• Víctor Cerda, abogado y exconsultor jurídico del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), explicó para El Diario que la medida que aprobó la Administración de Joe Biden solo aplica para quienes llegaron a EE UU antes del lunes 8 de marzo. Foto principal: Eva Marie Uzcátegui / AFP

Como un jonrón. Así califica Víctor Cerda, abogado y exconsultor jurídico del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), la aprobación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos en Estados Unidos por parte de la Administración de Joe Biden. Con más de 10 años de experiencia en asuntos migratorios, resalta la importancia de la medida: asevera que es el beneficio más poderoso para los inmigrantes porque lo ejecuta el mismo presidente sin necesidad de que pase por el Congreso. En este caso no es un milagro, dice, sino algo que los venezolanos en ese país “merecían desde hace años”.

“En este país, el TPS es algo que lo reservan para ciertos casos, no les gusta utilizar esta medida. Pero, por los años que he trabajado en el gobierno con la inmigración, Venezuela es el caso con más fuerza para aplicar el TPS”, comenta para El Diario. No obstante, es consciente de que el asunto genera especulaciones y confusiones. Para cada una de ellas tiene respuestas que aclaran el panorama de los venezolanos en EE UU.

1. ¿En qué se diferencia con la DED?

El 19 de enero de 2021, poco antes de dejar la Casa Blanca, Donald Trump concedió el beneficio de la Salida Forzosa Diferida (DED) a los afectados por “la situación de deterioro dentro de Venezuela”. Dicha medida, aclara Cerda, detuvo el proceso de deportaciones de los venezolanos en EE UU. Explica que, a diferencia del TPS, no proporciona a los connacionales en territorio estadounidense un estatus permanente; aunque les permite trabajar y vivir en el país por el tiempo estipulado de la medida.

Sin embargo, detalla que la DED y el TPS pueden coexistir. Es decir, esta última no anula la primera y se pueden hacer los dos trámites. Como abogado, recomienda pedir el Estatus de Protección Temporal “porque tiene más fuerza, camina más rápido en términos de otorgarlos, en términos del beneficio de trabajo”.

En este aspecto, señala la contradicción de la Administración Trump al rechazar al régimen de Nicolás Maduro y denunciar la vulneración de los derechos humanos en Venezuela, al mismo tiempo que deportó a miles de venezolanos en ese país. Durante el gobierno del republicano, deportaron a 2.990 venezolanos. 2019 fue el año que registró la cifra más alta, con 1.619, de acuerdo con los registros del Ejecutivo estadounidense.

El argumento de la Administración Trump, dice, es que el TPS para los venezolanos podía funcionar como una especie de amnistía. El abogado también lo desmiente. Mientras que la amnistía históricamente en EE UU da la residencia o la ciudadanía estadounidense, el TPS solamente otorga una presencia legal en el país.

2. ¿Cuáles son los beneficios?

Por consiguiente, Cerda explica que el TPS es más amplio en cuanto a los beneficios que ofrece. Además de que durante el tiempo que se aplica la medida, la personas no puede ser deportadas (salvo que cometa algún delito, aclara). Además, puede pedir el permiso de trabajo y de esta manera laborar de forma legal, lo que se traduce también en mejores salarios. También el acceso a licencias para conducir y el seguro social, que es importante para obtener créditos o realizar otros trámites bancarios.

Con el TPS los beneficiados también pueden viajar fuera de Estados Unidos. No obstante, aclara que estos viajes no pueden ser al lugar de origen, es decir, a Venezuela. Pero sí a otros países de la región o de otros continentes, en los que pueden reencontrarse con sus familiares que también dejaron el país, señala Cerda.

3. ¿Quiénes pueden aplicar?

En primer lugar, Cerda detalla que solo califican venezolanos que hayan residido continuamente en Estados Unidos antes o durante el 8 de marzo de 2021. Así también lo notificó la Casa Blanca en un comunicado.

