• La ONG Un Mundo Sin Mordaza encabeza una iniciativa para lograr el restablecimiento de la señal que acumula ya más de 125.000 firmas. Foto principal: Miami Diario

Luego de la salida del aire de Directv en Venezuela el pasado 19 de mayo la Organización No Gubernamental (ONG) Un Mundo Sin Mordaza inició una campaña para lograr que AT&T, empresa estadounidense propietaria de Directv, revirtiera la decisión.

Bajo el lema Directv Libre para Venezuela, la ONG presidida por el activista de derechos humanos Rodrigo Diamanti pretende que los venezolanos puedan continuar contando con los que consideran es “una ventana de libertad”.

Diamanti comenta en exclusiva para El Diario que la receptividad de los venezolanos para sumarse a la iniciativa aportando su firma en el portal Change.org ha sido impresionante. Detalla que en cuestión de semanas lograr reunir más de 125.000 firmas de personas que tienen la esperanza de que la compañía estadounidense reanude sus operaciones en el país.

“La receptividad ha sido muy buena, pero nosotros apostamos por poder conseguir muchas más firmas para poder sensibilizar a la directiva de AT&T”, asegura el defensor de derechos humanos.

Sostiene que el apoyo que ha recibido la campaña es la más clara demostración de la necesidad que tienen los venezolanos no solamente de poder mantenerse informados, sino también de poder entretenerse. Asegura que en un contexto de pandemia como el que se vive actualmente en el mundo estas dos necesidades cobran una importancia aún mayor pues el tener acceso a las noticias y además ser capaces distraerse son imprescindibles.

El activista señala que un aspecto que no ha sido considerado es cómo puede incidir en la tasa de contagios por coronavirus de Wuhan el hecho de no contar con un mecanismo de entretenimiento en los hogares venezolanos, tal y como lo era hasta el 19 de mayo Directv para millones de venezolanos.

“Estamos muy preocupados por el efecto que la salida de Directv puede tener en la salud mental de los venezolanos, e incluso por el efecto que pueda tener en que las personas salgan de sus casas con mayor regularidad y en medio de esta pandemia eso implicaría un aumento en el riesgo de contagio”, indica.

Diamanti explica que en Un Mundo Sin Mordaza están enfocados en la defensa de los Derechos Humanos, es por ello que previo a hacer pública la campaña decidieron asesorarse con especialistas en el área de las telecomunicaciones, el ámbito jurídico y el económico. Esto les permitió crear una propuesta que sea viable tanto para los suscriptores del servicio de Directv como para la compañía misma.

Líder. Directv poseía aproximadamente 50% de la cuota de mercado nacional.

Detalla que la solución que plantean es que AT&T reactive el servicio de forma gratuita durante el lapso que dure la pandemia por Coronavirus. Esto permitiría a los venezolanos continuar disfrutando de la señal y una vez culmine la pandemia ver qué mecanismos pueden utilizar para suscribirse a alternativas como lo puede ser Directv Colombia.

Considera que en caso de requerirse un marco legal para que se produzca el reinicio del servicio por parte de la cableoperadora, la Asamblea Nacional de Venezuela podría proveerlo sin problema alguno.

“Si no pensáramos que la meta que nos planteamos es factible no hubiésemos iniciado esta campaña. Creemos que es viable convencer a AT&T y Directv que reinicie sus operaciones en el país”, afirma.

Ante la posibilidad de crear falsas expectativas sobre el posible restablecimiento del servicio de la empresa en el país, Diamanti es categórico al indicar que la posibilidad de no lograr el objetivo planteado es real. Sin embargo cree que es una batalla que debe librarse pues no concibe que 10.000.000 millones de venezolanos pierdan una de las últimas ventanas de libertad que todavía quedan en el país sin luchar.

“No lograr la meta por su puesto que tiene un efecto negativo pero algo peor es no hacer nada”, sentencia de forma categórica.

Plantea que la propuesta posee una ventaja y es el hecho de que la petición para la restitución del servicio no está siendo realizada al régimen de Nicolás Maduro sino a una empresa con sede en Estados Unidos. Añade que esto representa una diferencia fundamental respecto a las posibilidades de lograr el objetivo.

Agrega que están dando tiempo para que más personas se incorporen a la campaña pues asegura reitera que mientras mayor sea el número de firmas conseguidas la probabilidad de ser escuchados será mayor. 

Una vez finalice la recolección de firmas, Un Mundo Sin Mordaza solicitará mediante una comunicación formal una reunión con representantes de AT&T para plantearles el reinicio de sus operaciones en el país, en las condiciones anteriormente descritas.

“Esta es una apuesta importante y queremos hacerle ver a la empresa que su regreso al país puede ayudar a salvar vidas contribuyendo a la salud mental de los venezolanos, especialmente en un momento como este”, concluye Diamanti.

De concretarse el objetivo de la campaña Directv Libre para Venezuela millones de venezolanos podrán volver a disfrutar de un servicio que acortaba las distancias con el resto del mundo. La última decisión estará en las manos de AT&T, mientras tanto a quienes eran suscriptores del servicio solo les resta esperar.

Noticias relacionadas