• El íncono turistico parisino se vistió de azul y amarillo durante el segundo día consecutivo de ataques militares rusos en territorio ucraniano

La Torre Eiffel de París (Francia) se iluminó el viernes 25 de febrero con los colores de la bandera de Ucrania, luego de que ese país fuera invadido por tropas rusas el 24 de febrero en la madrugada. 

El homenaje a la nación que es atacada por Rusia comenzó a las 6:50 pm (hora de Francia) y continuará así hasta la medianoche. Además, el monumento se iluminará por tres días consecutivos. 

Foto: Torre Eiffel

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, hizo la solicitud a la sociedad que gestiona el monumento para mandar un mensaje de apoyo a los ciudadanos ucranianos. 

Hidalgo, quien también es candidata del Partido Socialista a las elecciones presidenciales francesas de abril, participó el 24 de febrero en una concentración solidaria con el pueblo ucraniano en el centro de París y ordenó que el Ayuntamiento se iluminara con la bandera de Ucrania, al igual que otros monumentos europeos. 

Otros monumentos que se han iluminado en apoyo a Ucrania 

El ataque militar ruso ha generado varias muestras de apoyo con el pueblo de Ucrania en todo el mundo. Las protestas ciudadanas y la solidaridad de parte de autoridades en diversos Estados han sido parte de estos gestos. 

El jueves 24 de febrero se iluminó el Parque Cincuentenario de Bruselas con los colores de la bandera ucraniana, luego de la reunión de emergencia que convocó la Unión Europea para establecer sanciones a Rusia. 

Luego se pudieron apreciar los tonos de la bandera en el Coliseo Romano, en Italia. 

La sede de la Comisión Europea también se vistió de azul y amarillo el jueves en la noche. La presidenta de este órgano internacional, Ursula von der Leyen, señaló que este gesto fue una señal de solidaridad, amistad y firme apoyo.  

Foto: Ursula von ser Leyen

El viernes se unió al homenaje la estación de Flinders Street de Melbourne, Australia. 

Foto: El Clarín

Segundo día de la invasión de Rusia a Ucrania 

Los ataques rusos en Ucrania continuaron el viernes 25 de febrero. Las tropas rusas tomaron el control de Kiev, la capital ucraniana. 

Durante el segundo día de la invasión, se registró un bombardeo en zonas residenciales en Kiev y en Kharkiv y también en un jardín de niños en Akhtyrka. 

En respuesta a las agresiones, el Consejo de Europa suspendió la participación de Rusia en el organismo, aunque aún sigue siendo miembro del mismo. Más tarde los países de la Unión Europea llegaron a un acuerdo para congelar los activos de Vladímir Putin, presidente de Rusia, y de Sergei Larov, canciller de Rusia. 

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, salió a la calle en el barrio gubernamental rodeado de su equipo más cercano para afirmar en un vídeo que el gobierno sigue funcionando y él y sus asesores están en Kiev trabajando para defender el país de la invasión rusa.

Estamos aquí. Estamos en Kiev. Estamos defendiendo Ucrania”, dice Zelenski en el vídeo de apenas 32 segundos, filmado por él mismo en la calle Bankova, delante de la Oficina del Presidente de Ucrania.

Putin ofreció una declaración en la que llamó al Ejército de Ucrania a tomar el poder de Kiev. Lo que representaría un golpe de Estado al gobierno de Zelenski. El mandatario ruso llamó “drogadictos y neonazis” a los funcionarios del Ejecutivo ucraniano. 

En horas de la noche la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) anunció que activará su Fuerza de Respuesta en la parte este de la Alianza, por primera vez en el contexto de la defensa colectiva, tras la invasión rusa de Ucrania.

“No debe haber lugar a malentendidos: vamos a proteger a cada aliado y cada centímetro del territorio de la OTAN”, indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, al término de una cumbre por videoconferencia de los líderes de la Alianza, convocada de urgencia ante la agresión de Moscú a su vecino.

Noticias relacionadas