• El nutricionista Gabriel León presentó una serie de recomendaciones para aliviar los síntomas que deja el exceso de alcohol durante las fiestas

En la víspera de Navidad, la familia se reúne y las personas suelen incurrir en excesos de alimentos y bebidas. A medida que sale el sol del 25 de diciembre se manifiestan las primeras resacas navideñas, aquellas que en ocasiones parecen inevitables, por lo que lo ideal es tener en cuenta consejos para afrontarlas de la mejor manera. 

La desagradable resaca, conocida científicamente como veisalgia, es una mezcla de síntomas producidos por el exceso de alcohol en el cuerpo. Usualmente se presentan náuseas, dolores de cabeza, vómitos, sensibilidad a la luz y al ruido, sed y fatiga.

Para el nutricionista Gabriel León lo más importante para combatir los efectos de la resaca es evitarla con un consumo de alcohol responsable y moderado. Sin embargo, si la resaca resulta inevitable, el especialista recomienda iniciar con la rehidratación lo más pronto posible. 

blank
Es importante tener en cuenta que el alcohol es un agente deshidratador muy potente. Cuando uno toma bebidas alcohólicas comienza a orinar con mayor frecuencia, eso sucede porque se inhibe una hormona antidiurética y eso que se está desechando es agua, no es es la cerveza ni el ron, es agua”, aseguró León.

Entre las bebidas recomendadas por el nutricionista están el jugo de lechoza, los refrescos de limón -que liberan el exceso de alcohol en la sangre- y aquellas que tengan sales minerales como sueros orales o rehidratantes caseros. 

El nutricionista explicó que mezclando estos tres ingredientes ya se puede comenzar la recuperación de la resaca. 

Cómo preparar un rehidratante en casa

Ingredientes:

  • 1 litro de agua 
  • ¼ de cucharada de sal 
  • 1 limón

blank
Foto referencial 

“Antes era muy común el uso de bebidas deportivas, pero el problema es que estas tienen un montón de azúcar. La leche no es recomendable y para a quienes les gusta tomarse su café, deben hacerlo con calma porque este es irritante para el estomago y el esofago”, agregó. 

Otro efecto adverso del consumo de alcohol es que irrita la mucosa gástrica, por lo que es fundamental elegir adecuadamente los alimentos cuando hay resaca. “Si al día siguiente haber bebido se come algo que sea irritante puede generar una gastritis, especialmente si es una persona mayor de 30 años”. 

Los alimentos que se deben evitar en este caso son las frutas cítricas, comidas grasosas, muy condimentadas o picantes.

El menú ideal para afrontar la resaca estaría compuesto por pollo a la plancha, arroz blanco, cremas de espinaca o auyama y frutas refrescantes. El especialista añade que si se desea iniciar el día con una sopa debe estar desgrasada y salada, para que el cuerpo vuelva a retener líquidos y aliviar el desequilibrio general del organismo. 

blank
“Si a esa persona le cae bien la harina de maíz puedo comer arepa también, pero no con el pernil que quedó del día anterior, sino con un huevo a la plancha y sin aceite”, añadió.

Otras recomendaciones

El nutricionista sostiene que no existen curas milagrosas para los síntomas que deja una noche de bebida, por lo que dice que no es recomendable utilizar suplementos vitamínicos para acelerar la recuperación. 

Indicó que dormir es esencial y jugará un papel importante en el manejo de la resaca. 

“Lo ideal es no excederse para que los síntomas no sean tan fuertes. Es fundamental que si la persona decidió beber ingiera agua con regularidad  y que coma antes y durante la ingesta de alcohol, eso ayudará bastante”, expresó. 

blank
Foto referencial 

Finalmente, el especialista insistió en que la mejor forma llevar las fiestas navideñas de forma saludable es tener moderación tanto en la alimentación como en la bebida. “No existe una bebida que te de más o menos resaca, es como decir que alguna sea menos calórica que otra, la diferencia es muy poca y a fin de cuentas el alcohol es alcohol”. 

Noticias relacionadas