• El 22 de junio comenzó la cuarentena radical de siete días, luego de una semana de flexibilización que incluyó a más de 14 sectores económicos. Las implicaciones de las nuevas medidas mantiene a los centros comerciales a la expectativa

Los centros comerciales fueron los más visitados durante la flexibilización de la cuarentena decretada por Nicolás Maduro. Una medida que le permite a varios sectores no esenciales laborar durante siete días, con horarios específicos, y luego cerrar durante la siguiente semana. A eso se le llamó el plan 7×7, que funcionó antes de la radicalización del confinamiento que inició el 22 de junio y aún se mantiene. 

La aplicación del esquema de 7×7 busca, según el régimen, disminuir los contagios por covid-19 y reactivar la economía, pero ¿realmente es productivo para los comercios? ¿funciona para levantar el sector económico del país?

Claudia Itriago, directora ejecutiva de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Centros Afines (Cavececo), indicó para El Diario que no es lo mejor para el sector, ya que de 40.000 locales que hay en centros comerciales del país (afiliados a la cámara), poco menos de 25.000 pudieron abrir sus puertas la semana pasada con la flexibilización.

Sin embargo, asegura que entienden que deben adaptarse porque es importante evitar que el virus se propague.

blank
No es nuestro mejor escenario, definitivamente. Creo que eso de arrancar siete días y detenerse otros siete no es el mejor escenario para ninguna empresa; sin embargo, entendemos que aunque es importante reactivar la economía, es más importante la salud y evitar más contagios”, resaltó.

¿Qué hacer?

Aseguró que el mejor escenario sería un funcionamiento continuo donde se realicen turnos de empleados que se alternen trabajando una semana sí y una semana no. Añadió que lo más necesario para el sector es tener la lógica de comportamiento durante la flexibilización.

blank
Foto: Víctor Salazar

“Necesitamos saber cómo programarnos correctamente. Cómo vamos a actuar, qué estrategias específicas usar. Definitivamente yo creo que hay mucho trabajo que ajustar en los centros comerciales durante la flexibilización.  Porque estamos acostumbrados a trabajar los 365 días del año”, comentó.

Itriago explicó que los comerciantes comprenden que se debe aplanar la curva de contagios por covid-19 y aseguró que por ello tomaron todas las precauciones necesarias a la hora de abrir los locales en los centros comerciales y atender a los clientes.

Sin embargo, añadió que los horarios establecidos para el funcionamiento de las empresas autorizadas no es el más idóneo, puesto que obliga a que las personas se concentren afuera de las tiendas haciendo colas para poder comprar lo que requieren antes de que el local deba cerrar.

blank
Ojalá pudiéramos hacer ajustes. Ajustes en el horario de trabajo, por ejemplo, para poder ofrecer a los clientes un tiempo más amplio de compra y evitar las aglomeraciones y las colas porque la realidad es que con esos horarios, todos se concentran en un mismo momento y entonces ves las largas colas dentro del centro comercial, afuera de cada tienda”, expresó.

Irregularidades en algunos establecimientos

La directora ejecutiva de Cavececo indicó que cada municipio de cada estado asumió ciertas normativas para el ingreso de las personas a los centros comerciales, pero algunos lo hicieron con medidas que contravienen a lo autorizado.

Por ejemplo, explicó que en algunas zonas del interior del país había centros comerciales donde les exigían a las personas los datos de la cédula de identidad y el sector donde viven, algo que colaboró a que se aglomeraran más personas afuera del establecimiento que esperaban para entrar.

“También generó molestias por parte de los clientes porque se sienten más expuestos así, rodeados de muchas otras personas, haciendo una cola. Prefieren entrar un momento, cumpliendo con los protocolos necesarios de prevención, comprar e irse a su casa”, resaltó Itriago. 

Detalló que no es un procedimiento efectivo, ya que incluso esos datos los tomaban a mano para evitar que la información se perdiera si fallaba la electricidad.

La cámara emitió un informe a los municipios sobre esos establecimientos donde añadieron protocolo extra al de prevención, que es tomar la temperatura y ofrecer gel antibacterial o alcohol antes de ingresar, así como indicar el uso obligatorio del tapabocas y mantener la distancia.

¿Puede recuperarse el sector con el esquema 7×7?

Este sector se encuentra a la expectativa de los resultados que se puedan arrojar con el pasar de los días del esquema decretado por el régimen. La recuperación varía mucho de cómo se comporte el resto del sector económico durante la flexibilización, de acuerdo con lo indicado por Itriago.

Destacó que es importante buscar medidas y acuerdos en conjunto con el Estado para poco a poco ir creando un modelo que sea bastante funcional, que permita mantener sanos a todos los venezolanos y que permita que los comerciantes puedan laborar igual o mejor que como lo hacían antes de la pandemia.

Existe actualmente una cuarentena radical en 10 estados del país debido al incremento de casos de covid-19 en varias parroquias. Se mantiene la expectativa de si habrán futuras medidas de flexibilización o no puesto que el régimen de Maduro anunció el pasado 20 de junio que se tiene establecido que el plan de radicalización se realice hasta el lunes 29 de este mes. 

Noticias relacionadas