• Investigaciones apuntan a una combinación adecuada entre buen descanso y actividades que obliguen a entrenar la mente

En la era del constante bombardeo de información y el estilo de vida acelerado, cuidar la salud cerebral se ha vuelto una prioridad para muchas personas, de acuerdo con diversas investigaciones científicas. 

Especialistas en neurociencia y salud mental destacan la importancia de adoptar hábitos que promuevan un cerebro sano y resistente a enfermedades degenerativas como el mal de Alzheimer.

Gema Climent, neuropsicóloga clínica, explicó en una entrevista a la revista Infosalus publicada el 11 de marzo que ya no son tan indispensables aquellas técnicas comunes relacionadas con juegos como el sudoku o aprender un idioma.

Descubrimiento científico abre nuevas vías de investigación en alzhéimer y párkinson
Foto: iStock.

Para Climent, basta con modificar algunos hábitos para cuidar el cerebro, entre ellos, un buen descanso. 

“Cuidar nuestro sueño, vigilar el sobrepeso, no fumar y hacer ejercicio son puntos esenciales para la salud, porque también será bueno para el cerebro”, apuntó la doctora.

Leer más  Enfermedad del beso: qué es y cómo se contagia

Para la especialista, cualquier método que tenga que ver con los sentidos como refrescar conocimientos de trabajo o volver a leer un libro, contribuyen a una estimulación cognitiva.

El valor del descanso

Al igual que la opinión de la doctora Gema Climent, diversos análisis e investigaciones han respaldado por años que uno de los pilares fundamentales para la salud cerebral es el sueño adecuado. 

La organización no gubernamental (ONG) Fundación Nacional del Sueño (National Sleep Foundation) de Estados Unidos, refiere que los adultos deberían dormir entre 7 y 9 horas por noche para un funcionamiento óptimo del cerebro. 

Durante el sueño, el cerebro procesa información, consolida la memoria y realiza funciones de limpieza crucial para eliminar toxinas acumuladas durante el día”, señaló la ONG.

Mientras que el Instituto Nacional de Salud estadounidense afirmó en su sitio web que no dormir podría provocar algunas enfermedades.

Leer más  Halving de bitcoin: ¿cuándo se espera y qué impacto puede tener sobre su precio?

“No dormir lo suficiente o tener una mala calidad de sueño de manera constante aumenta el riesgo de tener presión arterial alta, enfermedad cardíaca y otras condiciones médicas”, publicó la institución.

Neurociencia: estas son las actividades que estimulan el cerebro
Referencial: Pixabay.

Peso saludable 

Otras investigaciones apuntan a que el sobrepeso y la obesidad no solo afectan el cuerpo, sino también al cerebro. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el exceso de peso aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, que a su vez pueden contribuir a problemas cognitivos y demencia en etapas posteriores de la vida. 

Leer más  Qué es el fidgeting y cuáles podrían ser sus beneficios  

Es por ello que los especialistas afirman que adoptar una dieta equilibrada y realizar actividad física regularmente son clave para mantener un peso saludable y proteger la salud cerebral.

La importancia del acompañamiento psicológico para los deportistas 
Imagen referencial: iStockphoto.

Estimulación mental

Fomentar la curiosidad y el aprendizaje a lo largo de la vida es esencial para mantener el cerebro activo y saludable, según especialistas en neurociencias.

Según estudios de la Asociación de Alzheimer de Chicago (EE UU), mantenerse mentalmente activo puede retrasar el inicio de la demencia y reducir el riesgo de deterioro cognitivo. 

Actividades como resolver crucigramas o participar en juegos de estrategia pueden ayudar a mantener la agilidad mental y fortalecer las conexiones neuronales.

Cuatro actividades que contribuyen con la agilidad mental y estimulan el cerebro
Foto referencial

Actividad física regular

En otros aspectos, varias investigaciones también coinciden con que el ejercicio no solo beneficia el cuerpo, sino también el cerebro. 

El ejercicio regular, según especialistas en entrenamientos, aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, promueve el crecimiento de nuevas células cerebrales y mejora la función cognitiva y la memoria.

Leer más  El expresidente Donald Trump asiste a la selección del jurado de su juicio penal en Nueva York: los detalles

Además, mantener conexiones sociales significativas también son determinantes en la salud cerebral. Diversas organizaciones señalan que el aislamiento social puede aumentar el riesgo de depresión y deterioro cognitivo. 

Pasar tiempo con amigos y familiares, participar en actividades comunitarias o voluntariado pueden ayudar a mantener el cerebro activo y saludable a lo largo de la vida.

Es por ello que padecer estrés crónico puede tener efectos perjudiciales en el cerebro a largo plazo. La Asociación Americana de Psicología destaca la importancia de adoptar técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la respiración profunda, o la práctica de mindfulness para reducir los niveles de cortisol y promover la salud cerebral.

Noticias relacionadas