• Varios profesionales señalaron que tienen hasta tres meses sin poder utilizar el dinero que les pagaron a través de la plataforma digital 

Usuarios venezolanos realizan una campaña en redes sociales para denunciar a la aplicación AKB Fintech, una billetera digital que ofrecía transacciones en divisas sin comisiones, por estafa, luego de que les retuvieron su dinero sin ofrecer respuesta ni el pago de los fondos. 

La mayoría de las denuncias fueron realizadas por profesionales que esperaban el pago de sus honorarios a través de esta plataforma. Buena parte de ellos pertenecen además al gremio periodístico. 

Debido a la inestabilidad del bolívar y la dolarización de facto en Venezuela, algunas empresas y particulares han buscado alternativas como AKB para pagar sueldos y honorarios profesionales en moneda extranjera. 

Las personas que hicieron los reclamos por redes sociales explicaron que recibieron sus pagos anteriormente por la plataforma, pese a que el sistema era engorroso y presentaba trabas para las transacciones. Sin embargo, desde finales de 2021, la plataforma impidió las transacciones a varios de los usuarios. 

Algunos de los profesionales que denunciaron recibieron notificaciones de que sus transferencias o retiros fueron negados por no cumplir con ciertas normativas.

¿Cómo funciona la plataforma AKB?

De acuerdo con la página web de AKB Fintech, la plataforma funciona como una billetera en la que se pueden depositar, guardar y retirar fondos que se mantienen al precio del dólar estadounidense.

La billetera se puede recargar con tarjetas de crédito Visa o MasterCard; transferencias por Zelle, transferencias internacionales ABA o SWIFTt y American Time Giftcard.

Para realizar las transacciones se deben seguir los pasos indicados en la aplicación. La empresa asegura que el servicio de billetera digital permite hacer retiros inmediatos en dólares, sin intermediarios y solo ingresando una cuenta de correo electrónico. Sin embargo, varios de sus usuarios reclamaron que estas promesas no se cumplen.

La versión de los afectados 

La periodista Pableysa Ostos es una de los afectados que lideran la campaña de denuncia en redes sociales. La comunicadora explicó que la aplicación tiene retenidos sus pagos de honorarios profesionales desde hace tres meses. 

Leer más  Jóvenes en Venezuela prefieren ganar en divisas sin importar las condiciones laborales

La reportera indicó que muchos periodistas no eligieron la aplicación AKB para hacer sus transacciones en moneda extranjera, sino que las empresas y personas que los contrataron establecieron esta plataforma para realizar los pagos. 

“Al principio la plataforma funcionaba “bien”, “normal”, uno podía recibir su dinero un lunes y ya el viernes estaba en la cuenta Zelle a la que lo moviera, por ejemplo. Pero ya para octubre del 2021 la situación se volvió una verdadera pesadilla”, expresó. 

A partir de ese momento, señaló Ostos, la empresa solicitaba documentos como declaraciones juradas y constancias de trabajo para validar las transacciones alegando que son “políticas de la empresa”. La periodista aclaró que al momento de registrarse en la plataforma no se le informa al usuario de esto. 

La periodista Lorena Bornacelly también compartió su experiencia con AKB en redes sociales. Confesó que presentó problemas de salud asociados al covid-19 durante varios meses y no pudo disponer de su dinero para los gastos porque estaban retenidos en la aplicación. 

Leer más  Entró en vigor la reforma que agiliza la contratación de migrantes en España

Pese a su situación de salud, Bornacelly completó los documentos que solicitó la plataforma para validar sus operaciones. Realizó declaraciones juradas sobre el origen de sus ingresos y en que los gasta. No obstante, nunca recibió respuesta de la empresa. 

La respuesta de AKB Fintech

La empresa AKB publicó el sábado 5 de febrero un comunicado en el que se refirió a supuestos ataques a la plataforma y en redes sociales. La compañía señaló que por ese motivo privatizaron sus perfiles en Twitter e Instagram.

De acuerdo con el texto, la empresa está trabajando “arduamente para lograr restablecer todos sus servicios lo más pronto posible”. Sin embargo, no mencionaron cuándo entregarán el dinero que deben a sus usuarios.

Los usuarios que mostraron su descontento con la etiqueta #AKBDameMiDinero en Twitter, ya habían advertido que la empresa puso privada su cuenta en esa red social, pero también que varios de los denunciantes fueron bloqueados.

Leer más  El CICPC rescató a seis jóvenes víctimas de trata de personas en Anzoátegui

Guillermos Scarpantonio Quintero, creador de la plataforma, tomó las mismas medidas restrictivas con sus cuentas personales. Además, el perfil de Instagram de AKB mantiene limitados los comentarios de las publicaciones. 

Noticias relacionadas