• El analista financiero Andrés Guevara explicó para El Diario que la mayoría de las grandes compañías que cotizan en la Bolsa de Valores de Caracas lo hacen porque su crecimiento los ha llevado a tal punto y que la oferta pública es llamativa para los inversionistas

La cultura financiera en Venezuela se ha visto perjudicada por diversos aspectos, entre ellos la hiperinflación, la política y el mercado negro. Estos factores no solo han afectado a empresarios e inversionistas, también a emprendimientos venezolanos que aún en medio de la pandemia intentan subsistir con pocos ingresos. Esto sin mencionar la escasez de combustible y las constantes fallas de los servicios públicos.

Si bien es cierto que la bolsa de valores no representa a la economía real del país, el mercado de valores ha pretendido brindar un ambiente más viable al sector privado y a las transnacionales en un intento por atraer inversiones e ingresos para una economía quebrantada por la crisis.

Ante este contexto, ¿qué beneficios tendrían las empresas venezolanas para cotizar en la Bolsa de Valores de Caracas (BVC)? El abogado y analista financiero Andrés Guevara explicó para El Diario que una gran parte de las grandes compañías que tienden a cotizar en la bolsa, lo hacen porque su crecimiento los ha llevado a tal punto, que la oferta pública es llamativa para los inversionistas. Esto las ayuda a formar parte del proceso evolutivo y a subir un poco en el rango financiero.

Temas de logística y cultura bursátil

Actualmente, la BVC es una entidad que, desde el punto de vista del inversionista está realizando esfuerzos por atraer la mayor cantidad de capital de inversión al mercado. ¿Pero qué tan viable es invertir en la Bolsa de Valores de Caracas? El experto señaló que existe un tema logístico que debe ser tomando en cuenta para aprovechar su potencial: la educación financiera.

Bolsas latinas inician la semana en rojo tras el desplome de los mercados mundiales
Foto: EFE
Es viable, pero hay un tema logístico, que es el desconocimiento de parte de la gente y de las grandes masas. Muchos no saben que la bolsa existe y que está operativa. Este desconocimiento trae consigo desinformación y que personas no lo usen, porque no lo conocen. No están al tanto de aprovechar su potencial. Es más un problema de educación financiera, de generación, de cultura bursátil, que un tema de viabilidad económica”, indicó.

Guevara también aseguró que otro tema a perfeccionar se relaciona con facilitar el proceso de inscripción para poder invertir en una bolsa.

“Se requiere estar inscrito en una sociedad de corretaje de una casa de bolsa, y eso de alguna manera hace que se tenga que tramitar el proceso de ingreso muy parecido a lo que sería la apertura de una cuenta bancaria y para todo el mundo eso no es tan expedito. Si te metes en uno de esos exchanges extranjeros (mercados de intercambio de criptomoneda), con presentar el pasaporte y llenar un formulario en Internet puedes comenzar a invertir. Eso no pasa en la BVC y, tanto operadores, como sociedades de corretaje, deben llevar consigo una cantidad de requisitos, y entregarlos a la caja venezolana para que abran la cuenta”, añadió.

Si bien es cierto que durante los últimos años se ha flexibilizado y se ha disminuido la cantidad de recaudos, Guevara comenta que todavía está lejos de ser un mecanismo más descubierto.

Requisitos para que una empresa pueda ingresar a la Bolsa de Valores de Caracas

“A grandes rasgos, se divide en requisitos de tipo financiero y requisitos de tipo corporativo que son asambleas de accionistas, identidad corporativa, el tema comunicacional que es todo el tema de prospectos. También está el tema de la publicidad y el área legal; este último exige la preparación de los contratos que son proformas que tienen los grandes entes que hacen viable la emisión como: la Bolsa de Valores de Caracas, Caja Venezolana de Valores, algún representante común de ser el caso, entre otros requisitos”, detalló Guevara.

Igualmente, existen dos aspectos que, de acuerdo con el analista, es necesario diferenciar. El primero, es el de las empresas que quieren ingresar a la bolsa como inversionistas, esto con el fin de inyectar capital para obtener rendimientos; y el segundo, es la empresa que quiere entrar como emisor para colocar sus recursos en la bolsa a fines de estar en la pizarra de cotizaciones, y valorizar sus acciones o emitir deuda.

