• En un informe publicado por la agencia Reuters, se reveló que desde 2023 PDVSA ha establecido cláusulas en sus contratos para recibir sus pagos en stablecoins como el USDT de Tether

Pocas horas antes de que venciera el plazo de flexibilización de las sanciones emitidas por Estados Unidos contra la industria petrolera venezolana, el Departamento del Tesoro publicó su licencia general 44a. A partir de ese 17 de abril, y hasta el 31 de mayo, todas las empresas o particulares estadounidenses tenían chance de liquidar sus negocios con la estatal Petróleos de Venezuela S.A. y sus filiales.

Aunque esto deja la puerta abierta a mantener la flexibilización en caso de que el gobierno de Nicolás Maduro se apegue a sus compromisos con el Acuerdo de Barbados, el oficialismo ya ha adelantado que se prepara para un escenario de regreso total de las sanciones. Esto a través de la red de contactos y mecanismos que ha implementado en los últimos años para sortear las restricciones en las exportaciones de crudo, y que involucra el uso de criptomonedas como medio de pago.

Un reportaje de la agencia estadounidense Reuters reveló que desde 2023 PDVSA ha ido las operaciones con la criptomoneda Tether para sus ventas, al no poder acceder al sistema financiero internacional. De hecho, fuentes cercanas a la estatal petrolera confirmaron que se planea incrementar su uso.

Pagos en USDT

#TeExplicamos: ¿cómo elude PDVSA las sanciones a través de las criptomonedas?
Foto: cortesía

En su reportaje, Reuters consultó al ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, Pedro Tellechea, quien confirmó que la empresa emplea criptomonedas como método de pago. Esto en paralelo a otras divisas como los rublos rusos, rupias indias y yuanes chinos.   “Tenemos diferentes monedas, de acuerdo a lo que se establece en los contratos”, dijo.

Durante la gestión de Tellechea, quien sustituyó en el ministerio a Tareck El Aissami, las ventas de petróleo han aumentado significativamente, incluso bajo el contexto de las sanciones. Por ejemplo, en marzo de 2024, ya bajo el esquema de flexibilización, PDVSA alcanzó un récord de exportaciones de 900 mil barriles diarios. Esto principalmente a países como India, China, aunque también por la reciente licencia adquirida con la empresa estadounidense Chevron.

Leer más  Sector industrial en Venezuela registró un crecimiento de casi 17 % en el primer trimestre de 2024

En todo caso, a pesar de que el dólar se mantiene como la principal moneda en los mercados internacionales, el gobierno venezolano ha encontrado maneras de evitar su uso sin caer en las inestabilidades cambiarias de otras divisas o en el riesgo de transar con cuentas bancarias que pudieran ser bloqueadas por Estados Unidos. 

Es allí donde entran las criptomonedas, y específicamente Tether. Creada en 2014, se trata de una stablecoin, o moneda estable, pues su valor está anclado al del dólar estadounidense, adoptando el símbolo USDT. A diferencia de otros criptoactivos como el bitcoin, cuyo valor depende de los mercados y es altamente volátil, el USDT en la práctica funciona como dólares digitales, los cuales no están bajo jurisdicción del Departamento del Tesoro, a pesar de respetar sus normativas. 

Gradualmente

venezolanos PDVSA
Foto: cortesía

De acuerdo con Reuters, para el primer trimestre de 2024 PDVSA ha buscado que la mayor parte de sus contratos se establezcan en USDT, incluso aquellos ya firmados en otras divisas. Las fuentes especificaron que la empresa ahora exigen un pago por adelantado en criptomonedas, así como que sus clientes posean una billetera digital. Algo inusual en un mercado petrolero todavía marcado por las transacciones tradicionales en dólares. 

Los primeros pagos con criptomonedas en PDVSA se remontan al año 2019, durante la gestión de El Aissami. Para ese momento, a través de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) se evaluaba el uso de la tecnología blockchain para encriptar la información de sus operaciones financieras en el exterior y eludir la persecución de las autoridades estadounidenses bajo la Administración de Donald Trump. 

En octubre de 2023, con Joe Biden en la Casa Blanca, se decretó la licencia general 44, que durante seis meses permitió a PDVSA y a sus filiales operar libremente. En este periodo, antiguos clientes que no podían hacer negocios con la petrolera pudieron retomar sus contratos, solo que ahora bajo las nuevas condiciones de operar con el USDT. 

Leer más  Un celular Honor Magic 5 Lite evitó que un paramédico resultara herido en Caracas 

Intermediarios

PDVSA reiniciará envíos de petróleo a Europa con cargamento de dos millones de barriles
Buque petrolero ruso. Foto: referencial

Un operador financiero de PDVSA aseguró a Reuters que estas transacciones entre PDVSA y sus socios se realizan enteramente a través de intermediarios. Es decir, empresas privadas que compran el crudo venezolano y cambian sus etiquetas para ocultar su origen, para poderse comerciar en los mercados convencionales. En un principio estas operaciones se hacían con el apoyo de Rusia, sin embargo, tras el inicio de la guerra en Ucrania y las sanciones a la petrolera estatal rusa Rosneft, el chavismo volteó a China para conseguir a su principal aliado.

En diciembre de 2023, la empresa china Sinochem Corp compró un millón de barriles de petróleo venezolano, con un descuento de 11 dólares por barril. Aunque con la flexibilización producto de la licencia 44, PDVSA también logró firmar acuerdos con la española Repsol, la francesa Maurel & Prom o la Refinería di Korsou (Rdk) de Curazao.

