita, eso algo bueno”, explicó Artandi. “Añadiría que si quieres traer una lista (a la consulta), enfócate en tus tres preocupaciones principales”.

Al elaborar la lista, es posible que necesites una segunda o tercera cita médica para cubrir todo en profundidad, especialmente si hay varios temas importantes que tratar. “Solo tenemos una cantidad limitada de tiempo y es posible que no podamos abordar todo lo que está en la lista”, comentó Artandi. “Si alguien realmente quiere abordar todo… debe estar preparado para agendar otra cita”.

Escribir o mencionar tus prioridades por adelantado también evita la decepción de plantear una inquietud durante los últimos minutos de la consulta, ya que entonces el médico podría no tener tiempo para abordar el problema por completo. “La peor parte para un médico es que al final de la visita se plantee el problema más importante… porque luego dicen: ‘Oh, no, ¿cómo voy a abordar esto de manera adecuada cuando tengo a otros pacientes esperando?’. (Plantear las preocupaciones más importantes) por adelantado y de forma explícita lo hace mucho más fácil”, dijo Richmond.

Leer más  Cometa ZTF: ¿cuándo y cómo puede verse desde Venezuela?

También puedes aumentar la eficacia de la visita aportando datos. ¿Tienes la presión arterial alta? Lleva un registro, si lo tienes, de los exámenes sobre la presión arterial. ¿Tomas múltiples medicamentos? Considera llevar los envases para que tu médico los evalúe. Si eso es demasiado complicado, anota los nombres y las dosis que ingieres. Así te aseguras de que tu registro médico esté actualizado.

Los doctores quieren saber especialmente si tienes algún problema de salud, así que no endulces las cosas durante la consulta. “Es la salud del paciente, no una boleta de calificaciones”, mencionó Artandi. “Todo es parte del proceso de salud del paciente. Estamos allí para ayudarlos, especialmente si no les va tan bien”.

Por supuesto, si sientes que no te están escuchando o no estás de acuerdo con lo que propone el médico, puedes preguntarle a él mismo por otras opciones o ver si sus colegas pueden tener otras ideas.

Tammy Chang, profesora asociada de medicina familiar en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, comentó que está bien que los pacientes pidan a los médicos que busquen la opinión de sus colegas. “Es el arte de la medicina”, detalló. “Muy rara vez hay un solo camino que seguir”, dijo. “Entonces, creo que empoderar a los pacientes significa darles opciones y escuchar opciones desde diferentes puntos de vista. Los médicos ya no trabajan aislados”.

Y sí puedes buscar una segunda opinión. Si bien a los pacientes les puede preocupar que las segundas opiniones molesten a su médico, un buen médico debe sentirse cómodo con esa idea. Si no lo hace, es hora de considerar verse con alguien nuevo.

Leer más  ¿Qué es el nitazeno, una droga 800 veces más potente que la morfina que se está extendiendo en EE UU?

“Siempre les digo a mis pacientes que ellos son la persona principal: es su salud lo que nos preocupa. Entonces, si necesitan hacer preguntas, obtener una segunda opinión o aclarar algo, eso debería ser bienvenido”, dijo Artandi. “Si el médico ve esto como ofensivo, definitivamente es una señal de alerta. Todos trabajamos juntos como profesionales médicos para ayudar a nuestros pacientes”.

Para algunos pacientes es difícil seguir todo lo que dice el médico, ya sea porque se proporciona demasiada información o demasiada jerga médica. Chang sugirió tomar notas durante la visita o incluso llevar a un amigo o familiar para que tome notas por ti. Adicional a esto, siempre puedes pedirle a tu médico que te explique, en términos más simples, si no entiendes lo que está diciendo.

“Puede ser realmente complicado. Entonces, debemos escribir las cosas y luego, si hay alguna parte que no tiene sentido ni durante la consulta ni después, el paciente nunca debe sentirse incómodo pidiendo que le aclaren”, dijo Chang. “Como médico, realmente aprecio eso”.

Según las nuevas reglas federales de Estados Unidos, los pacientes también tienen derecho a ver todos los registros del médico sobre sus consultas, comúnmente a través de portales de pacientes en la web, para que puedas leer y revisar lo que se discutió.

La conclusión de Chang es que prepararse para las consultas médicas puede ser estresante, pero asistir informado y expectativas de lo que deseas puede ayudar..

“Creo que es bueno que los pacientes entiendan que en realidad se trata de una colaboración”, argumentó Artandi. “Nosotros, como proveedores médicos, realmente estamos ahí para ayudar a nuestros pacientes a tener la mejor salud posible, pero es un trabajo mutuo”.

Traducido por José Silva

Noticias relacionadas