• Esta alternativa está pensada para las parejas conformadas por dos mujeres. Con esta opción el embrión puede tener una conexión entre ambas

Un método de fertilización in vitro, denominado ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja), que consiste en la selección de la parte biológica (el óvulo) y la maternidad (vientre receptor) puede ayudar a las parejas conformadas por dos mujeres a tener la oportunidad de experimentar la concepción compartida.

El embriólogo clínico Henry Fajardo señaló que este tratamiento consiste en implantar el óvulo de una de las mujeres en el útero de la otra. De esta forma, se establece una conexión entre la parte biológica y se produce un intercambio sanguíneo, por lo que el embrión tendría parte de ambas. 

 “Para fecundarlos se usa un espermatozoide, el cual puede ser producto de donante anónimo, o selectivo”, indicó Fajardo en una entrevista para la emisora radial Éxitos 95.3 FM, el 24 de enero.

El doctor, quien también es miembro de la Junta Directiva de la Asociación Venezolana de Medicina Reproductiva y Embriología (Avemere), detalló que lo recomendable es seleccionar a la mujer más joven para donar los óvulos, mientras que la receptora debería ser la de mayor edad en la relación.

Leer más  Kontigo: cómo funciona la plataforma de ahorro colectivo creada por venezolanos

“Después de los 35 años, la fertilidad comienza a disminuir. La efectividad de la tasa de embarazo puede variar entre 60 % y 65 %”, precisó Fajardo. 

Método de fertilización in vitro ROPA: ¿en qué consiste?
Foto: Pixabay

Proceso a seguir en este método

Para ser candidato al método de fertilización in vitro ROPA, lo primero que se debe hacer es un estudio de fertilidad de ambas partes de la pareja, para así poder definir cuál de las dos es la mejor candidata para aportar el óvulo y cuál lo es para albergar el embarazo.

Una vez definido este aspecto, comienza el proceso: 

– Se realiza una estimulación ovárica en la madre biológica utilizando gonadotropinas, una medicación subcutánea de fácil administración. Este medicamento tiene la finalidad de lograr el desarrollo folicular múltiple, que será monitoreado mediante ecografías.

Leer más  ¿Qué es y cómo funciona la web3, un nuevo tipo de servicio de Internet?

– Una vez que los folículos alcancen el desarrollo óptimo, se procede a la extracción de los óvulos. Este proceso se lleva a cabo a través de la vía vaginal, bajo una anestesia general de tipo sedación. Es importante destacar que esta intervención es ambulatoria, no requiriendo ingreso hospitalario.

– Los óvulos obtenidos son luego inseminados con la muestra de semen del donante. Para este proceso, existen dos técnicas disponibles: la fecundación in vitro clásica o la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

– Una vez que se logre la fertilización exitosa, los embriones resultantes son cultivados en el laboratorio durante 3 a 5 días. 

– Finalmente, llega el momento de realizar la transferencia embrionaria al útero de la pareja. Luego, se esperan dos semanas para hacer un examen de sangre que compruebe el embarazo. 

Problemas de fertilidad: ¿qué opciones hay en Venezuela para quienes intentan tener hijos?
Foto: Pixabay

Otros métodos de fertilización

El especialista también comentó sobre otro método de fertilización alternativo, conocido como el útero subrogado. Este tratamiento permite que dos hombres, que sean pareja, puedan convertirse en padres a través de la utilización de un vientre de alquiler que se encargará de concebir el bebé con el óvulo de una donante.

Leer más  El módulo Odiseo hizo historia al llegar con éxito a la Luna: los detalles

Sin embargo, aclaró que esta técnica aún no está legalmente permitida en Venezuela. 

En el caso de una pareja conformada por hombre y mujer, primero se debe diagnosticar si existe un problema de fertilidad que amerite un tratamiento de baja o alta complejidad.

En ciertos casos, dependerá de la edad de la mujer, el tiempo que haya intentado la pareja tener hijos sin éxito y conocer de alguna patología de base. 

Una de las opciones es ordenar un tratamiento de relaciones dirigidas, que implica hacer un monitoreo ovulatorio en el ciclo menstrual de la mujer para indicar a la pareja cuál es el momento ideal para tener la relación sexual.

Si la mujer no ovula o el especialista quiere aumentar las probabilidades del embarazo se puede realizar una estimulación ovárica. 

Entre el 20 % y 30 % de casos de infertilidad están relacionados con enfermedades de transmisión sexual
Foto: Pixabay

Otro tratamiento de baja complejidad es la inseminación artificial, que también comienza con un seguimiento de la ovulación de la mujer. Posteriormente, se toma una muestra de semen en un laboratorio y se descartan los espermatozoides con formas inadecuadas y de poca movilidad. 

Leer más  El telescopio espacial Webb descubrió lo que sucede tras la explosión de estrellas masivas

Cuando la mujer está ovulando se introducen los espermatozoides a través de un catéter dentro del útero. Esto se puede realizar tanto en un ciclo natural como con estimulación ovárica, y también tiene una efectividad de entre 20 % y 25 %.

Entre las técnicas de reproducción asistida de mayor complejidad, se encuentra la fertilización in vitro con transferencia embrionaria. Este tratamiento consiste en esperar la salida del óvulo para extraerlo y en el laboratorio unirlo con los espermatozoides seleccionados, ponerlos en una incubadora hasta que se forme el embrión para luego transferir al útero. 

Estas técnicas de reproducción asistida tienen un nivel de eficacia de entre 40 % y 50 %.

Noticias relacionadas