• El líder izquierdista asumirá las riendas de la Casa Nariño para el periodo 2022-2026. Hasta el momento, su recién formado gobierno ha tenido como prioridad aliviar preocupaciones por su afinidad política, nombrando un gabinete técnico y plural. Aunque planea restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela, no habrá representantes del régimen de Nicolás Maduro invitados a su ceremonia

Gustavo Petro asumirá oficialmente como presidente de Colombia este domingo 7 de agosto. Aunque no hay una norma oficial que lo establezca, históricamente este día se ha usado para el acto de transmisión del mando por cada mandatario, al ser el aniversario de la Batalla de Boyacá, que definió la independencia del país en 1819. Será también el cierre exacto de los cuatro años de gobierno de Iván Duque, abriendo paso al nuevo periodo presidencial 2022-2026.

Desde el río Caño Cristales, en la Serranía de La Macarena, Petro publicó un video el 4 de agosto de la producción de su foto oficial como presidente. Allí se mostró por primera vez con la banda presidencial y también dio indicios de lo que podría ser el slogan de su gobierno: “la magia de Colombia, potencia mundial de la vida”. Esto, junto a las mariposas del logo oficial de su ceremonia de traspaso, evidencian el fanatismo del político por Gabriel García Márquez y su realismo mágico.

El exsenador de 62 años de edad y líder de la coalición Pacto Histórico será el 42° presidente de Colombia. También será el más izquierdista en la historia del país, con un pasado como antiguo miembro del grupo guerrillero M-19. Aun así, Petro ha intentado aliviar potenciales preocupaciones con un discurso conciliador, prometiendo que no expropiará propiedades ni perseguirá a sus opositores. Incluso ha incorporado en su gabinete a  personajes de diferentes posturas políticas en un gesto de inclusión.

“Colombia es otra, un cambio real que nos conduce a algunos de los planteamientos que habíamos hecho en las plazas. No es un cambio para vengarnos, no es para construir más odios, no es para profundizar el sectarismo en la sociedad colombiana”, aseguró.

El acto

El mismo 4 de agosto, Petro visitó la Sierra de Santa Marta, al norte del país. Allí realizó una “toma de posesión ancestral” ante el pueblo arhuaco, que habita en ese parque nacional e históricamente sufrió la violencia de grupos armados que buscaban el control de sus cultivos tradicionales de hoja de coca. Sin hacer mención de esto, el presidente electo solo resaltó el valor místico y ecológico de esta cultura. “Nos entrega su sabiduría en función de que este gobierno que va a iniciar cuide la naturaleza”, dijo.

En cuanto al acto del domingo, empezará como de costumbre muy temprano con una sesión conjunta de ambas cámaras del Congreso. Aunque la ceremonia está programada para empezar a las 10:00 am (hora local), se espera que la toma de posesión de Petro ocurra alrededor de las 3:00 pm. Esta se realizará en el Parque de Bolívar, frente al Capitolio.

Leer más  Llegó una nube de polvo del Sahara a Venezuela: ¿qué estados afectará?

De acuerdo con el protocolo, Petro saldrá de la sede de la Cancillería en el Palacio de San Carlos hasta el escenario. Allí será juramentado por el presidente del Senado, Roy Barreras, quien le impondrá la banda presidencial. Posteriormente tocará también el juramento para la vicepresidenta Francia Márquez. Normalmente el gobernante saliente no suele estar presente en la toma de posesión, y el caso de Duque no será la excepción. En cambio, el ahora exmandatario esperará a Petro en la Casa de Nariño, donde hará la entrega protocolar del palacio presidencial. 

Aunque los accesos del Parque de Bolívar estarán cerrados al público, se dispondrán de pantallas en las cercanías. De acuerdo con el diario El Comercio, también habrá monitores para ver el evento en el Parque Santander, la Plazoleta del Rosario, la Plaza de las Nieves y el Parque de los Periodistas. Esto será complementado con un despliegue de más de 1.000 artistas que realizarán diferentes presentaciones en las calles, así como en un corredor cultural y seis tarimas.

Los invitados

Colombia se prepara para el inicio de una nueva era con Gustavo Petro
Gustavo Petro (derecha) en la juramentación de Gabriel Boric. Foto: Cortesía

El comité organizador de la posesión ya publicó la lista oficial de invitados. Incluye tanto a gobernantes y altos funcionarios extranjeros, como a comisiones diplomáticas y representantes de organismos internacionales. La asunción de Petro resalta por la presencia principalmente de presidentes latinoamericanos. Muchos de ellos potenciales aliados en la nueva ola de izquierda presente en la región. 