En caso de que la empresa quiera acceder al mercado para ser inversionista, los recaudos son sencillos y se asemejan a los de una cuenta bancaria. 

Guevara indicó que en el caso de que la empresa quiera ser emisora, es necesario distinguir entre las compañías que van a emitir deuda (bonos o instrumentos de renta fija); y las que van a emitir acciones, que son las que proporcionan una parte de su compañía a la bolsa.

Normalmente, las compañías comienzan emitiendo deudas porque es más sencillo y después es que se plantean emitir acciones. Los recaudos para poder emitir deuda y acciones son semejantes y consisten en un proceso de valoración. En caso de una empresa grande, ese proceso lo puede hacer una calificadora de riesgos; y si es pequeña y mediana empresa, la valoración la realiza un instituto que se llama SOGAMPI (Sociedad Nacional de Garantías Recíprocas para la Mediana y Pequeña Industria)”, comentó el especialista en economía y finanzas, Andrés Guevara.

Al tener el proceso de valoración tramitado, los asociados deben asistir a Sunaval (Superintendencia Nacional de Valores) y hacer una solicitud de oferta pública, la cual solicita aspectos básicos como: la cédula de identidad de los accionistas, los estatutos, nombre de la compañía.

Otros de los requisitos más precisos que Guevara destacó es acerca del estado económico de la compañía, así como la proyección de flujo de caja, descripción de lo se quiere lograr con el dinero, descripción del plan de negocios, entre otros.

Beneficios de cotizar en la BVC

«El hecho de que una empresa acuda al mercado de valores para obtener financiamiento bursátil trae consigo una serie de beneficios que ayudan con el proceso evolutivo y potencial de los negocios. “Cuando una empresa cotiza en la bolsa de valores le brinda una opción de transparencia porque, en teoría, al estar ahí y ser público debe cumplir con todos los requisitos regulatorios que obligan a rendir cuentas a las autoridades y accionistas. Eso le genera una mayor cantidad de inversionistas que están pendientes de la empresa”, dijo Guevara.

dólares
Foto: Cortesía

En el contexto venezolano, cuando las empresas emiten acciones con un tercero, corren el riesgo y se genera un tema de desconfianza acerca del accionista.

“Pueden ser personas que estén relacionadas con algún tema ideológico, político o tema de legitimación de capitales. Hay cierta reticencia de cara a abrir la compañía a terceros, sobre todo porque muchas compañías tienen una tradición fuerte desde el punto de vista familiar”, resaltó Guevara.

Otro de los beneficios desde el punto de publicidad, es cuando las empresas comienzan a hacer oferta pública y empiezan a ser más conocidas, un ejemplo, es el caso de Santa Teresa tras emisión de deuda en dólares.

Por otro lado, está la democratización del capital, que busca la inclusión de los ciudadanos en la composición accionaria de empresas privadas. Guevara lo denominó como otro beneficio porque ayuda al pequeño inversionista a incorporarse a la dinámica empresarial venezolana. Así como el récord crediticio, la trayectoria, el nivel de exposición de cara a terceros.

La primera emisión en divisas

El 23 de noviembre de 2020, la Superintendencia Nacional de Valores de Venezuela (Sunaval) autorizó a la empresa Ron Santa Teresa para la emisión de deuda por 300.000,00 dólares, los cuales fueron destinados para optimizar y ampliar su proyecto de exportación de productos ron de Venezuela.

Ron Santa Teresa
Foto: Cortesía

Esta sería la primera oferta pública de papeles comerciales en moneda extranjera, de la empresa de licor autorizada desde 2003, según informó la Bolsa de Valores de Caracas. No obstante, Venezuela se rige bajo un control de cambios que generó distintas distorsiones en la economía, una de ellas fue la tasa de cambio paralela, que la mayoría de las veces, se encuentra por encima de la cotización oficial.

