• El uso abusivo de pantallas está relacionado con la adicción a estar informado en tiempo real constantemente

La adicción a las redes sociales y el uso excesivo de las pantallas, ya sea celulares, laptop o computadoras, es un problema que ha venido creciendo durante los últimos años. En 2004, el autor e inversor Patrick J. McGinnis acuñó el término FOMO (Fear of Missing Out) para describir el “miedo a perderse algo” de la actualidad. 

Ahora, los psicólogos reconocen este término como un trastorno o síndrome real que padecen tanto adolescentes como adultos adictos a revisar las plataformas sociales, que además pueden desarrollar problemas emocionales y de salud mental.

En un estudio publicado en el portal especializado Psycnet, con el nombre Fear of missing out: prevalence, dynamics, and consequences, se explica que este problema hace referencia a la adicción de estar continuamente conectados a Internet y revisar de manera constante las redes sociales. 

Leer más  Inemuri: ¿en qué consiste esta técnica japonesa para mejorar la memoria y retrasar el envejecimiento?

Señalan que las distintas plataformas que existen, como Facebook, X (antes Twitter), Instagram o TikTok inciden en su desarrollo por lo que instan a las compañías a crear medidas para hacerlas menos adictivas.

El fenómeno de FOMO comienza con el miedo que siente el usuario a ser excluido de la comunidad virtual o de perderse las novedades que aparezcan mientras no se esté conectado. 

La persona que padece este síndrome suele revisar las redes sociales apenas se despierta y es lo último que hace antes de dormir. Incluso, algunos pierden horas de sueño al no conseguir despegarse de la pantalla. 

Un término común en las inversiones

El uso de FOMO es muy común en redes sociales para referirse a inversiones, sobre todo en el entorno de las criptomonedas.

Por ejemplo, cuando un token registra un aumento considerable, del 20 o hasta el 50 % en poco tiempo, muchas personas pueden comprarlo por FOMO (miedo a perderse las ganancias).

Esta acción, llevada a cabo por un impulso y no por un estudio de mercado, puede terminar produciendo pérdidas considerables cuando otros _holders_ (tenedores) de dicho token, vendan y el precio vuelva a caer.

El síndrome FOMO: ¿qué es y cómo se puede controlar?
Foto: Pixabay

Características de una persona con FOMO

Una de las señales más evidentes de padecer este trastorno, es estar continuamente conectados a la red a través de distintos dispositivos. 

Leer más  Ipostel regulará el servicio de delivery de negocios digitales: los detalles

Otro signo es presentar problemas de conducta o cambio de hábitos, horarios y rutinas. Incluso, pueden originarse fallas en los estudios o en el trabajo como consecuencia de la adicción a las redes sociales.  

También se desarrolla una necesidad de revisar las cuentas propias en las plataformas sociales para ver si hay algún “me gusta”, comentario o mensaje en Instagram o Facebook, no perderse los nuevos videos de Tik Tok o verificar qué es Trending Topic en X.

Leer más  Inameh: presencia de polvo de Sahara en el país durará toda la semana

Si la idea de no estar en tiempo real cuando ocurra una novedad provoca angustia o ansiedad, es otro síntoma de padecer FOMO.

Entre otras características del síndrome destaca la llamada alerta fantasma, que consiste en escuchar los sonidos de notificación en el celular aun cuando solo se trata de una ilusión auditiva. 

El síndrome FOMO: ¿qué es y cómo se puede controlar?
Foto: Freepik

En el estudio mencionado, explican que el FOMO se manifiesta de diferentes maneras en cada persona, pero algunas de las más comunes tienen un componente relacionado con la ansiedad:

– Dificultades para dormir

– Dolores de cabeza 

– Tensión muscular 

– Sudoración, palpitaciones y fatiga 

Otro de los síntomas es la cantidad excesiva de tiempo que se usa para revisar las plataformas, así como la adicción a compartir qué se hace, a dónde se va, los atuendos o cualquier pensamiento a través de fotografías, videos e historias.

Leer más  Hurtaron la corona de la Virgen de La Milagrosa y otros objetos religiosos en Maracaibo

Recomendaciones para atacar el problema

Los investigadores consideran que la solución ante este trastorno comienza en comprender primero la causa que lo provoca. Posteriormente, creen que es necesario cambiar los hábitos en el uso de las pantallas y adoptar un patrón limitado en la gestión de las redes.

Los problemas de salud mental que podría causar el uso excesivo de pantallas en adultos  
Foto: Freepik

Otras recomendaciones son: 

– Establecer límites de tiempo

– Hacer una pausa en el uso de las redes sociales

– Desactivar las notificaciones

– Enfocarse en la vida real

– Si no se es capaz por sí mismo de desconectarse de las pantallas, lo mejor es solicitar ayuda de un profesional que brinde las herramientas necesarias para superar este problema.

Noticias relacionadas