• En el sector Piedras Negras, en el estado de Coahuila en México, es donde han ocurrido 88 % de las muertes confirmadas

Las autoridades mexicanas hallaron recientemente el cuerpo de Christhoper Gitson, de 31 años de edad, de nacionalidad venezolana, en las aguas del río Bravo. Este venezolano engrosa la lista de migrantes que han muerto en las aguas de la frontera natural entre México y Estados Unidos.

De acuerdo con el reporte de SuperChannel12.com, en el sector colonia Ejidal Santo Domingo fue encontrado Gitson. Trascendió que el hombre era uno de los migrantes venezolanos reportado como desaparecido.

El reporte policial aseguró que tenía avanzado estado de descomposición. Vestía una camisa color gris oscuro con la marca Adidas. También, tenía un short de color gris, zapatos deportivos color gris, medias negras y una koala con la leyenda Supreme.

Aún no se ha podido comprobar que la identificación corresponda con el cadaver. El caso permanece en averiguaciones.

Leer más  Caso María Lionza: “La UCV como propietaria de la obra debió autorizar el permiso de movilización” 

Las autoridades han alertado que el caudal del afluente ha crecido en al menos un metro y medio producto de la inestabilidad atmosférica durante las últimas semanas. Esta situación ha provocado que muchos migrantes desaparezcan en las aguas intentando llegar hasta EE UU.

El río Grande, como lo conocen en Estados Unidos, es el cuarto más largo de América del Norte, con una longitud de 3.034 kilómetros.

Los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) detallan que seis de cada 10 detenciones en el río Bravo -en lo que va de 2022- son de migrantes provenientes de Venezuela, Cuba o Nicaragua.

Aguas peligrosas

Un reciente reporte de Reuters detalló que en el río Bravo además de la fuerza y velocidad del agua, el fondo es resbaloso. Incluso, cuando los niveles de agua están bastante bajos muchos caen y al intentar levantarse la corriente del agua los arrastra.

Leer más  María Elena Morán y su viaje emocional a la empatía en el accidentado proceso migratorio venezolano

En sus aguas han sido reportados cocodrilos, serpientes venenosas y escombros a lo largo del lecho del río. También hay remolinos que succionan a las personas.

Además, los datos de la Patrulla Fronteriza de Texas, en el año 2021, se reportaron 170 muertos en el lugar.

De 20 a 30 venezolanos cruzan a Texas a diario

Fuentes consultadas por EnFrontera.com coinciden que entre 20 y 30 venezolanos estarían entrando a Texas a diario en las últimas semanas.

“Antes los venezolanos eran migrantes que se unían a otros grupos o pasaban solos. Ahora llegan en grupos de unas seis a siete personas, y hasta más de 10, todos venezolanos, y pasan ayudándose entre sí. A pesar del aumento de vigilancia de Migración, muchos logran meterles gol y alcanzan la orilla del río Bravo”, explicó una de las fuentes, que prefirió reservar su identidad.

La escasez de recursos económicos hace que gran parte de los venezolanos no tengan el dinero para pagarle a un coyote para pasar el río Bravo. Al desconocer las zonas de mayor riesgo aumenta la posibilidad de ser hallados muertos en esas aguas.

Leer más  ¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de comprar un equipo electrónico en Venezuela?

Así cruzan los migrantes

Unos 50 metros de río separan a Piedras Negras de Eagle Pass que son los puntos más comunes que usan los migrantes para pasar del lado mexicano hasta el estadounidense. La corriente los empuja algunos metros.

Las fuentes de EnFrontera.com insisten que aunque se sepa nadar las condiciones de las aguas sorprenden a los que se aventuran a ingresar.

Explican que una vez están en el río temen ser detenidos por la patrulla fronteriza de México y ser deportados, por lo que prefieren llegar como puedan hasta la frontera de EE UU.

Noticias relacionadas