• Durante un acto en Altamira, la líder de Vente Venezuela anunció el lanzamiento de la Gran Alianza Nacional, de cara a las elecciones presidenciales. La actividad transcurrió mientras una marcha oficialista pasaba por la zona, aunque sin enfrentamientos

La líder opositora María Corina Machado presentó el 23 de enero la Gran Alianza Nacional (GANA), plataforma que respaldará su candidatura para las elecciones presidenciales de 2024. El lanzamiento de este acuerdo entre partidos y movimientos opositores se realizó durante una actividad en la plaza Francia de Altamira, municipio Chacao (estado Miranda).

“Vamos a tejer nuestros acuerdos alrededor de una alianza que llamamos GANA. Desde ya estamos construyendo la gobernabilidad para el momento en que salga esta tiranía y tengamos elecciones”, declaró.

Desde la mañana, simpatizantes opositores se concentraron en la plaza Francia. Esto a pesar de que a pocos metros el régimen de Nicolás Maduro instaló una tarima con música para la marcha oficialista “Furia bolivariana”, que saldría desde el Parque del Este y pasaría justo frente al acto de Machado. No obstante, no se registraron incidentes ni enfrentamientos entre ninguna de las partes.

“Que lo sepan claramente: nadie nos saca de la ruta electoral, que es la que vamos a pasar, con la que vamos a desalojar a la tiranía. Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse (en elecciones). Así que pongan la fecha de una vez a este proceso. Dejen el miedo”, exclamó Machado.

Tres mandatos

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
María Corina Machado. Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

Durante su discurso, la líder de Vente Venezuela afirmó que con las primarias del 22 de octubre de 2023, en las que resultó vencedora, la ciudadanía emitió tres mandatos. El primero, dijo, es el liderazgo que desde ese momento asumió como abanderada de la Plataforma Unitaria Democrática. La segunda,”una ruta para enfrentar y derrotar al régimen”, la cual ratificó, será a través de la vía electoral con los comicios presidenciales. 

Leer más  ¿Qué es Coyote, el virus troyano que tiene en alerta a los bancos de Brasil?

“Que lo sepan claramente: nadie nos saca de la ruta electoral, que es la que vamos a pasar, con la que vamos a desalojar a la tiranía. Es más, quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse (en elecciones). Así que pongan la fecha de una vez a este proceso electoral. Dejen el miedo”, exclamó Machado.

El tercer mandato, señaló, es la propuesta de una visión conjunta de país para después de las elecciones. Agregó que el resultado de múltiples consensos entre los actores políticos y ciudadanos del país convergen en la Gran Alianza Nacional. Un acuerdo, que destacó, incluye a todos los venezolanos, incluso aquellos en cuarteles y la administración pública.

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

Invitó a la ciudadanía a crear sus comandos de campaña en cada municipio para formar parte de la Gran Alianza. En este sentido, destacó la formación de la Red 600K, una estructura de promoción y defensa del voto compuesta por más de 600 mil colaboradores. 

“Nunca antes ha habido en Venezuela ni en este hemisferio una red tan extensa, tan bien preparada y coordinada, donde todo el mundo sabe lo que tiene que hacer (…) Toda esta fuerza ciudadana de la Gran Alianza y el 600K conforma nuestra legión del bien, invencible”, aseveró.

Dos concentraciones

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
Opositores alrededor del obelisco de la plaza Francia de Altamira. EFE/ Miguel Gutiérrez

La actividad de Machado estaba programada para las 10:30 am en la plaza Francia de Altamira. Sin embargo, un día antes, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, convocó a una marcha oficialista desde el Parque del Este hasta el Palacio Federal Legislativo, en el centro de Caracas. La “furia bolivariana”, como la llamó, caminaría por toda la avenida Francisco de Miranda, pasando frente al acto opositor.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Jueves 22 de febrero

En la mañana, una tarima se instaló en la avenida, justo en la plaza, para servir como una de las paradas de la marcha en su recorrido. Con música a todo volumen, estaba custodiada por miembros de algunos colectivos chavistas y grupos juveniles. Apenas unos pocos metros los separaban de la concentración opositora, que comenzó a reunirse alrededor del obelisco. 

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

Aunque había alcabalas y equipos antimotines en diferentes puntos de Caracas, y sobre todo hacia el centro, en la plaza donde ambas facciones se encontrarían habían apenas una decena de funcionarios policiales. Principalmente de la Policía Nacional Bolivariana, Polimiranda y la Policía Municipal de Chacao, quienes resguardaban los 40 metros de espacio entre ambos mítines. 