“Lamentablemente, eso se quedó ahí nada más. Eso fue experimental y creo que es la única deuda que ha salido en dólares durante los últimos años. Fue una buena iniciativa, pero está caracterizada por la realidad venezolana actual, que es precisamente la informalidad en el sistema financiero. De hecho, se hicieron reportes de cómo se tenían que llevar los dólares en efectivo hasta el centro operativo de Santa Teresa en sus oficinas administrativas en Caracas, y esa no es la idea”, finalizó Guevara.

El freno estratégico de colocación de las acciones de Calox

En marzo de 2021, el laboratorio farmacéutico Calox Internacional comenzaría a cotizar sus acciones en el mercado abierto de valores para dar a conocer el cronograma de colocación primaria de la Oferta Pública Inicial de 1 millón de Acciones clase B.

“Laboratorios Calox iba a emitir acciones este año, acciones clase B, y era algo positivo para el mercado porque era la llegada del sector farmacéutico, la llegada de una compañía multinacional, pero ellos dijeron que por razones estratégicas iban a detener eso. Esto no es positivo porque frenó un proceso que pudo ser de gran ventaja para el mercado”, comentó.

Actores de mayor peso en la BVC

El experto en economía y finanzas, Andrés Guevara, comentó que el sector privado son los actores con mayor peso en la bolsa, salvo los casos concretos de Cantv, la Fábrica Nacional de Cementos y el Banco Venezuela.

En cuanto a la capitalización de mercado están los bancos internacionales como: Mercantil y Provincial. También otras compañías como Fondo de Valores Inmobiliarios, Santa Teresa.

“El gran agujero negro es Cantv, porque nadie sabe cuánto vale realmente. Pudiera potencialmente valer mucho, pero en este momento es una caja de pandora, y como nadie sabe realmente cuánto vale y dada la opacidad que tiene el gobierno de no revelar cifras del valor de la compañía, eso deja en una gran incertidumbre su valor”, reveló.

Asimismo, también hacen vida en la Bolsa de Caracas productos como: Efe, Envases Venezolanos, Domínguez & Cía, Manufactura de Papel Manpa, corporaciones industriales de energía, entre otras.

¿Por qué Polar no está en la Bolsa de Valores?

Empresas Polar no es solo una corporación, sino conglomerado de varias empresas como: Alimentos Polar, Cervecería Polar, Pepsi-Cola, y productos Efe, este último sí cotiza en la Bolsa de Valores de Caracas.

Poca gente lo sabe, pero es un tema curioso que se pueda comprar acciones en una de las fábricas de helados más conocidas en el país. Pero, ¿por qué en Polar no? En el pasado, ellos tuvieron interés en emitir deuda, pero ahora ya no lo hacen, porque el mercado es tan pequeño que el volumen no les genera nada. Si lo llegasen a hacer sería más un tema de amor al arte que otra cosa. Colocar un millón de dólares en deuda es complicado en el mercado venezolano porque es muy pequeño. No es casual que Efe, que es la más “pequeña” de todas las empresas del grupo, esté metida en el mercado”, apuntó el experto.
Foto: Cortesía

¿Cómo percibe la situación de la BVC en los actuales momentos?

—Ha tenido cierto auge si se compara con la situación de hace 5 años atrás. La Bolsa de Valores de Caracas entró en una suerte de agujero negro después del año 2010 por todo el tema de intervención de las casas de bolsas y fue una década perdida porque nadie estaba invirtiendo en la bolsa por el contexto país, expropiaciones, ataques a la propiedad. No hemos salido de ese contexto del todo, pero digamos que después del 2015 se modifica la ley del mercado de valores y eso hace que haya una cantidad de modificaciones de rango sublegal importante y eso matizaba el proceso de crisis que tenía la BVC.

Sin embargo, siendo objetivo, está muy lejos de ser el óptimo. Al final del día la bolsa no escapa de la realidad país con profundas falencias y no hay consenso estructural de cara al crecimiento. La bolsa venezolana no es un oasis en medio de los problemas, al contrario, la bolsa es un fiel reflejo de lo que está pasando en el país.

A pesar de que estamos en una situación mejor de la que pudiéramos estar unos años atrás, el mercado sigue siendo muy pequeño, desconocido, y los actores relevantes siguen siendo muy escasos. Y mientras el mercado siga estando en bolívares, es imposible tener un mercado profundo.

Noticias relacionadas