Aun así, el uso de intermediarios sigue siendo común en las operaciones de PDVSA. “Las transacciones USDT, tal como las exige PDVSA, no pasan por el departamento de cumplimiento de ningún operador, por lo que la única forma de que funcione es trabajar con un intermediario”, indicó la fuente a Reuters.

Esto significa que en un escenario de reanudación total de las sanciones, el gobierno de Maduro dependería cada vez más de los intermediarios, quienes adquieren el crudo a precio por debajo de lo normal en el mercado, además de cobrar comisiones por cada operación. Esto mermaría los ingresos por la renta petrolera, que en 2023 registraron un incremento de 27 %, con 9,3 millardos de dólares.

Corrupción

Tarek William Saab anunció la detención de Tareck El Aissami
Tareck El Aissami. Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

Aunque el uso de criptomonedas ha permitido mantener a PDVSA a flote en los mercados paralelos, esa propiedad de garantizar transacciones privadas y difíciles de rastrear también impulsó un desfalco de los ya mermados ingresos de la petrolera venezolana. Esto quedó en evidencia en marzo de 2023, cuando el ministerio público anunció la detención de varios altos funcionarios, entre ellos el jefe de la Sunacrip, Joselit Ramírez, o el vicepresidente de comercio y suministro de PDVSA, José Antonio Pérez Suárez.

Leer más  WhatsApp desarrolla una función con IA para diseñar fotos de perfil: ¿en qué consiste?

La trama de corrupción, conocida como PDVSA-Cripto, precisamente consistía en la asignación arbitraria de buques petroleros sin cumplir con las normas y protocolos por parte de los funcionarios involucrados. Estos se asignaban a intermediarios que pagaban comisiones de entre 15 % y 30 % por esos contratos, pero una vez hecha la operación, el dinero recibido en criptomonedas por Sunacrip no era reportado a PDVSA. 

En su lugar, los pagos por esos contratos eran desviados por Sunacrip y convertidos en criptomonedas a través de plataformas como Kraken Crypto Exchange. El dinero posteriormente era blanqueado por empresarios cómplices a través de diferentes negocios, entre ellos la compra de inmuebles en sectores de clase alta de Caracas.

Se estima que al menos $21 millardos fueron desfalcados durante los tres años que duró esta trama. Uno de los detenidos más recientes ha sido el propio El Aissami, señalado como artífice de esa red de corrupción con el propio mecanismo de pago con criptomonedas que implementó como ministro. 

Aguas oscuras

¿Qué implicaciones puede tener la licencia otorgada por Estados Unidos a Chevron?
Buque petrolero cubano. Foto: cortesía

Mucho antes que el Ministerio Público, la red de corrupción que se tejían a través de las operaciones turbias de PDVSA ya había sido denunciada desde 2022 por el portal de investigación Armando.info. En su reportaje, ya adelantaba una cifra de hasta $8,6 millardos en cuentas por cobrar que la estatal petrolera aún no recibía por sus ventas en 2019. 

Aquí evidenciaba una red de cientos de intermediarios, o traders, a los que PDVSA acudió para triangular las ventas de crudo eludiendo las sanciones estadounidenses. De estas empresas, la mayoría era de origen desconocido o perfil cuestionable. Otras incluso siendo empresas de maletín relacionadas a funcionarios oficialistas, como luego confirmó la investigación de la Fiscalía. 

Leer más  ¿El gobierno británico alertó que los jóvenes vacunados contra el covid-19 están muriendo en cantidades sin precedentes?

Gran parte de esto amparado por el anonimato que ofrecía la Ley Antibloqueo aprobada en 2021 por la Asamblea Nacional afín al gobierno. En ella, el Estado se reserva el deber de brindar información sobre inversionistas o empresas con las cuales realiza negocios, esto con el aparente objetivo de evitarles represalias de la comunidad internacional por violar las sanciones. 

Represalias 

#TeExplicamos: ¿cómo elude PDVSA las sanciones a través de las criptomonedas?
Foto: cortesía

La bonanza que ha traído a las arcas de PDVSA el operar con criptomonedas podría durar poco en caso de que las sanciones se reactiven plenamente a partir del 31 de mayo. Tether, la empresa emisora del USDT, anunció que podría bloquear las direcciones de billeteras digitales vinculadas a entidades sancionadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos. Esto justamente luego de descubrirse el uso de la stablecoin por parte del gobierno venezolano, de acuerdo con el portal especializado Coingraph. 

Indicó que precisamente una parte de las operaciones irregulares durante la trama PDVSA-Cripto se hizo con esta criptomoneda, por lo que un vocero de Tether Limited declaró que la startup ya se comprometió a trabajar con la OFAC una vez se reactiven las sanciones. 

De hecho, las operaciones con su stablecoin, a pesar de estar encriptadas, no son del todo secretas. En 2023, Tether reconoció en una carta al Senado estadounidense que colabora en informes de inteligencia con el Servicio Secreto de los Estados Unidos y el Buró Federal de Investigaciones (FBI). Esto luego de descubrirse que grupos terroristas como el palestino Hamás usaban el USDT para sus operaciones financieras. 

Aunque la nota de Coingraph apunta solamente a entidades relacionadas al gobierno de Maduro, se desconoce qué alcance podría tener para otras empresas y particulares venezolanos que también usan el USDT como alternativa al dólar.

Noticias relacionadas