• En medio de restricciones por la pandemia de covid-19, los peruanos votarán para elegir presidente y renovar gran parte de su Congreso, mientras que en Ecuador se decidirá en segunda vuelta quién será el próximo gobernante del país

A las 7:00 am (hora local) abrieron los centros de votación en Perú y Ecuador, países que este domingo 11 de abril elegirán a sus futuros presidentes, aunque con algunas diferencias en sus procedimientos. Mientras los peruanos deberán votar en primera vuelta por uno de los 18 candidatos presidenciales, 13 millones de electores ecuatorianos se decidirán en la segunda vuelta entre el banquero Guillermo Lasso y el correísta Andrés Arauz.

La jornada, bautizada por la prensa internacional como el «Superdomingo electoral», marcará fuertemente el futuro político de la región andina en los próximos años.

Mientras en las dos naciones se celebran comicios nacionales, en Bolivia también habrán elecciones en cuatro de sus departamentos. Luego de que en ningún candidato alcanzó el 50% de los votos en las elecciones regionales y municipales del pasado 7 de marzo, se realizará una segunda vuelta en La Paz, Tarija, Pando y Chuquisaca.

Momento decisivo en Ecuador

En Ecuador, los dos binomios incluyen candidaturas a la presidencia y vicepresidencia: Arauz y Carlos Rabascall, por el movimiento Unión Por la Esperanza (UNES), mientras que por la conservadora alianza CREO-PSC, concurren Lasso y Alfredo Borrero.

Ecuador y Perú abren sus urnas para el “superdomingo” electoral
Elecciones en Ecuador. Foto: EFE / José Jácome

La jornada de votación fue inaugurada en la sede central del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Quito, por la presidenta del organismo, Diana Atamaint, y se prolongará durante diez horas hasta concluir a las 5:00 pm (hora local). Precisó que 294 observadores internacionales vigilarán la jornada de manera presencial y virtual, y que 80.393 delegados de las organizaciones políticas, serán una «garantía más para la legitimidad de este proceso».

Los ecuatorianos deciden entre dos visiones contrapuestas, la del correísmo que gobernó el país entre 2007 y 2017, y la del neoliberalismo conservador, aunque en ambos casos, sus candidatos han debido inclinarse al centro durante la campaña para buscar aliados fuera de sus órbitas ideológicas. Conforme a los sondeos, el voto de indecisos y nulos se situaba en torno al 30% y será crucial en la elección.

En esta jornada electoral también están habilitados para votar más de 410.000 ecuatorianos en el exterior, repartidos en tres circunscripciones: América Latina, África y el Caribe; Europa, Asia y Oceanía; y Estados Unidos y Canadá.

A diferencia de la primera vuelta electoral, celebrada el pasado 7 de febrero, en la que también se eligieron a los representantes del Legislativo, en esta ocasión los votantes depositarán una única papeleta que contiene dos casilleros, lo que facilitará el escrutinio a las juntas receptoras del voto.

En Ecuador el voto es obligatorio para los ciudadanos entre los 18 y los 65 años de edad, mientras que es facultativo para los jóvenes a partir de los 16 años y adultos mayores, así como para los residentes de forma legal en el país durante más de cinco años. De no acudir a votar, la multa establecida es de 40 dólares, y en caso de padecer la covid-19 el elector deberá acreditar que es positivo para quedar exento de sanción.

Para esta ocasión está previsto un recuento mucho más rápido y que los resultados preliminares se den a conocer a partir de las 7:00 pm, en base a más del 50% de las actas, de acuerdo con las autoridades electorales. Aún así, se prevé un plazo de 10 días para la proclamación oficial de los resultados.

El CNE ha instalado más de 4.200 recintos electorales para albergar cerca de 40.000 mesas de votación, supervisadas por 271.642 integrantes, en su mayoría jóvenes universitarios, en las 24 provincias del país.

El jueves se inició la primera jornada adelantada de las elecciones con el voto de los privados de libertad sin sentencias condenatorias ejecutoriadas, y el viernes para las personas con discapacidad y mayores de 50 años de edad, bajo la modalidad del voto en casa.

Perú entre medidas de bioseguridad

Más de 25 millones de peruanos acuden a votar para elegir al nuevo presidente para el periodo 2021-2026, dos vicepresidentes, 130 legisladores y cinco representantes para el Parlamento Andino, en unos comicios marcados por las medidas para evitar los contagios de covid-19.

Foto: Efe/P5aolo Aguilar

Un total de 86.488 mesas de votación se abrieron en todo el territorio nacional para recibir a los electores hasta las 19.00 horas de esta jornada, dado que por la pandemia se ha extendido el horario de votación, así como el número de lugares para sufragar.

En Lima la votación se abrió con normalidad y en calma, de acuerdo con lo reportado por la agencia Efe, si bien se reportaron numerosos retrasos a la hora de conformar las mesas de votación debido a la ausencia de las personas designadas para formar parte de las mismas.

Los ciudadanos entre los 18 y los 70 años de edad están obligados a votar en esta jornada, pues de lo contrario deben pagar una multa que va entre los 88 y 22 soles (24 a 6 dólares), dependiendo del lugar de residencia. En el caso de los miembros de mesa, recibirán un incentivo de 120 soles (32 dólares) para evitar ausencias por la pandemia, pues en el caso de no acudir a cumplir con esta labor serán multados con 220 soles (60 dólares).

Todos los electores deben acudir a sus mesas de votación, instaladas por primera vez en lugares al aire libre para evitar las aglomeraciones, portando mascarilla y careta facial, y de preferencia deben llevar su propio lapicero para marcar la papeleta de sufragio.

Se han establecido horarios escalonados para facilitar el sufragio y de esta manera las primeras horas estarán destinadas a los adultos mayores, personas con discapacidad, y mujeres embarazadas. El resto de electores deben fijarse en el horario establecido según el último número de su documento nacional de identidad.

La atención de la población está centrada en los candidatos a la presidencia de la República dado que las últimas encuestas y simulacros de votación han revelado un múltiple empate entre cinco postulantes y ninguno con más de 12% de preferencias.

Por tal motivo, está prácticamente descartado que en esta primera vuelta pueda haber un ganador que alcance más del 50% de votos, e incluso para conocer a los postulantes que se disputen la segunda ronda habrá que esperar el avance del resultado oficial.

El jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Piero Corvetto, pidió paciencia porque los organismos electorales respetarán la voluntad popular, pero los resultados oficiales que presentará el Jurado Nacional de Elecciones «van a tardar algún tiempo». Agregó que el primer avance oficial de resultados se conocerá a las 11:30 pm (hora local), aunque no precisó en qué porcentaje será.

Sin embargo, los canales de televisión anunciarán su flash electoral al cierre de las mesas de votación, a las 7:00 pm, con el resultado de una muestra a boca de urna, tal como suelen realizar las empresas encuestadoras en los comicios nacionales.

Con información de Efe.

Noticias relacionadas