• Los expertos consideran que este avance podría abrir las puertas para diseñar tratamientos especializados que ayuden a dejar de fumar

Un estudio de la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, descubrió un circuito de retroalimentación en el cerebro que involucra a la hormona femenina estrógeno que podría explicar por qué las mujeres son más propensas a la adicción a la nicotina que los hombres. 

De acuerdo con la autora del estudio, Sally Pauss, el hallazgo abre nuevas posibilidades para el desarrollo de tratamientos específicos para mujeres que buscan dejar de fumar o consumir otros productos con nicotina.

Las investigaciones previas ya habían demostrado que las mujeres tienen una mayor predisposición a desarrollar dependencia a la nicotina y a experimentar más dificultades para dejar de fumar, por lo que este informe se centró en comprender las razones detrás de esta disparidad de género.

Leer más  ¿Cuándo reabrirá la catedral de Notre Dame? 

El equipo de investigación descubrió que el estrógeno induce la expresión de unas proteínas llamadas olfactomedinas en áreas del cerebro relacionadas con la recompensa y la adicción. 

La experta destacó en el estudio, reseñado por la agencia Europa Press, que la interacción entre el estrógeno, la nicotina y las olfactomedinas crea un circuito de retroalimentación que impulsa la adicción a la nicotina en las mujeres. 

Explicó que cuando una mujer consume nicotina suprime la producción de olfactomedinas, lo que a su vez reduce la actividad del circuito de recompensa en el cerebro y lleva a la persona a fumar más cigarrillos para intentar recuperar la sensación de placer.

Los 12 tipos de cáncer que puede provocar fumar
Foto: Pixabay

¿Qué son las olfactomedinas?

Las olfactomedinas son una familia de proteínas que se encuentran principalmente en las células del sistema olfativo, donde desempeñan un papel fundamental en la detección de olores.

Tratamientos para dejar la nicotina

El estudio señaló que este nuevo conocimiento abre la puerta al desarrollo de nuevos tratamientos enfocados en mujeres basados en fármacos que bloqueen la acción de las olfactomedinas o que interfieran con este circuito de retroalimentación.

Leer más  Estudio de la UCAB prevé que la economía venezolana crezca un 4,5 % en 2024

“Si el estrógeno impulsa la búsqueda y el consumo de nicotina a través de las olfactomedinas, podemos diseñar medicamentos que reduzcan ese efecto al dirigirse a las vías alteradas en el cerebro. Esto facilitaría que las mujeres dejen de fumar”, señaló la doctora Pauss.

La investigación destacó también la importancia de considerar las diferencias de género en la investigación y el tratamiento de la adicción a la nicotina de forma separada. 

Además, señalaron que las mujeres que consumen estrógeno en forma de anticonceptivos orales o terapia de reemplazo hormonal podrían tener un mayor riesgo de desarrollar adicción a la nicotina, por lo que es importante tener en cuenta este factor al brindarles atención médica.

Leer más  Qué es el fidgeting y cuáles podrían ser sus beneficios  

Las conclusiones del estudio refirieron que seguirán con las pruebas para determinar las vías de señalización exactas que impulsan el consumo de nicotina al realizar estudios de comportamiento en animales.

El proyecto de ley de Nueva Zelanda que busca impedir a personas de 14 años o menos empiecen a fumar
Foto: iStock

Vínculo entre la materia gris y la adicción a la nicotina

En un estudio publicado en agosto de 2023, se relacionó la adicción a la nicotina con un nivel reducido de materia gris en dos áreas del cerebro, sobre todo en los adolescentes. 

Un grupo de científicos de las universidades de Cambridge y Warwick, en el Reino Unido, y la Universidad Fudan, en China, analizó imágenes cerebrales y datos conductuales de más de 800 jóvenes a las edades de 14, 19 y 23 años.

Leer más  ¿Los venezolanos pueden tramitar o renovar su cédula de identidad en el exterior?

El estudio encontró que, en promedio, los adolescentes que comenzaron a fumar a los 14 años o antes tenían significativamente menos materia gris en una sección del lóbulo frontal izquierdo asociada con la toma de decisiones y la transgresión de normas.

La materia gris es el tejido cerebral que procesa la información y contiene todas las neuronas del órgano. Aunque el desarrollo cerebral continúa hasta la edad adulta, el crecimiento de la materia gris alcanza su punto máximo antes de la adolescencia.

Los investigadores sugieren que el volumen reducido de materia gris en el lado izquierdo de la corteza prefrontal ventromedial podría ser un “biomarcador heredable” para la adicción a la nicotina, algo que tiene implicaciones para la prevención y el tratamiento.

Noticias relacionadas