Es falso. Este viernes 14 de agosto la palabra “Anabelle” se volvió tendencia en la red social Twitter. La supuesta noticia sobre la desaparición de la famosa muñeca de la vitrina en la que se encuentra resguardada, en el museo de la familia Warren, en Connecticut, Estados Unidos, generó dudas e intriga entre los usuarios.

El caso de la muñeca Annabelle, fue una de las investigaciones más resaltantes de Ed y Lorraine Warren, quienes descubrieron que estaba supuestamente poseída por un espíritu maligno que pretendía poseer a su dueña.

El Diario confirmó que, Chris McKinnell, nieto de los Warren, desmintió la información en su cuenta de Facebook. La muñeca en la cual se inspiró la película de terror con su mismo nombre se mantiene en el museo.

“Dicen que Annabelle ‘escapó’ de su caja durante un intercambio de dinero extraño y ya no está en el museo. Eso no es cierto. La muñeca ha estado bloqueada de forma segura desde 1975. Solo se pone, ocasionalmente, en una caja de exhibición viajera para eventos especiales”, comentó McKinnell.

Rumor falso

Según el sitio web Heavy, el rumor comenzó después de que surgieran noticias sobre la actriz británica Annabelle Wallis, quien dio una entrevista en la que habló sobre cómo pudo lograr que el coprotagonista de La Momia, Tom Cruise, corriera con ella ante la cámara. 

Según el usuario de YouTube Hi Tech, la historia se cambió a «Annabelle escapó» cuando se tradujo al chino, lo que provocó el engaño.

Otro de los factores que pudo generar la confusión es que algunos de los fanáticos de las películas de terror recuerdan que Wallis interpretó a Mia en la película original de Annabelle

Durante la misma entrevista a The Hollywood Reporter , Wallis habló sobre trabajar con el director de Annabelle , James Wan, donde mencionó que tienen una relación «muy especial». 

El rumor creó una ola de memes y comentarios que realizaron los usuarios en las redes sociales sobre la desaparición de la muñeca. 

¿Quiénes son los Warren?

Ed y Lorraine Warren fueron investigadores de supuestos fenómenos paranormales. Ed Warren fue un demonólogo reconocido por la Iglesia Católica y Lorraine Warren fue una médium y clarividente profesional. Fueron los dueños del museo del ocultismo que se encuentra en Connecticut.

Sus nombres se volvieron famosos después de las películas sobre la muñeca diabólica Annabelle y El Conjuro (Inspirada en un caso real).

Ed, antes de ser demonólogo, se dedicaba a pintar cuadros de casas que ellos escuchaban que estaban supuestamente «encantadas». De esa forma se fueron acercando a las personas que vivían y eran atormentadas por fantasmas o entes demoniacos que Lorraine podía percibir. 

Con el tiempo comenzaron a obtener más reconocimiento. En el año 1952 fundaron la Sociedad para la Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra (New England Society for Psychic Research, NESPR), la primera fundación en dedicarse a la investigación de sucesos paranormales.

Los Warren no cobraban por sus investigaciones, ellos solo recibían ingresos a través de los cuadros que Ed vendía. 

Entre los casos más resaltantes en sus investigaciones se encuentran: La muñeca Annabelle, la familia Perron y terror en Amityvile.

El Museo del Ocultismo que crearon los Warren contiene todos los objetos que han sido investigados por ellos; los cuales fueron utilizados supuestamente para magia negra o tendrían vínculo con alguna entidad demoníaca.

El objeto más conocido es la muñeca Annabelle, la cual es bendecida con agua bendita por un sacerdote tres veces por semana, según reseña la película al finalizar.