Un ejemplo de esto es el presidente de Chile, Gabriel Boric, quien en su momento invitó a Petro a su propia toma de posesión a principios de año. También estarán la presidenta de Honduras, Xiomara Castro; Bolivia, Luis Arce; y Argentina, Alberto Fernández. El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador no podrá asistir, pero enviará a la primera dama Beatriz Gutiérrez Müller y al canciller Marcelo Ebrard.

Otros mandatarios que estarán presentes serán Guillermo Lasso, de Ecuador; Luis Abidaner; de República Dominicana; Laurentino Cortizo, de Panamá; Mario Abdo Benítez, de Paraguay; y Rodrigo Chaves, de Costa Rica. Igualmente, asistirá el rey Felipe VI de España y una delegación encabezada por la directora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Samantha Power.

En ausencia del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, irá el vicepresidente Félix Ulloa. Misma situación con la vicepresidenta de Uruguay, Beatriz Argimón. También estarán presentes los cancilleres de Portugal y Serbia, así como comisiones diplomáticas de Países Bajos, Japón, Alemania, Corea del Sur y Reino Unido.

Los ausentes

¿Qué retos le esperan a Joe Biden tras su primer año en la presidencia de Estados Unidos?
De izquierda a derecha: Daniel Ortega, Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel y Evo Morales. Foto: Cortesía

Una de las ausencias más notables en la toma de posesión de Petro será la de Nicolás Maduro. Aunque sus gobiernos han abierto el canal para un futuro restablecimiento de las relaciones bilaterales, por el momento se mantiene la ruptura diplomática entre Colombia y Venezuela. De hecho, Iván Duque declaró que Maduro no podrá pisar el país mientras él aún siga en la Casa de Nariño.

La vicepresidenta y canciller saliente, Marta Lucía Ramírez, confirmó que Maduro no fue invitado a la ceremonia, al igual que Daniel Ortega, de Nicaragua. Ambas decisiones fueron aceptadas por la comitiva de Petro. El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, tampoco asistirá aunque no fue vetado, por lo que enviará a su canciller. Hasta el momento no se conoce sobre la asistencia de ninguna delegación venezolana ni nicaragüense. 

Leer más  #TeExplicamosElDía | Lunes 8 de agosto 

Otro ausente, aunque por otros motivos, será el presidente de Perú, Pedro Castillo. Esto debido a que el Congreso de su país le negó el permiso de salida pese a estar invitado. En su lugar, la vicepresidenta Dina Boluarte fue autorizada para ir en su representación. También es notable la ausencia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien desde las elecciones colombianas se ha mostrado como un fuerte crítico de Petro. Se desconoce si enviará alguna comisión.

El nuevo gobierno

Pocos días después de ganar las elecciones, Petro comenzó a anunciar los nombres de quienes lo acompañarán en su futuro gobierno. A tono con su discurso moderado y conciliador, evitó dar cuotas de poder relevantes a figuras demasiado polémicas o radicales. Abogo, en cambio, por un gabinete con un perfil más técnico. No obstante, también se ha cuestionado que pocos días antes de la toma de posesión apenas se conocía la designación de ocho ministros, faltando todavía más de la mitad de la cartera.

De los nombres confirmados, resulta evidente que Petro se rodeó de su círculo de confianza cercano, con figuras que ya habían trabajado con él durante su campaña o en su gestión como alcalde de Bogotá (2012-2014). Un ejemplo es la comisión de empalme encargada de coordinar la transición  con el gobierno saliente. De sus miembros, se conoció que Carolina Corcho ocupará el Ministerio de Salud. 

De acuerdo con Blu Radio, el coordinador de la comisión de empalme, Daniel Rojas, está en la lista de elegidos. Por su cercanía con el mandatario suena como posible jefe del gabinete, aunque aún se desconoce qué cargo ocupará. Igualmente se espera que tras el acto se oficialice el nombramiento de Alfonso Prada, quien fue su jefe de debates en campaña, como ministro de Relaciones Interiores.

