Es Falso. Diferentes medios de comunicación colombianos informaron el 14 de octubre de 2022 que la partida de defunción de Simón Bolívar había sido encontrada luego de estar desaparecida por 190 años. En el texto, se señala que tras una larga investigación, el historiador William Hernández Ospino descubrió en una de las paredes de la Catedral de Santa Marta, en Colombia, una caja fuerte en cuyo interior se encontraba el registro que da constancia de la muerte del Libertador en esa ciudad, el 17 de diciembre de 1830.

Si bien esta información parece ser correcta, esto no ocurrió en octubre de 2022 como podría asumirse al leer estos textos. El descubrimiento realizado por Hernández Ospino circula en Internet desde febrero de 2010, cuando varios portales noticiosos, tanto colombianos como venezolanos, informaron al respecto. Curiosamente, muchos de ellos años después volvieron a publicar la noticia sin mayor contexto.

Portales colombianos reconocidos como Semana, El Tiempo o El Espectador publicaron la noticia, aunque sus textos eran muy parecidos, casi como un calco entre sí. Esto llamó la atención del historiador y periodista Jesús Piñero, quien indicó para El Diario que comenzó a dudar de la información al ver que no traía mayores detalles sobre la investigación de Hernández ni de su carrera. Y lo más importante: no se precisaba en qué fecha se hizo el descubrimiento.

Agregó que las notas difundidas también poseen algunas imprecisiones históricas, como por ejemplo, que se diga que el acta tenía 190 años desaparecida, pues Bolívar murió hace 192 años. También algunas notas que escribieron mal el nombre de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios. Muchas de las notas se caracterizaron por ser bastante escuetas, aunque Piñero resaltó en particular el caso de la revista Semana, que completó su publicación con un texto sobre las cartas que el Libertador intercambiaba con Manuela Sáenz, sin que tuviera relación alguna con el acta de defunción.

De vieja data

Al buscar información sobre el hallazgo del acta de defunción de Simón Bolívar, la mayoría de los resultados aparecerán a partir del 14 de octubre de 2022. Sin embargo, en ninguna parte de la nota se hace mención de en qué fecha exactamente se hizo el descubrimiento. Solo al buscar entradas más antiguas aparecen indicios de noticias con fecha del año 2010 que mencionan exactamente la misma información.

Leer más  Pedro Castillo dictó la disolución del Congreso e instauró un gobierno de emergencia en Perú

Aunque en Google no hay resultados anteriores a 2022, al utilizar el buscador de Twitter sí se pueden encontrar publicaciones antiguas de diferentes usuarios y medios de comunicación que anuncian el hallazgo a finales de febrero de 2010. A través del servicio Wayback Machine, se pudo recuperar una nota publicada por El Universal titulada “Encuentran en catedral colombiana acta de defunción de Simón Bolívar”, con fecha del 26 de febrero de 2010. Allí, el presidente de la Sociedad Bolivariana del departamento de Magdalena, Ramón Palacios, calificó como “trascendental” la investigación hecha por el historiador.

Al buscar información sobre Hernández Ospino en Google, aparece lo que apunta a ser su canal personal de YouTube. En él se pueden encontrar diferentes entrevistas que hizo a canales de televisión como Telesur, NTN24 y Caracol Televisión entre el 9 y 29 de marzo de 2010. En el reportaje de NTN24, se precisa que Hernández encontró la caja fuerte con el documento el 19 de febrero de ese año. En el caso de Telesur, cuyo reportaje fue retransmitido en su momento por Venezolana de Televisión, lo contextualiza con la celebración del bicentenario de las independencias de Venezuela y Colombia, que ocurrieron en 2010. 

Igualmente, en las notas se menciona que Hernández Ospino pudo hacer la exploración de la catedral con el apoyo y autorización del entonces obispo de Santa Marta, Ugo Eugenio Puccini Banfi. Resulta que Puccini estuvo al frente de la Diócesis hasta el 17 de agosto de 2014. Aunque actualmente ostenta el cargo de obispo emérito, su participación en los asuntos de la iglesia ahora es considerablemente menor.

Por debajo de la mesa

Piñero resaltó que, a pesar de la viralización que tuvo la noticia en octubre de 2022, no parece haber llamado la atención de ninguna autoridad académica y gubernamental. Ni la Academia Nacional de Historia de Venezuela ni la Academia Colombiana de Historia parecen haber hecho ningún comunicado al respecto. “Me sorprende que instituciones vinculadas a la historia o al acervo histórico del país no se hayan pronunciado”, comenta el historiador.

