• El informe anual de la ONG detalló que 19 hombres y 3 mujeres privados de libertad en cárceles del país fallecieron por complicaciones respiratorias, tuberculosis, desnutrición y cáncer

La organización no gubernamental (ONG) Una Ventana a la Libertad presentó su informe Situación de los derechos humanos de las personas privadas de libertad en los centros de detención preventiva de Venezuela 2023, en el que reveló que durante el año 2023 murieron 19 hombres y 3 mujeres en cárceles del país debido a problemas de salud.

Mientras que en los centros de detención preventiva o retenes policiales, al menos 17 privados de libertad fallecieron a causa de diversas enfermedades como complicaciones respiratorias, tuberculosis, desnutrición, cáncer, infartos, entre otras.

El informe, realizado por el equipo de Una Ventana a la Libertad conformado por periodistas y expertos en la fuente penitenciaria y derechos humanos, detalló que ocho de las muertes en los recintos preventivos ocurrieron durante el primer semestre del año, mientras que otras nueve se registraron durante el segundo semestre. 

La ONG también alertó sobre el riesgo de la violencia autoinfligida dentro de los centros carcelarios, debido a que durante 2023 se produjeron cinco suicidios en calabozos policiales.

La investigación también mostró un caso de violencia policial, en el que un privado de libertad murió luego de recibir un golpe en el abdomen estando recluido en un centro de detención preventiva. 

En el caso de la población penal femenina, el informe reveló que en 2023, 2.028 mujeres estaban recluidas en centros de detención preventiva a la espera de un traslado o liberación. 

Sin embargo, en el país solo existen 12 calabozos policiales exclusivos para mujeres y 207 retenes preventivos son mixtos.

“Solo en 3 centros de detención preventiva, a nivel nacional, se les entrega papel toilette y toallas sanitarias a las mujeres detenidas”, indicó el estudio de Una Ventana a la Libertad.   

Leer más  AN entregó ante el CNE propuesta para el cronograma de elecciones presidenciales en Venezuela
Foto: Pixabay

Situación dentro de las prisiones

En el caso de las cárceles, prisiones e internados judiciales del país, la situación no es distinta de acuerdo con Una Ventana a la Libertad. 

En estos lugares, se registraron un total de 19 muertes durante el año 2023 producto de complicaciones pulmonares, hemorragias digestivas, meningitis, paludismo, tuberculosis y tumores cerebrales fueron las causas de fallecimiento más comunes entre los hombres privados de libertad. 

También se reportaron tres muertes de mujeres por tuberculosis, cáncer y desnutrición.

El informe destacó que muchas de estas enfermedades podrían controlarse o erradicarse, pero el hacinamiento, la falta de ventilación en las celdas y de agua potable, aunado a la ausencia de enfermerías agravan la condición de los presos enfermos. 

Magaly Huggins, coordinadora del estudio de la ONG, destacó en la presentación del informe que hacen falta políticas públicas para que se respeten los derechos humanos de los privados de libertad. 

Agregó que las condiciones precarias de los los presos deben ser revisadas por las autoridades para que se tomen acciones que garanticen los derechos humanos y la salud de todos los detenidos en el país.

El estudio de la ONG indicó que la alimentación y provisión de artículos de higiene proviene de la familia de los detenidos.

“Madres, esposas, hermanas y concubinas son las que suministran alimentos preparados o para preparar, ropa, calzados, agua potable, productos de aseo personal y de limpieza para las celdas, incluso hasta pagan los traslados en carros particulares cuando el detenido debe ir a un centro asistencial”, detalló el análisis.

Leer más  Actos de discriminación en Venezuela: ¿cuáles son los casos más recientes?  
309 presos políticos y más de 100 muertes: la situación de las cárceles venezolanas en 2022
Cortesía / Una Ventana a la Libertad

Tuberculosis y otras enfermedades

En el informe de Una Ventana a la Libertad, señalaron que la tuberculosis es la enfermedad más grave y persistente tanto en los centros de detención preventiva como en las prisiones. 

Durante el primer semestre de 2023, se registraron 318 casos de tuberculosis en hombres y 14 casos en mujeres. 

 Además, hubo 660 casos de escabiosis (sarna) en hombres y 43 casos en mujeres, así como 1.019 casos de gripe en hombres y 33 casos en mujeres. 

En cuanto al covid-19, se reportaron 17 casos en hombres y 2 casos en mujeres. Por otro lado, se registraron 44 casos de VIH-SIDA en hombres y 1 caso en mujeres, lo que suma un total de 2.151 presos enfermos.

En el segundo trimestre de 2023, registraron 338 casos de tuberculosis en hombres y 15 casos en mujeres, así como 572 casos de escabiosis en hombres y 21 casos en mujeres. 

