• El cambio de nombre se reflejará en el mercado de valores de Nueva York a partir de próximo 1° de diciembre

El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció este jueves que la empresa que dirige, propietaria de la red social que lleva su nombre, de Instagram y de WhatsApp, entre otras, pasará a llamarse Meta para reflejar su apuesta por la realidad virtual.

Zuckerberg reveló el cambio de nombre en el marco de la conferencia Connect sobre realidad aumentada y realidad virtual. Volvió a explicar su visión de lo que la empresa ha bautizado como metaverso, una realidad paralela 100 % digital a la que quiere que Meta destine gran parte de sus inversiones en los próximos años.

El cambio afecta únicamente a la empresa paraguas de todas estas aplicaciones, de manera que la red social seguirá llamándose Facebook y el cambio, a la práctica, no tendrá casi ningún efecto para la inmensa mayoría de usuarios.

Meta: ¿por qué la empresa que agrupa Facebook, Instagram y WhatsApp cambiará de nombre?

Se trata de un movimiento muy similar al llevado a cabo por Google en 2015, cuando reestructuró la organización interna de la compañía y creó una empresa matriz, Alphabet, con varias subsidiarias que incluyen a la propia Google, a Waymo (la división de vehículos autónomos) y al proveedor de internet Google Fiber, entre otras.

El cambio de nombre se reflejará en el mercado de valores de Nueva York a partir de próximo 1° de diciembre, cuando la firma que ahora cotiza bajo las siglas FB pasará a cotizar bajo MVRS.

¿Qué es el metaverso?

El concepto metaverso ha saltado a la actualidad después de que Facebook anunciara una inversión millonaria. Pero ¿qué es el metaverso?, ¿es un concepto nuevo?, ¿existe una definición? El primero en usar el término fue el escritor de ciencia ficción Neal Stephenson en 1992.

Leer más  Arrestaron a hombre que mató a su papá durante discusión en Apure

César Córcoles, profesor de los estudios de informática, multimedia y telecomunicaciones de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), contesta a estas y otras preguntas: el metaverso, asegura a Efe, es moverse en un mundo de realidad virtual, en general, con unos cascos.

La palabra metaverso ha vuelto a la actualidad porque Facebook, que lo ve como una posibilidad de negocio a gran escala teniendo en cuenta los millones de usuarios que navegan por esta red, WhatsApp e Instagram, anunció una inversión millonaria y, entre otros, la creación de 10.000 empleos cualificados en Europa en los próximos cinco años para dar forma a su mundo virtual, recuerda Córcoles.

Meta

El metaverso es un universo virtual inmersivo que replica y va más allá del mundo físico y en el que se interactúa con otras personas -cada uno con su avatar- y con objetos. Es un Internet futuro en 3D donde los usuarios podrán reunirse, asistir a conciertos virtuales, salir de compras o probar, en el caso de las empresas, sus desarrollos industriales.

¿Preguntas y respuestas sobre este “universo virtual”?

—¿Cuál es la definición de metaverso?

—El primero en usar la palabra fue el escritor Neal Stephenson, en su novela de ciencia ficción Snow Crash (1992). En esta los personajes navegan por un mundo virtual, lo que ahora llamamos realidad virtual y para la que es necesario el uso de cascos. En este mundo interactuamos con otras personas y otros servicios, en campos desde el entretenimiento hasta la medicina.

Leer más  Así será el cronograma de distribución de gasolina del 6 al 12 de febrero

—¿Hay unanimidad en la definición?

—Si bien hay algunos que pueden decir ‘esto no es metaverso porque falta esto o aquello’, el consenso es bastante amplio. Los investigadores hablan en general más de realidad virtual que de metaverso, palabra a la que se ha acogido Mark Zuckerberg para hablar de este mundo virtual en 3D.

Meta: ¿por qué la empresa que agrupa Facebook, Instagram y WhatsApp cambiará de nombre?

—Si la realidad virtual existe desde hace años, ¿hay un nuevo metaverso?

—En la década de 1960 es cuando se empieza a soñar con la realidad virtual y en los años noventa hay un primer intento de que la tecnología llegue al consumidor, y vimos incluso máquinas recreativas de realidad virtual, pero la tecnología no estaba madura para el gran público.

Otro ejemplo, en la Exposición Universal de Sevilla (Expo 92) hubo acciones en las que se usaron cascos de realidad virtual. Desde entonces, la tecnología ha ido mejorando bastante, pero todavía hay que avanzar.

Hace unos 8 o 10 años es cuando el salto es mayor, con la llegada de los dispositivos de Oculus -compañía que luego compró Facebook-. Ahora puedes ir a cualquier centro comercial y comprar las gafas Oculus Quest 2, los cascos de Play Station 4 o dispositivos para lo que Microsoft llama “realidad mixta”, y con todos tener una inmersión bastante buena en ese entorno de escenas u objetos simulados de apariencia real.

—¿Qué queda por hacer?

—Quedan cosas por resolver y aún no sabemos si seremos capaces. El ojo humano es un “dispositivo” con el que vemos a unos 20 megapíxeles de resolución y ahora los cascos lo hacen entre 4 y 6 megapíxeles. Además, en la parte central de nuestro ojo tenemos una mayor resolución que en los bordes y esto, junto a la capacidad de megapíxeles, no hay pantalla que sea capaz de copiarlo.

Leer más  Serie del Caribe 2023: Venezuela aplastó a Cuba y estableció récord de hits en el torneo
Meta

Otro problema a resolver importante es la forma en la que interactuamos en el mundo de realidad virtual. Aunque Facebook/Oculus, y otras compañías, han avanzado bastante en estos últimos años, la manera en que interactuamos con objetos, nos desplazamos por los mundos de realidad virtual o nos comunicamos con otras personas aún necesita mucho trabajo, si queremos que la tecnología llegue al gran público.

¿Es importante, por ejemplo, que nuestros avatares tengan nuestras expresiones faciales? Además, hay que desarrollar cascos más ligeros y más cómodos para el usuario.

—¿Para qué sirve el metaverso en una red social?

—Se trata de una réplica del mundo real en virtual, con millones de usuarios potenciales, los de las redes sociales. Una de las primeras cosas de las que habló Facebook es la de resolver limitaciones de las videoconferencias. En estas los interlocutores no tienen la sensación de mirarse a los ojos y con un buen entorno de realidad virtual esto se resolvería.

No solo es la compañía de Zuckerberg la que está detrás de este universo virtual. Apple, Sony o Nvidia llevan años trabajando, pero históricamente a Facebook se le ha dado divinamente correr. Cuando otras empresas atraen horas de nuestros ojos, ha sido capaz de evolucionar modelos y lanzarlos.

Otra cosa que hay que pensar es que en un entorno de realidad virtual controlado por Facebook, una empresa que obtiene casi todos sus ingresos de la publicidad, sería, al menos potencialmente, un riesgo para nuestra privacidad.

Con información de la agencia de noticias EFE

Noticias relacionadas