• La instalación y la mensualidad del servicio tiene un costo conjunto cercano a los 600 dólares

Ofrecer acceso a un servicio de Internet satelital de alta velocidad y bajo costo a todo el planeta. Ese fue el sueño que impulsó al empresario y millonario estadounidense Elon Musk a fundar la compañía Starlink en el año 2015.

Luego de casi cinco años este sueño parece estar a punto de conseguirse, si bien no en todo el mundo, sí en algunas zonas de Estados Unidos. Muestra de ello fue el inicio de una beta pública en la que la empresa eligió a miles de personas, que previamente habían expresado su intención de participar en el proyecto, para que tuvieran acceso al servicio.

Las pruebas llevadas a cabo por los usuarios parecen demostrar que la velocidad de conexión está a la altura de lo prometido por Starlink, pues han podido conectarse a Internet a velocidades de hasta 208 Mbps.

Ser uno de los “afortunados” de probar el servicio que presta la empresa de Elon Musk no es algo que esté al alcance de cualquier persona en Estados Unidos. Quienes deseen disfrutar de la conexión a Internet, además de ser preseleccionados, tiene que cancelar 499 dólares por la instalación. A este monto se suma también el precio de la mensualidad, la cual es de 99 dólares.

Costo. Los usuarios deben cancelar un total de casi 600 dólares para poder disfrutar del servicio.

Sin embargo, algunos usuarios aseguran que para aquellas personas que residen en zonas rurales donde no existe infraestructura que permita disfrutar de conexiones de alta velocidad esta es la mejor alternativa. Califican el pago de 3,3 dólares diarios como una “oferta estupenda”.

El propio Musk se ha referido al precio de instalación del servicio afirmando que uno de los principales retos al que se enfrentan los ingenieros de su compañía es intentar disminuir su costo final.

“Reducir el costo del kit Starlink es en realidad nuestro desafío técnico más difícil”, publicó el magnate en su cuenta de Twitter en respuesta al comentario de un usuario.

No es la primera oportunidad en la que el empresario se refiere a las dificultades para reducir los costos. Durante una entrevista concedida en mayo afirmó que tendrían que pasar todavía “algunos años” para que este servicio sea asequible para el público en general.

Starlink no es la primera apuesta de Musk en el terreno de las operaciones espaciales pues también es propietario de SpaceX, una empresa de fabricación aeroespacial y de servicios de transporte espacial. La misma cuenta con contratos con la Nasa para el envío de suministros a la Estación Espacial Internacional valorados en más de 1,6 millardos de dólares.

Velocidad comprobada

Varios de quienes han tenido acceso al servicio de Starlink han compartido, en una lista publicada en Reddit, sus pruebas de velocidad para compararlas con las de otros usuarios. En ellas puede apreciarse cómo las conexiones superan, en promedio, los 150 Mbps de descarga llegando a su vez hasta los 33 Mbps en subida de datos.

Estas velocidades son significativamente superiores a las registradas por los propios usuarios durante los meses previos a que la beta pública iniciara. En ese momento las mismas se ubicaban por el orden de los 15 Mbps.

Crecimiento. Está previsto que en febrero la beta pública incluya a usuarios europeos.

Estas velocidades son posibles gracias a lo que desde la empresa denominan como una  “constelación de satélites” compuesta por 895 aparatos que se encuentran en órbita a 550 kilómetros de altura.

Desde la empresa esperan que la velocidad de conexión se incremente una vez que logren desplegar otros 11.000 satélites con los cuales además podrán ofrecer el servicio a usuarios de todo el mundo.

Es por eso que partiendo de la promesa que hace Starlink de brindar un servicio de Internet satelital a todo el planeta podría esperarse que el mismo pudiese llegar a ofrecerse en Venezuela. Esto podría ser posible, a largo plazo, si la empresa considera que el mercado venezolano es atractivo.

Venezuela

Las velocidades de conexión que ofrece Starlink contrastan de forma dramática con las que brinda la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), el mayor proveedor de Internet (ISP por sus siglas en inglés) del país.

Los planes que ofrece Cantv abarcan velocidades que van desde 256 Kbps hasta los 22 Mbps. Este último comenzó a ser ofrecido desde mediados del mes de agosto del presente año.

Si bien desde Cantv denominan estos planes como conexiones banda ancha, algunas empresas consideran que dicho término solo es aplicable para velocidades que superen los 25 Mbps.

Otros ISP ofrecen velocidades superiores gracias a tecnologías como la Fibra Óptica hasta el Hogar (FTTH) o también mediante conexiones de radiofrecuencia de la mano de proveedores de servicios de Internet inalámbrico (WISP por sus siglas en inglés).

Estos proveedores ofrecen planes de conexión que van desde 5 hasta 500 Mbps los cuales pueden tener precios a partir de 60 dólares mensuales hasta más de 250 dólares. Montos que al igual que el servicio prestado por Starlink no están al alcance del público en general tomando en cuenta que el salario mínimo se ubica en menos de 1 dólar.

Disparidades

La brecha entre las velocidades ofrecidas por la compañía estadounidense y las registradas en el país quedan de manifiesto al observar el informe de conectividad del mes de septiembre publicado por el portal web Speedtest, el cual situó al país como el segundo más lento del continente con 8,64 Mbps. El último lugar es ocupado por Cuba con 4,72 Mbps.

Esa velocidad promedio representa casi 140 Mpbs menos que la registrada por los usuarios de Starlink. Esto pone en evidencia la precaria situación en la que se encuentra Venezuela en materia de conexión a Internet.

Proveedores

En Venezuela existen múltiples empresas como Telecorp, Syntelix, Satelca y Sistelmedia las cuales ofrecen servicios similares a los que presta Starlink en Estados Unidos. Estos se encuentran enfocados principalmente en el sector empresarial, y en una menor medida en el residencial. 

Las propias empresas explican que el motivo de ello son los altos costos inherentes a los equipos y su instalación debido a que estos pueden superar los 2.000 dólares. Montos que en teoría es poco probable que puedan ser asumidos por clientes residenciales.

No obstante, existen aspectos que marcan una clara diferencia entre el servicio de internet satelital que se brinda en el país, con respecto al que ofrece Starlink. Una de ellas es la velocidad de descarga de datos que pueden disfrutar los clientes. 

En el caso de la empresa estadounidense quienes tengan contratado su servicio pueden  contar con velocidades de hasta 200 Mbps. Mientras que en el caso de los planes que en Venezuela los planes de Internet satelital ofrecidos no superan los 100 Mbps.

Otro aspecto que diferencia ambos servicios tiene que ver con los costos de las mensualidades pues, si bien no garantizan velocidades similares, los precios son significativamente superiores a los que ofrece Starlink.

Esta situación queda en evidencia al observar que algunas compañías pueden llegar a cobrar hasta 220 dólares mensuales por velocidades que no superan los 20 Mbps.

Los altos costos del servicio de Internet satelital lo convierten en una solución pensada para el sector empresarial pues en el segmento residencial existen otras opciones como el FTTH y la radiofrecuencia cuyos precios son significativamente menores.

Noticias relacionadas