Además, hubo 803 casos de gripe en hombres y 50 casos en mujeres, mientras que los casos de covid-19 afectaron a 5 hombres. 

También reportaron 50 casos de VIH-SIDA en hombres y 2 casos en mujeres, lo que dio un total de 1.856 privados de libertad con un padecimiento de salud.

El informe reveló la existencia de otras enfermedades en los retenes policiales, como el cáncer de mama, accidentes cerebrovasculares, esquizofrenia, hipertensión, parálisis cerebral, tumores cerebrales, complicaciones respiratorias/pulmonares, infecciones bacterianas y mastitis.

Con respecto a la precariedad de los centros de detención que contribuye a la propagación de enfermedades señalaron los siguientes factores: 

– Falta de baños adecuados y la presencia de letrinas improvisadas

– Acumulación de heces fecales y basura dentro de las celdas

– Proliferación de insectos y roedores

reclusos
EFE

Cifras récord de hacinamiento

El informe de Una Ventana a la Libertad reveló que el año 2022 finalizó con una cifra récord de personas detenidas en los calabozos policiales de Venezuela. De acuerdo con los datos recabados por la ONG, un total de 16.837 individuos se encontraban privados de libertad en estos recintos, siendo el 90,7 % hombres y el 9,3 % mujeres. 

Leer más  Reconocieron la aorta como un órgano independiente del cuerpo humano

Estas cifras reflejan un incremento del hacinamiento del 176,2 % con respecto al año anterior, según el estudio.

Mientras que durante el transcurso del año 2023, la organización realizó un seguimiento detallado de la situación en diversos calabozos policiales en todo el país 

En el primer semestre, monitorearon 282 instalaciones, mientras que en el segundo semestre lo hicieron en 293 recintos. Los resultados revelaron que el hacinamiento en los centros de detención preventiva fue de 189,31 %. 

Una Ventana a la Libertad también proporcionó cifras sobre la población penal en los calabozos policiales:

– Primer semestre 2023: población masculina de 20.886 detenidos para una capacidad instalada de 10.842 cupos, lo que da una cifra de hacinamiento de 192,64 %. 

– Segundo semestre 2023: población masculina de 17.481 detenidos para una capacidad instalada de 9.234 cupos, es decir, que hubo un hacinamiento de 189,31 %.

En el caso de la población penal femenina en centros de detención preventiva, los datos fueron: 

– Primer semestre de 2023: 1.773 mujeres privadas de libertad

– Segundo semestre: 2.028 detenidas en centros con una capacidad de 213 cupos, lo que genera un hacinamiento del 832,39 %.

En Caracas, existen recintos preventivos con una capacidad de 1.053 cupos, sin embargo, el año 2023 culminó con un total de 3.036 detenidos, lo que se tradujo en un hacinamiento del 288,59 %. Por su parte, en el estado Zulia solo hay centros para 930 detenidos, pero se registró un total de 2.473 detenidos, lo que supera la capacidad en 265,91 %.

Leer más  PrEP en Venezuela: quiénes pueden utilizarlo y qué aconsejan los especialistas en VIH sobre su uso
Al menos 300 presos de la cárcel de Tocorón fueron trasladados a Uribana 
Foto: Una Ventana a la Libertad

Planes gubernamentales

El informe de la ONG mencionó que la Comisión Presidencial para la Revolución Judicial, establecida en junio de 2021 con el propósito de resolver el problema del hacinamiento en los calabozos policiales, no ha cumplido con su objetivo.

Señalaron que en ese año se liberaron 6.390 detenidos, lo que representa tan solo un 2,35 % del total. Además, fueron trasladados a prisiones 2.066 presos, lo que equivale a un 2,43 %. 

En 2022, la cifra aumentó a un total de 7.930 liberados (9,15 %) y 2.871 trasladados (4,78 %). No obstante, en el año 2023 estos índices disminuyeron, con tan solo 453 detenidos liberados (2,59 %) y 479 trasladados a cárceles (2,74 %).

“El gobierno obtuvo lo que buscaba, es decir, propaganda, imagen pública nacional e internacional, pero eso no resolvió el problema de hacinamiento en los retenes policiales”, se lee en el informe de Una Ventana a la Libertad.

La ONG consideró que la situación en los centros penales del país es producto de la falta de un sistema de gobierno democrático.

“Aquí está el problema, los privados de libertad sobreviven no solo al hacinamiento y a las pésimas condiciones de reclusión sino al colapso de la democracia y de toda su institucionalidad”, reza el análisis.

En las conclusiones del monitoreo instaron a las autoridades a convocar expertos en políticas públicas penitenciarias, para que se cumpla el debido proceso, se respeten los derechos humanos de las personas detenidas y de sus familiares.

Noticias relacionadas