• La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) realizó un encuentro denominado “Macrotendencias: La nueva revolución industrial”. Allí expertos analizaron la nueva realidad económica y la implementación de energías renovables

Las energías renovables se consideran el futuro para la obtención de electricidad con menos daños sobre el medio ambiente. En Latinoamérica existe un gran potencial debido a los grandes recursos naturales que posee la región.

Cecilia Castillo, presidenta ejecutiva de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), señaló durante el evento Perspectiva 2021 denominado “Macrotendencias: La nueva revolución industrial”, que el objetivo del encuentro era analizar las principales tendencias económicas e industriales para promover diferentes estrategias que aporten al crecimiento de estos sectores.

“Hoy conoceremos cómo prepararnos para afrontar con determinación los cambios que supone un nuevo entorno económico global y regional”. Así lo indicó Francisco Acevedo, primer vicepresidente de Conindustria y presidente del Grupo Landa. 

Acevedo precisó que 2020 ha sido un año atípico y que la pandemia ha cambiado el orden de las cosas y ha influido en todos los sectores. “El futuro irrumpió y los planes se adelantaron”, agregó.

Cambios en el sector energético

AES Corporation. Es una compañía multinacional que se dedica a la generación y distribución de energía eléctrica.

Andrés Gluski, presidente global y director ejecutivo de AES Corporation, indicó que en el sector energético y específicamente de electricidad se están viendo cambios fundamentales.

Señaló que la tendencia de impacto más grande es la caída en el precio de generar la electricidad con renovables: solar y eólica.

“Cuando se habla de energía renovable y se ponen metas muy ambiciosas como reducir la producción de dióxido de carbono, no se menciona el problema de la capacidad de tener energía las 24 horas todos los días”, agregó Gluski.

Detalló que la energía renovable es intermitente, por el tema climático (los vientos y nubes), por lo que el reto que se tiene es cómo darle capacidad al sistema, eso se puede lograr por dos formas:

  • Energía convencional como la hidroeléctrica (la que se tiene en Venezuela).
  • Por baterías (litio).

Caída del precio de la energía renovable

Gluski indicó que la gran caída en el precio renovable empezó porque China invirtió demás en paneles solares. Esto causó un colapso en el costo, más que la tecnología.

“Por una parte ha caído el precio de energía renovable, por otro eso es lo que quiere el consumidor. Es lo que nos piden las grandes corporaciones que quieren bajar su impacto ambiental”, precisó.

Agregó que en las turbinas eólicas ha habido importantes logros de aumentar su capacidad y se ha tenido una revolución en lo que son sistemas de almacenamiento de energía.

A mí me enorgullece mucho que AES es líder hoy en día, le vendemos estos sistemas a terceros en conjunto con Siemens Energy, estamos en 22 países”, dijo.

Proceso de transición

Siemens Energy. Empresa creada para generar energía sostenible, confiable y asequible, con tecnologías innovadoras.

José Aparicio, director ejecutivo de Siemens Energy para México, Centroamérica y El Caribe, sostuvo durante el encuentro que parte de su análisis en los últimos cinco años fue entender realmente el cambio, cómo se estaba yendo de energías tradicionales y cambiando hacia nuevas tecnología y la implicación de eso dentro del proceso.

Detalló que tienen las conclusiones de los cambios basadas en cuatro “D”: 

  • Demanda de la necesidad de mantener los equipos con suministro de energía. Asegurar que haya un suministro en el periodo de transición.
  • Descarbonización: es algo que está llevando a repensar por cuestiones ambientales y en exigencia del mercado. 
  • Descentralización: se está viendo un cambio en lo que originalmente eran centrales de carbón o hidroeléctricas y como parte de esa transformación la utilización ahora de almacenamiento de energía.
  • Digitalización: está en todos los procesos que se realizan, los análisis y data de equipos.

“Estamos hablando de un proceso de transición, pasar de energía tradicional a una más sustentable”, subrayó. 

Señaló que cuando se habla de energías renovables realmente se enfoca más en función de la descarbonización porque “es como se unen diferentes tecnologías para reducir el nivel de las emisiones de dióxido de carbono”.

Reiteró que las energías renovables son un elemento importante y que Latinoamérica estuvo por muchos años en la construcción de centrales hidroeléctricas, lo que parte también de ese proceso de descarbonización.

