• La hiperhidrosis requiere de una evaluación médica multidisciplinaria para descubrir su origen y así determinar el mejor tratamiento

Muchas personas sudan de manera excesiva sin razón aparente, a este síntoma se le conoce como hiperhidrosis y las causas pueden ser diversas. 

Para identificar las causas de la hiperhidrosis, es necesaria una evaluación médica multidisciplinaria que podría incluir a dermatólogos, endocrinos e internistas.Estos especialistas analizan cada caso para asegurarse que la sudoración es causada por una enfermedad, genética o desorden hormonal. 

La sudoración es una función corporal natural que ayuda a regular la temperatura del cuerpo, sin embargo, cuando se produce en exceso suele ser incómodo.

De acuerdo con la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis, con sede en Estados Unidos, la sudoración excesiva afecta a aproximadamente el 1 % de la población y puede ser localizada en áreas específicas como las axilas, las manos o los pies, o generalizada, cuando aparece en todo el cuerpo.

Leer más  La FDA ordenó el retiro de dispositivos cardíacos por riesgo de obstrucción
¿Cuáles son las posibles causas de la sudoración excesiva?
Foto: Pixabay

Causas de la sudoración excesiva

La dermatóloga española Beatriz Castro explicó que la regulación del sudor se realiza en las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas. 

“La predisposición genética, algunas enfermedades, como alteraciones tiroideas, la influencia hormonal y algunos medicamentos pueden relacionarse con un aumento de la sudoración”, señaló la experta al portal especializado 20minutos

Además, señaló que otra de las posibilidades es que la persona podría sufrir de una hipoglucemia severa (baja del nivel de azúcar en sangre), lo que pondría en riesgo la vida.

Leer más  OVF prevé una tasa de cambio de Bs. 60 por dólar para diciembre de 2024

“El hipertiroidismo también se esconde detrás de una transpiración desmedida, e incluso un linfoma. Pero tener mucho sudor puede ser también el efecto secundario que provocan algunos medicamentos betabloqueantes o antidepresivos. Es por ello, que el diagnóstico siempre debe ser del profesional de la salud”, añadió la dermatóloga.

Existen otros posibles desencadenantes de la sudoración excesiva, según la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis: 

¿Cuáles son las posibles causas de la sudoración excesiva?
Foto: Pixabay

– Factores emocionales: ansiedad, estrés, miedo o vergüenza 

– Variables ambientales: calor, uso de ropa para el frío en épocas de calor, consumo de alimentos picantes o bebidas calientes 

– Problemas hormonales: menopausia, hipertiroidismo o diabetes 

– Medicamentos: algunos fármacos como antidepresivos, analgésicos o anticolinérgicos pueden tener como efecto secundario la sudoración excesiva

– Infecciones: tuberculosis, VIH o malaria 

Leer más  Blancorexia: ventajas y riesgos del blanqueamiento dental

– Fiebre: cuando la temperatura corporal sube, el organismo reacciona con la sudoración para regularse 

– Obesidad: el exceso de peso puede ocasionar sudores tras un mínimo de actividad física

– Genética: esta condición podría ser hereditaria, es decir, si alguno de los padres sufre de hiperhidrosis, es probable que se repita en la descendencia

– Cáncer: en casos raros, la hiperhidrosis puede ser un síntoma de linfoma

¿Cuáles son las posibles causas de la sudoración excesiva?
Foto: Freepik

Tratamiento para la hiperhidrosis

Esta condición suele incomodar a quienes la padecen por algunos problemas secundarios como manchar de sudor la ropa, mal olor corporal o el aislamiento social debido al constante goteo de sudor en el cuerpo que a su vez podría desencadenar problemas de autoestima.

Leer más  La OMS insta a estar atentos de la transmisión de la gripe aviar H5N1 a humanos

Los expertos evalúan cada caso para determinar el tratamiento más adecuado para controlar la sudoración excesiva. Desde desodorantes especiales, medicamentos recetados y procedimientos médicos pueden ayudar a reducir o desaparecer este problema. 

Existen algunas opciones que los especialistas pueden indicar:

– Antitranspirantes especiales: algunos productos incluso pueden usarse en otras partes del cuerpo y no solo en las axilas

– Medicamentos: betabloqueantes o anticolinérgicos pueden ayudar a reducir la sudoración

– Terapia de iontoforesis: se utiliza una corriente eléctrica de baja intensidad para bloquear las glándulas sudoríparas

– Toxina botulínica: a través de inyecciones de botox se puede regular la hiperhidrosis axilar

– Cirugía: en casos severos, se puede determinar la extirpación de las glándulas sudoríparas afectadas

Noticias relacionadas