Es falso. A través de la plataforma de mensajería WhatsApp circuló una cadena en la que se indica que supuestamente “quedó aprobada la figura de la legítima defensa en la reforma del código penal. Lo que permite que ante la intromisión de algún intruso a la vivienda que atente contra la integridad física o bienes patrimoniales, el morador podrá defenderse sin ser procesado penalmente”. 

Sin embargo, la supuesta legítima defensa absoluta no fue aprobada en Venezuela. Se trata de una reforma que se estableció en un estado de México en el año 2018.

Cadena falsa sobre la legítima defensa

La cadena falsa se difundió en Venezuela y Colombia

Aunque el texto falso no menciona país o fecha, su difusión en Venezuela, a través de WhatsApp, hace creer al usuario que podría tratarse de un derecho aprobado en la nación.

Sin embargo, luego de verificar la cadena, se constataron varios detalles que indican que la supuesta información no está relacionada con el país. Además, luego de una búsqueda en la web se encontró que el fake news también circuló en Colombia y fue desmentido.

El texto falso cita a Libia Dennise García Muñoz Ledo, quien no es diputada a la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, sino por el estado de Guanajuato al Congreso de México. 

Origen de la cadena

En México, el texto también circuló con información sacada de contexto a principios de 2019. El medio informativo Animal Político indicó que el mensaje no muestra lo que realmente dice la ley ni lo que es la legítima defensa.

El medio reseñó que el 24 de septiembre de 2018 se adicionó un párrafo a la Fracción V del artículo 33 del  Código Penal Estatal de Guanajuato. Allí se describe a la legítima defensa como “el hecho de causar daño a quien a través de la violencia, del escalamiento o por cualquier otro medio trate de penetrar sin derecho, a la casa habitación del agente, al de su familia, a sus dependencias, o a los de cualquier persona que tenga la obligación de defender”.

La abogada Viridiana Valgañón comentó para Animal Político que aunque se ha dicho que este cambio se hizo para matar, la realidad es que la legítima defensa no es el permiso para asesinar o cometer un delito, es cuando se exime de responsabilidad a alguien después de que ocurren ciertos hechos o supuestos específicos.

La diputada Libia Dennise García Muñoz Ledo, mencionada en el texto, forma parte de la comisión de justicia. Fue una de las firmantes de la reforma que añadió un párrafo a la sección sobre legítima defensa del Código Penal de ese estado mexicano el 10 de septiembre de 2018. 

Derecho a la defensa en Venezuela

En Venezuela, el derecho a la defensa propia está prevista en el numeral 3 del artículo 65 del Código Penal:

Artículo 65: No es punible:

1. El que obra en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, autoridad, oficio o cargo, sin traspasar los límites legales.

2. El que obra en virtud de obediencia legítima y debida. En este caso, si el hecho ejecutado constituye delito o falta, la pena correspondiente se le impondrá al que resultare haber dado la orden ilegal.

3. El que obra en defensa de propia persona o derecho, siempre que concurran las circunstancias siguientes:

a) Agresión ilegítima por parte del que resulta ofendido por el hecho.

b) Necesidad del medio empleado para impedirla o repelerla.

c) Falta de provocación suficiente de parte del que pretenda haber obrado en defensa propia. Se equipara a legítima defensa el hecho con el cual el agente, en el estado de incertidumbre, temor o terror traspasa los límites de la defensa.

d) El que obra constreñido por la necesidad de salvar su persona, o la de otro, de un peligro grave e inminente, al cual no haya dado voluntariamente causa, y que no pueda evitar de otro modo.

La cadena circuló en el país luego de que el 23 de febrero el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del régimen de Nicolás Maduro entregó el proyecto de reforma del Código Penal a la Comisión Permanente de Política Interior de la AN chavista.

Para evitar caer en desinformaciones, es importante verificar los textos, imágenes o videos que circulan en las redes sociales y las plataformas de mensajería antes de compartirlos.