Si no ha llegado a Estados Unidos antes del lunes, no puede aplicar para el TPS. Uno tiene que presentar prueba cuando entraron, y son por el aeropuerto. Por la frontera es muy complicado. Desde el lunes si no están aquí, no pueden”, insiste el exfuncionario.

El solicitante también debe demostrar que no ha salido de Estados Unidos desde que llegó. Esto también podría reflejarse en registros escolares, médicos, laborales o de servicios públicos.

Los individuos se someterán a una verificación de antecedentes. Esto quiere decir que cualquier persona que haya sido condenada por dos delitos menores o un delito grave queda inelegible automáticamente. De ser así, Cerda recomienda a la persona asesorarse con un abogado para estudiar el caso. “Aunque Biden es favorable con la inmigración, todavía siguen poniendo prioridad en los antecedentes penales”, dice.

También explica que pueden optar al TPS los solicitantes de asilo. Es decir, son dos procedimientos compatibles. “Ese sí es un beneficio para la gente que está en proceso de deportación”, opina.

4. ¿Cuál es la fecha límite y cómo es el procedimiento?

Los venezolanos elegibles tienen 180 días, contados desde el lunes 8 de marzo, para solicitar el estatus de protección. La fecha límite es el 5 de septiembre. El abogado comenta que es poco probable que se prorrogue por más días, por lo que recomienda que se hagan los trámites antes de esa fecha límite, o de lo contrario puede quedarse sin el beneficio.

La solicitud del TPS, el formulario I-821, se puede encontrar en línea aquí. Requiere un pago de solicitud de 50 dólares, un pago de biometría de $85 y un pago de $410 para aquellos que solicitan autorización de empleo. El documento de autorización de trabajo —el formulario I-765— se puede encontrar aquí. Es decir, Cerda explica que todo el procedimiento tiene un costo de 545 dólares para personas entre 14 y 65 años de edad. En el caso de menores o mayores a ese rango de edad, el costo total es de 135 dólares.

El abogado recomienda que envíen los documentos de manera conjunta –en caso de que pida la autorización de trabajo-, a través un correo certificado, por cuestiones de seguridad. De esta forma las personas podrán tener un recibo de que cumplieron con el procedimiento.

5. ¿Por cuánto tiempo aplica?

La medida (TPS para los venezolanos) será por 18 meses. Hasta septiembre de 2022. No obstante, Cerda explica que, como ha sucedido con el TPS a ciudadanos de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Haití –las otras nacionalidades que ya disfrutan del beneficio migratorio-, es muy probable que lo prorroguen por más tiempo.

La realidad es que si Maduro sigue allí en Venezuela, y sigue la violación de derechos humanos, el TPS se va a extender. Obvio que, si cambia la situación y regresa la democracia a Venezuela, uno termina el TPS y tiene el derecho de volver al país, que yo sé también que muchos venezolanos esperan ese día. Yo estuve en el gobierno y participé en escribir el TPS para esos países, y estos han seguido, han ayudado a la gente y eso no se cambió, aunque era republicano o demócrata. El único que intentó cambiar eso fue Trump, él intentó hacerlo y perdió en la Corte”, explica el exfuncionario.

6. ¿Se puede optar con doble nacionalidad y sin pasaporte?

Si es venezolano e ingresó a EE UU como venezolano, sí, puede optar al TPS.  Si ingresaron a Estados Unidos con doble nacionalidad, esto impide que se otorgue el beneficio del TPS, aunque podrán estudiar caso por caso.

En el caso de tener el pasaporte vencido, recuerda que su vigencia tiene una extensión de cinco años. De todas maneras, el abogado aclara que el documento expedido de igual forma es prueba de cuándo ingresaron al país. Y, en caso de robo del pasaporte, en la Embajada de Venezuela en EE UU existe un trámite que es el Certificado de Nacionalidad. Con este documento puede hacerse el trámite que sea necesario y podrá presentarlo a las autoridades pertinentes para pedir el TPS.

Por todo esto, concluye Cerda, la aprobación del TPS para los venezolanos es una medida histórica.

Noticias relacionadas