Leer más  Cuando se ponía de pie rápidamente, a veces se desmayaba. ¿Qué le pasaba?

A pesar de tratarse de un acontecimiento importante, por tratarse del Libertador, no se pudo encontrar ninguna impresión por parte del presidente de Colombia, Gustavo Petro. Tampoco de Nicolás Maduro ni de ninguno de los demás voceros de sus respectivos gobiernos.

Cabe destacar que, a pesar de autoproclamarse como bolivariano, el entonces presidente Hugo Chávez tampoco parece haber hecho mención del tema en 2010. Piñero reconoce que dentro del gremio de historiadores había poca información sobre el certificado de defunción de Bolívar, por lo que cree que la noticia no tuvo un impacto significativo en su momento, siendo en parte la razón por la que se desconocía el hallazgo.

Directo a la fuente

¿El acta de defunción de Simón Bolívar fue descubierta en 2022?
Catedral de Santa Marta en la actualidad. Foto: Cortesía

La búsqueda del portal donde se extraen las declaraciones de Hérnandez Ospino lleva al portal regional Hoy Diario del Magdalena. Con fecha de la mañana del 13 de octubre de 2022, sería el primero en haber publicado la nota de la aparición del manuscrito, con el texto que luego fue replicado, casi sin cambios, incluso por medios de comunicación grandes.

Curiosamente, pese a titularse “Apareció acta manuscrita de la defunción del Libertador”, el historiador enfatiza en la nota que la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia apostilló el documento encontrado en la Catedral de Santa Marta luego de comprobar su autenticidad. Hernández relató que el libro de partidas contenía, además del deceso de Bolívar, detalles sobre sus funerales y las actas de nacimiento de varios simpatizantes que para ese momento estaban en la Quinta San Pedro Alejandrino, donde el prócer murió.

Indicó que debido a la oxidación que presentaban las hojas del libro, lo envió al Archivo General de la Nación, en Bogotá, para su restauración. Un tuit publicado por la cuenta verificada Historia Colombia el 25 de agosto de 2017 muestra una imagen del acta de defunción de Bolívar, por lo que posiblemente ya estaba recuperado para ese momento. Hernández también dice que la muerte de Bolívar no estaba registrada legalmente por el Estado colombiano, por lo que logró su certificación con el apoyo de la fundación Luxburg Carolath.

Leer más  9 consejos para manejar el duelo con los niños durante la temporada navideña

“Esta fundación alemana se puso en la tarea de visitar al registrador nacional del Estado Civil, quien emocionado ordenó inmediatamente el registro civil de defunción de Simón Bolívar con una apostilla internacional, el cual reposará en el Panteón Nacional de Caracas”, dijo.

La nota no precisa la fecha en que se formalizó el registro. Tampoco hay información al respecto por parte de la Registraduría. Por otro lado, se desconoce si realmente el acta será enviada al Mausoleo del Libertador, pues hasta el momento ninguna autoridad venezolana ha confirmado esa declaración. 

Valor histórico

El historiador Tomás Straka también admitió para El Diario que no tiene información sobre el acta de defunción de Bolívar más allá de lo publicado en los últimos días. Tampoco recuerda haber leído sobre eso en 2010. Sea cual fuere el caso, señala que el documento no aporta nuevos elementos para los investigadores acerca de los momentos finales del prócer venezolano. “Es decir, tiene valor histórico, pero no cambia lo que se sabe de la historia”, comentó.

Al respecto, Piñero apuntó que si bien no hay nada nuevo con el hallazgo, su valor radica en sí mismo como documento histórico. “A nivel historiográfico toda fuente tiene un valor, independientemente de que la información que contenga ya la conozcamos. Toda fuente es válida y viene para confirmar, respaldar, o incluso para abrir nuevas interpretaciones. Siempre hay algo que se le puede sacar”, señaló.

Aunque en este caso la información de la nota no es falsa, sino simplemente desfasada, Piñero afirma que Bolívar suele ser un personaje bastante usado a la hora de difundirse fake news de tipo histórico. “Debe ser por un tema de polémica, pues siempre desata odios y pasiones. Es utilizado por todo el espectro ideológico, de la extrema derecha a la extrema izquierda. La figura de Bolívar ha sido usada y abusada en todos los sentidos. También es posible que ni siquiera tenga una explicación y simplemente haya sido por un error al presentar la información“, reflexionó.