• Los abogados de la estrella del pop y de su padre discutieron cómo él compartiría la administración de sus finanzas con un fiduciario corporativo. Los fanáticos de Britney Spears regresaron a un tribunal en Los Ángeles el jueves para argumentar a favor de poner fin a la tutela que ahora dirige su vida y sus finanzas

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota Control of Britney Spears’s Estate Debated at Court Hearing, original de The New York Times.

Tras una semana de comentarios en redes sociales, especulación de los fanáticos y la reevaluación crítica que rodea la vida y carrera musical de Britney Spears, la batalla legal sobre su bienestar personal y las finanzas continuó, el jueves 11 de febrero, en una breve audiencia formal que se centró en las minucias de la gestión patrimonial, la representación legal y la planificación.

A pesar de la fanfarria en torno al caso, todo siguió como de costumbre en un tribunal de Los Ángeles, ya que la jueza, Brenda Penny, no ordenó ningún cambio sustancial en la tutela que ha supervisado gran parte de la existencia de Spears desde 2008.

La cantante, de 39 años de edad, fue objeto de un nuevo documental de The New York Times, Framing Britney Spears, que se estrenó la semana pasada y provocó una renovada conversación sobre el caso. Además de rastrear la carrera de la cantante como estrella infantil y sensación del pop adolescente, la película se centró en los intentos recientes de Spears, a través de un abogado designado por la corte, de que su padre fuera retirado de la tutela, un arreglo legal complejo que generalmente se usa para enfermos y ancianos, pero que lo ha ayudado a conducir su tutela durante más de una década.

Algunos fanáticos, bajo la bandera conocida como #FreeBritney, han buscado retratar la tutela como un medio injusto de control sobre la cantante, que ha luchado a lo largo de los años con su salud mental. Los representantes de su padre, Jamie Spears, han dicho que su supervisión se trata de proteger la vida y el dinero de su hija. Durante muchos años, la cantante no hizo ninguna objeción conocida a la disposición.

Eso cambió el año pasado, cuando el abogado de Spears, Samuel D. Ingham III, dijo en una presentación que la cantante “se opuso firmemente” a su padre como conservador y no volvería a actuar si Jamie Spears seguía al mando de su carrera. (Jamie Spears había renunciado anteriormente como tutor personal de su hija, citando problemas de salud, aunque seguía teniendo el control de sus finanzas. Se ha nombrado un tutor personal temporal hasta el 3 de septiembre).

A fines del año pasado, la jueza Penny se negó a destituir de inmediato a Jamie Spears como curador de los bienes de su hija, pero aceptó la solicitud del cantante de que se agregara un fiduciario corporativo, Bessemer Trust, como co-curador.

La audiencia del jueves se refirió a la división de poder sobre la propiedad entre Jamie Spears y Bessemer Trust. La jueza Penny sostuvo que, a pesar de la designación anterior de Jamie Spears como curadora única del patrimonio, su posterior designación de Bessemer Trust otorgó poderes a ambas entidades, como ella había dictaminado anteriormente.

Los abogados de ambas partes, incluidos Ingham y Vivian L. Thoreen, un abogado de Jamie Spears, comparecieron de forma remota debido a las restricciones de covid-19, y la audiencia se vio afectada brevemente por los problemas de audio remoto que ahora son familiares para muchos.

Alandria Brown, fanática de Britney Spears, demostró su apoyo frente al tribunal donde se estaba llevando a cabo una audiencia sobre la tutela de Spears
Alandria Brown, fanática de Spears, demostró su apoyo frente al tribunal donde se estaba llevando a cabo una audiencia sobre la tutela de Spears. Foto: Reuters

Los abogados acordaron discutir los presupuestos y los honorarios en una fecha posterior, con Ingham refiriéndose de pasada a “la dirección más amplia en la que se dirige esta tutela”. Se han programado audiencias adicionales para el 17 de marzo y el 27 de abril.

En una declaración después de la audiencia, Thoreen dijo: “Mi cliente espera trabajar con Bessemer para continuar con una estrategia de inversión en el mejor interés de su hija”.

“Desde el principio, la corte ha monitoreado de cerca la situación de Britney, incluyendo cuentas anuales y revisiones y recomendaciones en profundidad de un investigador de la corte altamente experimentado y dedicado”, agregó Thoreen. “Mi cliente Jamie Spears ha cumplido con diligencia y profesionalidad sus deberes como uno de los curadores de Britney, y su amor por su hija y su dedicación a protegerla es claramente evidente para el tribunal”.

Fuera del Palacio de Justicia de Stanley Mosk, la presencia de un mitin de #FreeBritney, un elemento fijo en estas audiencias últimamente, fue menor de lo habitual. En los últimos meses, las protestas también se han trasladado a Zoom y Twitter. Pero el puñado de partidarios de Britney Spears vestidos de rosa que flanqueaban las puertas del juzgado antes de la audiencia del jueves expresaron una nueva reivindicación ante el aumento de la atención pública a su causa.

“Es como un suspiro de alivio”, dijo Dustin Strand, que vestía una camiseta de finalizar la tutela.

Calculó que había protestado frente a una docena de audiencias de este tipo en el juzgado durante los últimos dos años. Ahora, sentía que el final se acercaba. “Siempre tuve la sensación de que esto iba a funcionar para Britney”, dijo Strand, de 29 años de edad. “Pero definitivamente se siente bien que el mundo intervenga y le diga a Britney que estamos aquí para ella y lo sentimos”.

Alandria Brown, de 26 años de edad, se presentó al mitin con un atuendo inspirado en su ídolo: una blusa de tubo de terciopelo a juego y una minifalda y coletas peludas, todo rosa. Ella esperaba que el juez pusiera fin a la tutela durante la audiencia del jueves, dijo.

Brown agregó que, si bien esperaba que la atención más brillante sobre el caso pudiera acelerar el fin de la tutela, su propio círculo social todavía no se tomaba en serio su defensa.

“La mayoría de la gente simplemente se ríe”, dijo. “Hoy vine solo y la gente me dijo: ‘¿Vas a ir al juzgado?’”.

Brown dijo que no se inmutó. “Es algo más grande que eso”, dijo.

Noticias relacionadas