Almacenamiento de energía

Aparicio menciona que otras cosas que se pueden implementar es el almacenamiento de energía, en donde se están viendo cambios interesantes. 

Con la reducción de los costos de producción de energía solar y eólica se nota que hay una excedente de capacidad en ciertas horas debido a que no se puede controlar la energía que se está produciendo”, indicó.

Agregó que se puede utilizar ese excedente de energía utilizando un proceso de hidrólisis que permite producir “hidrógeno verde”, el cual surge como una alternativa para reducir las emisiones.

Precisó que no se puede dejar de utilizar las tecnologías existentes, y que se debe pensar en cómo se puede transformar la utilización de combustible en ese tipo de centrales eléctricas con menos impacto ambiental.

“El almacenamiento es algo esencial y puede ser implementado siempre y cuando la legislación de los países permita ese tipo de tecnologías, además tiene una serie de beneficios a la estabilidad de la red que se deben considerar”, detalló Aparicio.

Cogeneración

“Para un proyecto de cogeneración estamos construyendo en Brasil una planta petroquímica. En la central se va a utilizar una turbina tradicional pero operando a un 60% de hidrógeno, es decir, la combinación de gas natural e hidrógeno para la producción de energía eléctrica”, detalló Aparicio.

Sostuvo que uno de los procesos es utilizar los otros componentes como el hidrógeno, lo que se está promoviendo en Europa. Además de implementar la utilización de plataformas de monitoreo que permitan revisar cómo están operando los diferentes elementos de los sistemas eléctricos. 

Relató que para las industrias, en México han incentivado mucho la cogeneración y proyectos que permitan utilizar con mayor eficiencia el combustible primario como el gas natural, algo que ha funcionado con la industria textil y alimentaria.

Energía renovable en Venezuela

El experto Andrés Gluski señaló que están invirtiendo en miles de megavatios en toda Latinoamérica, la cual tiene uno de los sistemas más verdes del mundo porque depende de la energía hidroeléctrica.

En Venezuela tenemos un potencial enorme para los renovables especialmente energía solar en Paraguaná, estado Falcón. También tenemos buenos recursos eólicos en el Zulia”, detalló.

Precisó que aunque en Venezuela se tienen pocos renovables existe un gran potencial. Agregó que existe un parque térmico que necesita gas por lo que ese recurso también será muy importante para la recuperación en Venezuela.

Indicó que utilizando el almacenamiento de energía y los sistemas inteligentes digitales se pueden recuperar muchos de los sistemas de transmisión y que no hace invertir tantos miles de millones de dólares.

“Si ya se tienen centrales grandes, lo más rápido que se puede hacer es recuperarlas. Si hay nuevos caseríos que no tienen electricidad, en vez de colocar una línea de transmisión a esa zona, es más fácil implementar un sistema de almacenamiento de energía solar o eólico”, puntualizó Gluski.

Reiteró que Latinoamérica tiene muchos recursos renovables y tiene menos intensidad de emisiones de dióxido de carbono. “El gas va a ser un complemento importante en esa transición en los próximos 10 años”, recalcó.

Consideraciones ambientales en Venezuela

El ingeniero petrolero Juan Zsabo precisó que cada vez se hace más importante el tema ecológico, por lo que se está tratando de iniciar con un estudio ambiental de línea base para atenerse a la mejoras que se deben establecer.

Dentro de estas consideraciones se encuentran: diseñar un plan global de remediación ambiental, eliminar la quema y venteo de gas natural. Así como gasificar la generación termoeléctrica, potenciar la combinación de recuperación mejorada y desarrollar gas costa afuera.

“Todo se debe ver en el contexto que la generación eléctrica en Venezuela puede ser en su totalidad de origen hídrico. La geografía nacional cuenta con enormes pulmones verdes, lo que nos coloca en una posición ventajosa”, indicó en el foro sobre Propuestas para recuperar la industria petrolera realizado por El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) el 6 de noviembre.

Pese a la crisis del país, el experto José Aparicio señaló que Venezuela tiene una oportunidad de ver lo que ha sucedido en los países europeos y asiáticos para tomar las mejores decisiones y utilizar el potencial que existe para desarrollar la nueva generación de energía enfocada en las necesidades y capacidades del país.

“El futuro es brillante, las tecnologías están regresando a un nivel que van a ser competitivas y que va a permitir eventualmente a la industria venezolana ser líder nuevamente en Latinoamérica”, concluyó.

Noticias relacionadas