• El exmilitar venezolano le dejó a su hermano Javier Ojeda un texto de 185 páginas autobiográficas que relatan las torturas que sufrió en su detención en el año 2017 por “traición a la patria” 

Javier Ojeda, hermano del exteniente venezolano Ronald Leandro Ojeda Moreno, suministró al medio La Tercera de Chile un diario que escribió su familiar sobre su testimonio de torturas que habría sufrido en el año 2017 cuando fue acusado de presuntamente estar involucrado en planes “con fines conspirativos y planificación de acciones terroristas” en Venezuela. 

Ronald Ojeda describe en el texto, de 185 páginas autobiográficas, que el 25 de marzo de 2017 estaba de guardia en el estado Apure cuando fue citado por sus superiores para una reunión. En el lugar, lo felicitaron por su trabajo y le dieron un sobre con dinero, según la información citada por La Tercera.

Ojeda narra que, minutos después, le pidieron abandonar la unidad, preparó sus cosas y se subió a su vehículo. Cuando estaba dispuesto a irse del sitio, fue interceptado y acusado de traidor para luego ser llevado a la fuerza a un aeropuerto abandonado. 

Leer más  Estados Unidos aprobó permisos para ciertas transacciones con bonos de PDVSA
Ronald Ojeda escribió en un diario de las presuntas torturas que sufrió en Venezuela
Foto: La Tercera
Me entregaron al órgano de inteligencia de la tiranía; por un presunto golpe militar fallido contra el tirano Nicolás Maduro y sus acólitos. Allí comenzaron las torturas. Lo primero fue una patada en la cabeza. Abrían la puerta del avión y me amenazaban con lanzarme. Me rociaron gas pimienta en el rostro y luego me asfixiaron con una cuerda amarrada a su cuello”, describió Ojeda en el texto que tuvo acceso el diario chileno. 

El exmilitar venezolano contó en el escrito que fue sometido a descargas eléctricas para “coaccionarlo”. En el texto deja por sentado que sufrió sesiones donde se “le pusieron cables a los extremos de mis orejas, en los dedos meñiques de las manos y en los tobillos”. 

Además, de acuerdo con el testimonio, mientras estaba esposado, le dejaban puesta “una capucha y echarle agua para evitar que entrara el oxígeno”.

Leer más  Detuvieron a un hombre por abusar sexualmente de una adolescente en un supuesto ritual de santería en Caracas

Ojeda también reseñaló que fue trasladado hasta una celda de una cárcel de la Dirección General de Contrainteligencia Militar venezolana (DGCIM) en Caracas. El exmilitar describe que los custodios “le arrojaban comida al piso. Debía comer una arepa y lentejas”. 

Cuando terminaba de comer, el exmilitar menciona que lo sacaban para más sesiones de tortura e interrogatorio, encabezadas por funcionarios de la DGCIM. Allí, afirma que escuchaba cómo torturaban también a otros acusados en celdas vecinas. 

#TeExplicamosElDía | Sábado 2 de marzo
Foto: Cortesía

Las torturas eléctricas se vuelven una práctica común para forzar la cooperación, según su testimonio. 

“Iniciaban con sesiones de descargas eléctricas leves, pero que escalan según la información que requerían. La asfixia y los golpes con barras envueltas en esponja sirven para negar la existencia de la ley. Los cuartos oscuros y las celdas aisladas buscan controlar la mente, inducir el autocastigo y aceptar la imposición como castigo por un supuesto pecado”, describió el venezolano en su diario. 

Leer más  ¿Cuáles son los pasos a seguir para formalizar un emprendimiento en Venezuela?

Ojeda denuncia que “soportó atrocidades en una prisión insalubre que le causó picazón y sarna”. Mientras tanto, su esposa daba a luz, pero no le permitieron saber sobre su estado. 

El teniente confiesa que, a pesar de las torturas, “siempre mantuvo su inocencia”.

En su diario, Ojeda relata su escape de Venezuela y su búsqueda de justicia para el país.

La libertad nació sin apellidos. Nació libre como el viento, con nombre de mujer y con sangre de libertad. Hoy vinieron por mí; mañana irán por ti. Todos somos culpables, hasta que se demuestre lo contrario”, es uno de los pensamientos de Ronald Ojeda en su diario y que fueron publicados por el diario chileno La Tercera.

Quién era Ronald Ojeda

Borrador automático
Foto: Cortesía

Ronald Ojeda, un exmilitar venezolano, fue hallado muerto el viernes 1° de marzo en la localidad de Maipú, Chile. Su cuerpo, oculto en una maleta, fue encontrado sepultado en cemento a 1,4 metros de profundidad, de acuerdo con reportes del medio de comunicación chileno BioBio. 

Ojeda se había exiliado en Chile, donde vivía con su esposa y su hijo. En 2022, manifestó frente al palacio de La Moneda, Santiago, para exigir justicia para las personas que están detenidas por motivos políticos en el país. 

Leer más  Una influencer rusa murió al intentar tomarse una selfie en un mirador

En 2023, el gobierno de Gabriel Boric le concedió asilo político para garantizar su seguridad en Chile. Sin embargo, el 24 enero de 2024, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana lo incluyó en una lista de 33 militares implicados en supuestas conspiraciones, por lo que fueron degradados y expulsados del cuerpo castrense.

Representantes nacionales e internacionales han exigido al gobierno de Chile promover una “exhaustiva investigación” para esclarecer las causas que motivaron el secuestro y posterior hallazgo del cadáver del exmilitar venezolano Ronald Ojeda. De parte de la vocería oficial chilena, la ministra del Interior y Seguridad Pública de ese país, Carolina Tohá, declaró que el “homicidio” del exmilitar venezolano “será castigado con la mayor dureza”. 

Noticias relacionadas