Sin enfrentamientos

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
Manifestantes chavistas cerca de la convocatoria opositora en Altamira. EFE/ Miguel Gutiérrez

Del lado opositor de la plaza, personas vestidas en su mayoría de blanco ondeaban banderas de Venezuela. Organizaciones sindicales y el gremio docente habían convocado también una jornada de protestas en varias ciudades del país. La marcha oficialista no impidió que un grupo se manifetara en Plaza Venezuela, varios representantes aprovecharon el acto en Altamira para denunciar los atropellos del régimen de Maduro contra la clase trabajadora.

Mientras, en el lado chavista, desde enormes cornetas se reproducían canciones de Alí Primera, así como diferentes cuñas y propagandas gubernamentales. En un momento sonó desde allí el tema del grupo El Pacto que repetía constantemente el estribillo “Pueblo a la calle”, mientras en el acto opositor representantes sindicales agitaban una bandera gigante. “Hasta el final” fue la respuesta que tuvo la canción chavista del otro lado de la plaza. 

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
Miembros del colectivo Robert Serra se toman una foto mientras, al fondo, manifestantes opositores reclaman por elecciones libres. Foto: Jordan Flores

En un momento, un grupo de jóvenes del colectivo Robert Serra cruzó la tierra de nadie para tomarse fotos con el letrero del municipio Chacao de la plaza. Prácticamente del lado opositor, recibieron abucheos, lo que propició un intercambio de consignas entre simpatizantes del oficialismo y la oposición. Sin embargo, la situación se mantuvo en calma, sin insultos ni violencia. Luego de la mediación de la policía, los jóvenes oficialistas se retiraron de regreso a la tarima.

Leer más  A 18 años del secuestro de los hermanos Faddoul, el crimen que conmocionó a Venezuela

Casi de inmediato, entre las filas opositoras se corrió la orden de movilizarse a la plaza Bélgica de La Castellana, a solo una cuadra de su punto de encuentro original. Aunque la distancia no fue tanta, desde la tribuna oficialista se celebró como una retirada, mientras justo en ese momento llegaban a la avenida caravanas de la Fuerza Motorizada Bolivariana, un colectivo de motorizados perteneciente al PSUV.

Persecusión

En las últimas horas, grupos afectos al oficialismo atacaron diferentes comandos del movimiento de María Corina Machado, Vente Venezuela, en varias ciudades del país. Sus sede en Caracas amaneció con graffitis amenazantes alusivos a la “furia bolivairana”, una situación que también se repitió en sus oficinas en los estados Anzoátegui, Bolívar, Mérida y Táchira, además de las casas de otros partidos como Convergencia, Primero Justicia, Copei y Un Nuevo Tiempo.

Posteriormente, Vente denunció que sujetos armados secuestraron a Luis Camacaro y Juan Freites, coordinadores del partido en Yaracuy y Vargas respectivamente. Una situación similar ocurrió en Bolívar, donde presuntos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) intentaron detener al jefe de campaña de Vente en la entidad, Douglas Rodríguez.

“Yo quiero decirle a la comunidad internacional que aquí hay que ponerle un parado, detener esta locura, porque eso es lo que la ‘Furia Bolivariana’ significa: agresión, desapariciones, persecución y, obviamente, refleja el miedo de un régimen a medirse”, exigió Machado en una rueda de prensa tras su acto en Altamira.

El espíritu de la democracia

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

Sobre un camión con unas cornetas, Machado recordó que además del lanzamiento de la Gran Alianza, el acto también era para celebrar el Día de la Democracia. Recordó que se conmemora el 66 aniversario de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y bajo un discurso en el que aludió a la fe en diversas ocasiones, comparó el espírtu del 23 de enero de 1958 con las lucha democrática del año 2024.

Leer más  Investigan a Worldcoin, el proyecto que escanea el iris humano a cambio de criptomonedas

En ese sentido, explicó que en los días previos al fin del perezjimenismo, todos los actores políticas organizados bajo la Junta Patriótica se unieron y actuaron de forma coordinada junto a la sociedad civil. Resaltó específicamente el rol que en ese momento jugó el movimiento estudiantil, equiparándolo con la lucha que, desde hace años, protagonizaron los jóvenes en las protestas contra el régimen de Maduro.

María Corina Machado: “Quiera o no quiera Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela lo va a obligar a medirse”
Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

“Yo soy de una generación que nació en democracia, con todos sus errores y los problemas que tuvimos, pero muchos de los que están aquí hoy solo han conocido esta opresión. Muchos se preguntan por qué estamos chamos, que solo han vivido bajo tiranía, son capaces de hacer lo que hacen por la libertad”, dijo.

Al terminar su discurso, la concentración opositora se disolvió sin mayores complicaciones. Ahora estaba presente un contingente de policías antimotines que desviaban el flujo de personas para evitar la avenida. A los pocos minutos comenzó a pasar la marcha oficialista. Una procesión de simpatizantes del chavismo, milicianos y empleados públicos que continuaron su paso hacia el centro de Caracas, coexistiendo sin problemas con los opositores que regresaban a casa.

Noticias relacionadas