Algunos ministros que sí están confirmados son Catalina Velasco, quien fue secretaria de Hábitat en la Alcaldía de Bogotá y ocupará el Ministerio de Vivienda. En el Ministerio de Medio Ambiente estará Susana Muhamad, quien también fue secretaria de ese despacho durante la gestión de Petro. Le siguen Cecilia López Montaño como ministra de Agricultura, cargo que ya había ocupado entre 1996 y 1997; la fundadora del Teatro La Candelaria y la Corporación Colombiana de Teatro, Patricia Ariza, como ministra de Cultura.

Pluralidad

También destaca el nombramiento de Álvaro Leyva Durán como canciller. Reconocido como un político de amplia trayectoria en Colombia, fue mediador por la paz con la guerrilla en la década de los ochenta y excandidato presidencial. También es miembro del Partido Conservador, aunque actualmente se considera disidente. 

Otras piezas clave son el economista José Antonio Ocampo Gaviria como ministro de Hacienda; y el exmagistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, Iván Velásquez Gómez, como ministro de Defensa. Igualmente está Alejandro Gaviria, quien fue precandidato en las primarias de la Coalición Centro Esperanza para las elecciones presidenciales, y ahora será ministro de Educación.

Leer más  Murió la actriz mexicana Aranza Peña en un accidente de tránsito

Petro ha dicho que quiere crear dos ministerios más durante su gobierno. Uno sería el Ministerio de Igualdad, dedicado a asuntos de la mujer y la comunidad LGBTI, y que estará encabezado por la vicepresidenta Francia Márquez. El otro será el Ministerio de Paz, Seguridad y Convivencia, propuesto por la Comisión de Paz como parte del proceso de diálogo con la guerrilla. No obstante, el propio mandatario reconoce que podría tomar al menos dos años que ambas carteras comiencen a funcionar, lo que sería la mitad de su periodo.

Venezuela y Colombia

¿Cómo se prepara el estado Táchira frente a la posible reactivación de la frontera con Colombia?
Foto: cortesía

Una buena parte de América Latina ve con expectativa el futuro gobierno de Petro, sobre todo desde Venezuela. Leyva Durán ya ha adelantado que iniciaron las conversaciones con el régimen de Maduro para un restablecimiento de relaciones diplomáticas luego de tres años con sus embajadas cerradas. Un aspecto clave será la reapertura de la frontera, lo que buscará un reimpulso de las relaciones comerciales. 

Aunque en un principio Petro fue admirador del difunto expresidente Hugo Chávez, con Maduro ha marcado distancia señalando que no representa los verdaderos valores de la izquierda moderna. Aunque ha dicho que esta nueva etapa de relaciones bilaterales estará fundamentada en el respeto, expertos pronostican que su posición respecto al régimen chavista será similar a la de otros líderes regionales como López Obrador o Alberto Fernández.

En cuanto a los más de 2,4 millones de venezolanos que actualmente viven en Colombia, ha dicho que mantendrá las políticas migratorias implementadas por el gobierno de Duque. “El Estatuto Temporal de Protección continuará. La idea es que se agrande para otras nacionalidades y para que podamos tener la garantía de los derechos de las poblaciones migrantes en Colombia, bajo la tutela de la Presidencia de la República”, declaró Iván Mauricio Gaitán, coordinador de empalme para asuntos migratorios. No obstante, se desconoce qué planes específicos tienen para el estatuto.

¿Qué se puede esperar de Petro?

Sobre los asuntos internos del país, llamó la atención la disposición por parte de la guerrilla de entablar un nuevo proceso de paz. Grupos como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se han mostrado abiertos a retomar el diálogo. De hecho este último ha dicho que Petro y Francia Márquez son “genuinos representantes de las aspiraciones de las clases populares”. Ha dicho que emprenderá un plan para la reintegración de los insurgentes desmovilizados. Además de comisiones de la verdad para esclarecer algunos episodios oscuros del conflicto armado.

El presidente electo subió al poder en gran parte gracias al enorme descontento popular contra el gobierno de Duque. Las consecuencias económicas de la pandemia de covid-19 y la polémica reforma fiscal casi provocan un estallido social del cual también surgieron otras promesas, como el desmantelamiento de los  Escuadrones Móviles Antidisturbios (Esmad). Aun así, su gobierno, más allá de sus preocupaciones sociales, también tendrá otros retos. Uno será recuperar el crecimiento económico y garantizar el empleo, manteniendo su línea de preservación del medio ambiente y distribución justa de la tierra para los agricultores.

Noticias relacionadas